Televisión y otras pantallas

editado julio 2012 en Café Homeschooler
Después de hablar de este tema con Anicka por teléfono ayer, y en otras ocasiones con otras madres, siento la necesidad de abrir este hilo. Quiero saber vuestra postura sobre el uso indiscriminado, controlado o restringido de televisión, ordenador, videojuegos, dvds o lo que sea en este sentido.
Mi opinión al respecto ya la conoce medio mundo jajaja, soy muy reacia, pero voy a exponer todo lo que yo creo. Como no tengo yo una gran memoria, tendré que ponerme a buscar textos que me "respalden" jajaja. Me apetece que creemos debate sobre esto!

Creo que el consumo habitual es nocivo para la inteligencia.
Creo que el tiempo dedicado a estas "vidas de segunda mano" se deja de participar en la "vida de verdad".
Creo que se trata de una inmersión en mundos alternativos y dificulta la convivencia con el mundo real.
Creo que la "creatividad instrínseca" se ve alterada para dar paso a imitación, repetición y recreación de algo creado artificialmente.
Creo que puede crear dependencia.
Creo que sustituye las relaciones humanas.
Creo que las intenciones de los creadores de casi todo esto es lo suficientemente sospechoso como para no querer que utilicen a mis hijos para sus estrategias de márqueting comercial o ideológico.
Creo que la autorregulación con algo tan poderoso es sumamente difícil, y para algunos niños más sensibles llega a ser imposible.

«134567

Comentarios

  • Seguramente es cierto todo lo que has dicho pero si la pantalla está accesible, ¿cómo evitarlo sin autoridad? para mi aún es más nocivo no dejar elegir y usar nuestro poder sobre ello.

    Además en este tema me preocupa más la causa que las consecuencias.
  • Terrible dilema.
    Yo, en algunos asuntos me inclino por la "orientación", que no autoridad pura y dura. Aunque a veces eso suponga ejercer presión, llámalo "obligar".
    Nuestra selva o bosque tiene otro tipo de peligros. No tenemos animales temibles o plantas venenosas (generalmente), pero si muchas, muchas cosas peligrosas para la salud.
    Para mí, resulta indispensable poner límites en el aceso a la selva. Y acompañando el crecimiento de nuestros hijos, esos límites conviene acompañarlos de las explicaciones que pueddan comprender sobre los peligros que acechan en el bosque.
    Incluyo en este capítulo las pantallas, la alimentación, determinados juguetes y otras cosas (como la publicidad, en parte, pero solo en parte un peligro colateral de las pantalas).
  • editado julio 2012
    En nuestra casa no es del todo accesible. Ellos saben que no pueden poner solos la tele, aparato que está encerrado en un armario y del que se olvidan durante temporadas si no lo abrimos. El ordenador está guardado y ocurre lo mismo. No están siempre a la vista por lo que no forma parte de la vida diaria.
    Autoridad, habría que definirlo. Y también habría que ver hasta qué punto una vida tan desnaturalizada hace necesario que se limite el acceso a determinadas cosas. Porque una de las diferencias con otras culturas que viven de un modo más natural es que estamos rodeados de COSAS, las tribus del Amazonas no tienen cosas, ni coches, ni enchufes, ni cables, ni interferencias diseñadas para manipular la mente de las personas...
  • Anicka, puedes, por favor, explicar mas eso de que te preocupa más la causa que las consecuencias?
    Lo que comenta albertock me parece muy lógico.
    Creo que como bien se ha dicho están creados para "enganchar" y casi todos hemos caido tarde o temprano en sus garras. Luego la desintoxicación es genial y no se echa nada de menos pero desde la consciencia y puede que a determinada edad seamos menos conscientes de que estos productos son bastante nocivos.
    En cuanto a autorregulación, control o restricción supongo que se puede llegar a acuerdos en cuanto a que y cuanto tiempo ver algo (ordenador y televisión). El tema de los videojuegos estoy pez. Imagino que si no lo tienen en casa.......

  • Yo pienso bastante como tú Carmeneck. En mi casa no hay televisión, no por los niños, sino porque ya desde antes de su llegada la apartamos. Tampoco hay comida "basura", evitamos lo que puede crear dependencia y alterarnos, alguna cervecita si que la bebemos, he? Creo se intenta manipular mucho con la televisión, lo que comemos, lo que vestimos, como pensar, lo que es bueno y malo, la forma de ser... un sin fín de cosas que si es difícil para las personas adultas darse cuenta de lo que les están haciendo, los niños no tienen ninguna consciencia de ello. Ahí también yo prefiero protegerlos, protegernos, así como con la comida, las personas que los rodean, el cole...
    imageAquí un artículo:
    http://www.elblogalternativo.com/2010/05/25/magical-child-joseph-chilton-pearce-habla-sobre-el-cerebro-del-corazon-los-efectos-de-la-television-en-los-ninos-la-importancia-de-los-primeros-anos-y-los-anhelos-de-los-adolescentes/
  • Anicka, puedes, por favor, explicar mas eso de que te preocupa más la causa que las consecuencias?
    Me refiero a que me preocupa más por qué necesitan estar en la pantalla. Me hace pensar en que algo no anda bien aquí si lo necesitan. Y si lo necesitan qué se yo si será peor negárselo.

    Aquí tampoco tenemos tv, pero hay internet siempre disponible. Yo también paso mucho tiempo por aquí...
  • Si está, puede ser peor negárselo... No lo sé. SUpongo que si está algún miembro está en el poder de decidir cuando se puede ver... De la otra manera no se ve porque no se tiene, porque no es un bien que considero importante tener para ninguno de la familia. Internet tenemos, la verdad es que a mis hijos no les llama la atención, sino supongo que intentaría no mirarlo tanto, tampoco lo miro tanto...
  • yo necesito la conexión a internet para trabajar y para mantener relaciones fuera de matrix. Veo la televisión cuando mi cabeza está saturada de tanta preocupación y pensamientos, que de eso tengo de sobra.

    Anicka, comentaste algo sobre el aburrimiento, no me acuerdo en qué hilo. Mis hijos también se aburren, pero considero que la televisión (ordenador, videojuegos...) no hacen más que aplazar la posibilidad de enfrentarse con las necesidades reales. Es lo que veo en mi entorno y no he visto muchos niños capaces de apagar y decidir hacer otra cosa cuando están delante de una pantalla...

    O para poner un simil (que me gustan mucho, es un poco pedante, pero me gustan jeje): a veces mi hijo está aburrido y pide comer. Entonces le pregunto qué quiere comer, y no acaba de decidirse, va diciendo primero un bocadillo, no mejor una galleta, mejor gazpacho, ¡no, mejor chocolate! entonces se lo niego y le digo que rebobine, me había dicho que tenía hambre... ¿tienes hambre o estás aburrido? bueno, mejor tomo un poco de gazpacho y me voy a jugar... si por no decir que no, le doy el chocolate, no habría satisfecho sus necesidades...
  • Bueno, por aquí este tema ha coleado mucho, durante largo tiempo. De base, tampoco creo en la autorregulación aquí, por mucho que me lo hayan explicado mil veces. Después de mil vueltas, de mil experiencias (caño libre, supresión total, períodos como dice Anna, de "dieta de pantalla", etc) hemos llegado entre todos a acuerdos que están funcionando bastante bien. (también hay que añadir que yo no veo la tele, si no es algo concreto, son secuelas de una niñez pegada a una pantalla y un despertar tardío que me ha enseñado que había vida fuera del sofá, y que la pantalla te quita mucho más de lo que te da...).
    Aquí se ha decidido que las mañanas son "pantallas-free", jeje (como podéis ver, en cuánto se levanta uno de ellos, yo salgo de aquí) y después, vamos pactando. Lo habitual es que veamos un poco de tele por la noche, y casi siempre pactado entre todos, una peli, o ahora estamos enganchados al "desafío extremo" de Jesús Cañadas (un castellano leonés que se va al Everest, o a Groenlandia, etc). Ahora al mediodía ven algo de dibujos, y ahora que hemos recuperado la conexión, juegan entre los tres al Wizard famoso o al Club penguin o algo así, pero se pactan entre ellos una hora cada uno, creo, y no todos los días, fundamentalmente porque les interesa mucho más la playa o la piscina del vecino, jejeje.

    La escena que describe Carmen, parece sacada de nuestra película familiar, jejeje, Elisa hace exactamente lo mismo que Max con el tema de "tengo hambre", jejeje...
  • Sobre este tema Paloma escribió un artículo interesante: http://paideiaenfamilia.blogspot.com.es/2009/11/los-ninos-y-la-television.html

     

  • Yo creo que todo en exceso es malo ^^ 
    En mi caso la nena solo tiene 2 años, pero tiene acceso a todo en la casa. Incluso tiene un ordenador para ella sola. No le presta mas atencion que al resto de cosas, igual esta un rato con un libro que un rato con el ordenador o la nintendoDS, que se va al patio con los gatos o se pone a "cocinar" con hojas y ramitas. 
    Yo nunca le digo llevas mucho rato haciendo esto o aquello (y espero que ella tampoco me lo diga a mi jeje) pero lo que me parece perjudicial directamente no lo tengo en casa, como algunas cosas de comer (Chucherias, lacteos, bebidas azucaradas) antena de tv (tenemos el tipico disco de almacenamiento con peliculas) y algunos juguetes. 
    Y lo que me parece mas importante es el conocimiento. No siempre puedo evitar que tenga acceso a esas cosas y prefiero que este informada y ella decida. Me parece lo mas importane. Cuando vamos a casa de los abuelos hay de todas esas cosas. Yo le explico y ella decide. 
    Aqui tiene internet y juega al mundo pocoyo, pero no le dedica mas rato que a los pinypon. Y pongo un programa que no deja mostrar la publicidad.
    Yo le pregunto si quiere pintar y aveces quiere en parel y otras en la consola o el ordenador no veo ningun problema.  
    Un detalle curioso es que le gusta mucho escribir en el ordenador y me sorprendio ver que ya sabe escribir mama, papa y buba (es el nombre del perro :)) )
    No creo que prohibir algo sea nunca una solución. Cuando a mi se me prohibe algo me frustro o me causa mas atencion de la que le hubiera dado en realidad. cuando no quiero que haga algo o lo evito o le explico lo mas que puedo los motivos y el porque. 

  • yo creo que es muy diferente la televisión o DVD donde todo está dado y la recepción es pasiva, y los juegos o programas informaticos que tu manejas a tu gusto, son interactivos y puedes usarlos para tus fines.
    Y luego:
    ¿"Los niños y la televisión" no es lo mismo que "los adultos y la televisión"?
    ¿A vosotros os gustaría que os pusieran límites para disfrutar de algo que os apetece mucho y os da placer?
    ¿Como tendría que ser esa prohibición para que fuese aceptada de buen grado por vosotros mismos?
  • y que conste que llevamos sin tele más de 10 años, lo que sí vemos juntos a menudo son buenas pelis.
    el tema del ordenador me tiene poco preocupada, más me preocupaba la guerra que se instalaba ante cada muestra de autoritarismo en casa.
  • Leyendo vuestras reflexiones concluyo que vivimos en nuestros micromundos (cada familia), con nuestros propios entornos, creados en función de nuestras posibilidades materiales, nuestras sensibilidades, gustos y tendencias. Los adultos hemos ido evolucionando con el crecimiento de nuestros hijos conformando un medio a medida.
    Eso se hace patente en las diferencias entre una familia y otra.
    Las formas, los límites, la autoridad, son elementos con los que nos manejamos cada uno desde su perspectiva , situándonos en una realidad cambiante, un continuum entre los límites de nuestra tolerancia.
    Pero también percibo que nos une la búsqueda de la armonía y el bienestar de nuestros hijos (y de nosotros).
    Esta percepción me reconforta.
    No se si me explico.
  • Tengo que reconocer que la televisión me parece muy pasiva y adictiva, pero de lejos, mucho más que el ordenador. 

    Mario si juega con el ordenador básicamente en una web, sin mucha publicidad.... de aquí si es capaz de decir me he cansado mama, apagalo. Pero alguna vez que los abuelos le ponen la tele..... esta en off.   
  • Yo entre ordenador y televisión preferiria tener muchos ordenadores y ninguna televisión.  Incluso para que no hubiera  discusiones un ordenador para cada uno. Estoy segura que lo que comenta Carmen sobre el uso indiscriminado controlado o restringido de las pantallas es verdad pero es cierto que los ordenadores nos resuelven en muchas ocasiones y hasta son necesarios para trabajar o buscar información, documentales, etc.

    En mi caso tendría que limitar a mi marido al uso constante del ordenador. Todavía no lo he conseguido.


  • editado julio 2012
    Sigo reflexionando con este tema, que obviamente me produce muchas dudas. me gustan las intervenciones, hacen que mi proceso de pacificación con el mundo virtual siga en marcha jeje.

    ¿Cómo se eligen las pelis, los juegos, los dibujos? Mi hija se enteró que existía Dora exploradora, y cometimos el error de comprar un DVD, ¡horror! A mi hijo le encantan los Pokemon. En la biblioteca quiso prestar la película de Asterix... violencia, sexismo, moralejas por todas partes (bueno, en Dora no hay violencia al menos). Los juegos de ordenador donde mi hijo es el que maneja por así decirlo (como el juego de Zoo, gracias Anna!), le cansan en seguida, él quiere ser entretenido. Y otros niños le descubren los Minimois, juegos de futbol y otras cosas que no sé si quiero saber. Competitividad, personajes que infunden miedo, "mi equipo", muchos estereotipos. con algunos juegos que ha probado le he visto estresado y angustiado porque necesitaba subir niveles. Mi hija es muy sensible a las ambientaciones, los personajes, mi hijo quiere caña aunque le dan miedo muchas cosas, también es sensible a lo que ve y lo que vive. ¿No se lo impido y les dejo expuestos a cosas que claramente no pueden asimilar? Si ya tengo que luchar contra matrix y sus prejuicios (las niñas no hacen esto, ¡qué bien que haya ganado tu equipo!) con todo lo que implica, ¿les facilito que se fomente desde dibujos, juegos o pelis por no negarles lo que piden?
  • unas dudas muy razonables, Carmen. No sé que decirte, porque Axel no es influenciable en estas cosas, no se lanza a jugar a nada solo porque sus amigos lo tienen o recomiendan, le encantan juegos estos que no marcan niveles ni tiempos, se puede pasar tiempo construyendo, no le gusta competir, le trae sin cuidado lo de "tu equipo". Suele transformar los juegos y por ejemplo en Zootycoon le molestaba tener que ir ganando fama complaciendo a los clientes del zoo así que decidió que construiría el zoo pero a su bola y cerrandolo al público. Luego cuando puso dinosaurios los dejaba suletos (eso al espantar los clientes te resta puntos, pero a el le da igual, se divierte así.) Luego iba usando el juego para construir biomas y así sin proponerselo usaba sus conocimientos sobre diferentes biomas y animales. Yo no le veo nada negativo, lo unico que creo tengo que vigilar es el tiempo que se pasa delante de la pantalla.
    Ahora con el juego que tiene está loco por aprender a programar, y se entrena voluntariamente en inglés, de modo que ha pedido que le facilitemos este aprendizaje. Yo estoy bastante alucinada con el nivel que tiene manejando la máquina, sin que nadie le haya enseñado expresamente nada.El solo ha sabido buscar la información y usarla. Eso a mi me parece muy valioso, quizá más que pasarse el día haciendo manualidades etc.
    y luego está el inmenso placer que tiene descubriendo y jugando. ¿eso porque iba a ser malo?
    Acaso no era que ¿"la complacencia es la verdadera vía de aprendizaje"?
    Si no nos oponemos mucho, razonando solo en cuanto a los tiempos, veo que la paz vuelve a casa, que dejamos las luchas de poder, que el niño complacido complace, que con un niño centrado es fácil la convivencia, el día a día. Con el tiempo voy cambiando mi idea sobre este tema, en princiio era muy reacia a las pantallas, pero tengo que pensar en sus gustos, no en los míos. Lo único que me tiene que preocupar es si solo quiere eso, y se niega a disfrutar de otras cosas, de las actividades al aire libre, de usar su otro hemisferio.

    el tema de sexismo, moraleja etc es cierto que aparece en las pelis, pero no creo que saber que existe le de el mensaje que debe ser así, sino más bien lo contrario, verlo tan exagerado le informa de que es ridículo y habría que superarlo. Nosotros vemos mucho a los hermanos Marx y de allí salen muchas conversaciones interesantes. Confiemos en los niños, en su inteligencia, en su buen criterio.
    Hay juegos bonitos para niños pequeños, creo personalmente que no deben ser el sustituto del mundo real, pero sí pueden ser el complemento, con 4 o 5 años no pasa nada ver algo de Polo, es como ver un libro, pero interactivo, más interesante, más bonito, más crativo. No luchemos contra la máquina, aprovechemos tener en casa algo más que puede ser enriquecedor si lo usamos bien.
  • Reconozco que desconfío del propio medio (la pantalla) y no solo de sus contenidos. Ya se ha hablado mucho desde el cinematógrafo de los posible efectos nocivos provocados por una sucesión de imágenes más rápida de lo que la retina podía percibir.
    Desde entonces, y asumiendo que todo cambio y toda innovación genera críticas, a menudo solo basadas en el miedo, las pantallas han cambiado mucho, pero creo que siguen constituyendo un estímulo dificilmente asimilable por la vista y el cerebro humanos. Y la mutación (je, je) es cuestión de generaciones.
    Observo también, que las pantallas generan en algunas personas (entre las que me incluiría en el pasado) y en muchos niños, una atracción que va más allá de lo que aparezca en ellas. No parece ser igual en todo el mundo, lo que me hace pensar en términos de adicción por simpatía. Comparable a la reacción que tienen solo ciertas personas ante el consumo de determinadas sustancias por ciertas cualidades de su metabolismo. Pero también puede ser que el aumento de la tolerancia hacia las pantallas haga disminuir ese efecto. En cualquiera de los casos me inquieta.
    Y estos dos aspectos me bastan para ser muy precavido con el medio en si, y para decidir limitar la exposición a ellas por parte de mis hijos, eso sí, tratando de explicarles mis motivos (Con Lilli de tres años, resulta más dificil, claro). Pero he decir que, aunque a veces les contraríe, especialmente a Max (uno de esos que se engancha a la pantalla aunque esté el cuadro de ajuste -que ye se que ya no lo ponen!), su reacción a las limitaciones o a las negativas a ver la tele, una película o usar el ordenador, no suele ser muy intensa. Lo que me hace pensar que confía en nuestro criterio aunque a veces le contraríe. Hoy sin ir más lejos, ante la insistencia de unos niños de la vecindad para que viera con ellos Pokemon y sus preguntas, ya contestadas mil veces, el ha intervenido diciendo: "Solo lo veré si mis padres quieren". Y que conste que si Max ve algo injusto o excesivo, no es de los que lo acepta así como así.
    Y sobre los contenidos sigo dando vueltas. Y lo que os leo me ayuda.
  • Y antes que nada os agradecería que me contestaseis ¿Quien elije los juegos y las películas? ¿Y cual es la fuente o las fuentes (Anna, antes has comentado que no son vecinos o amigos)? ¿Y siempre sabéis antes de que lo usen/vean vuestros hijos que es apropiado, de calidad, no violento, no excesivo o lo que sea?

  • Yo es que no tengo claro por qué mi criterio tiene que ser mejor que el de ellos.
  • editado julio 2012
    Es que a mi ese "Solo lo veré si mis padres quieren" me tira mucho para atrás. Y ¿hasta cuándo? ¿En qué momento podrá hacer uso de su propio criterio? Y ¿Quién decide cuándo podrá hacerllo y en base a qué? 

  • Ojo! No pretendo que mi criterio es mejor que el de mi hijo, y además el lo sabe.
    En realidad, su afirmación es para mi un signo de que mi criterio en este caso le parece válido. Menudo es Máx para eso! No es un sometimiento ni una concesión. El puede discutir cualquier cosa que le digamos y lo hace.
  • editado julio 2012
    Pues parece que el ordenador se está imponiendo en este hilo. Coincido con muchos en que no tiene nada que ver la tv con el ordenador. Y principalmente porque la tele, videos, dvd o cualquier imagen que se mueva y nos capte la atención nos está transmitiendo un torrente de información que nuestra cabeza no es capaz de procesar.  Los adultos estamos ya muy contaminados y aun así nos atrapa, pero creo que un niño pequeño (uno, dos, tres años, mi experiencia no da para mas) no puede procesar mentalmente el torrente de información que les llega estando pasivos, y menos aún poder verbalizar todas esas experiencias ajenas. Es normal que se queden en un estado casi vegetativo (a mi me pasa) como abducidos por la luz y los colores. Un estado en el que por cierto pueden hacer lo que quieran con nosotros. 

    Yo el ordenador lo veo mas como una interacción, aunque es cierto que el tema se complica cuando nos asaltan dudas sobre con qué está interactuando. Y sobre todo cuando piensas ¿que fin perseguía el adulto que diseñó este programa? Ya nos tocará ese problema, gracias a todos por vuestras experiencias. 

    A mi también me preocupa Anicka la imposición del adulto, y sobre todo saber cuando está mi padre detrás de mi oreja manejando mis decisiones. A mi la tele me la tenían restringida y no podía ver ciertos programas (estamos hablando de bastante mayorcito ya) como por ejemplo los Simpson. Claro, yo me iba a casa de mis amigos a ver todo eso que no podía, las horribles películas de acción y esas cosas. Nuestro corte radical con la televisión fue muy discutido aquí en familia, pero de momento nos alegramos. La conclusión que saco es que cuanto mas tarde nuestros niños estén expuestos a la tv mejor, no se cuando tendremos que sacar el dichoso aparato del trastero porque tampoco me gustaría terminar imponiendo nada (la verdad es que ya lo hemos hecho quitándolo, aunque sea aprovechando un momento de cambios). Lo mejor creo que es que lo que creemos nocivo para ellos por lo menos que no esté en la casa "provocando". 

    Que gracia Marta, en el encuentro estando con Estrella, Nora, Elisa, Lidia y Africa de "excursión peligrosa" por los alrededores, Elisa decía constantemente "desafío extremo, vamos a escalar la montaña", "desafío extremo, bajemos por la pendiente", ja, ja, ja. Ahora lo pillo. 


  • Mis hijos usan el ordenador a modo de tele porque van a al youtube o a la web de clan tv a buscar series de dibujos animados. Es distinto que la tele porque buscas y ves lo que quieres y tienes menos publicidad pero por lo demás es igual. También lo usan para jugar, claro. Ellos eligen lo que quieren y establecen sus turnos (cosa que sale de ellos) y se organizan y acuerdan cosas. Y cuando se cansan lo dejan.
  • Nosotros hemos tenido siempre tele. Ahora casi no la ponemos, sólo el padre para ver la fórmula uno. Afortunadamente me pasaron información sobre los efectos negativos que tiene el uso de las pantallas, sobretodo en los niños, desde entonces, nuestro uso, se está limitando, sin imponer a nadie.

    Con Mario es alucinante. Desde que dejó el colegio, no se acuerda de la tv. Querrá recuperar todo el tiempo perdido y no hace más que inventar, crear, jugar.... lo que estoy aprendiendo de ellos !!

    ^:)^
  • anna, cual es el juego del zoo?
  • Yo es que no tengo claro por qué mi criterio tiene que ser mejor que el de ellos.
    Por el mismo motivo por el que no quieres comprarle un arma a tu hijo.
  • editado julio 2012
    O no los llevas al colegio ni les atiborras a comida basura.
    Intento evitar todo lo que les pueda crear dependencia o someterlo a algo que les cuesta controlar. La libertad también va en eso, en que se puedan desarrollar libremente, sin manipulación externa. Puede que sea yo la que manipule entonces, elijo cierto modo de vida, que pienso les permite tomar decisiones mas libremente.
  • Eso solo demuestra que tengo más poder!! :P



  • Ya ves, todo se ve según el cristal por el que se mira...
  • editado julio 2012
    Yo me dejo llevar por lo que siento. Ahora, por ejemplo, estaban los 3 viendo alguna serie en la web de clan tv. Ya llevaban un rato y yo empiezo a decir si no se aburren ya, que qué podríamos hacer. De pronto Jorge dice que le apetece jugar al ping-pong, Lorién dice que a él también y se van. Nuei dice que se va a la cuesta a ver llegar a su padre, que está en camino. ¡El ordenador para mi, jaja!

    La clave es que no ha habido guerra, como decía Anna. Si ellos hubieran seguido viendo los dibujos, tampoco me hubiera preocupado demasiado. Lo que no me sale a mi es iniciar una guerra de poder. Eso me causa más sufrimiento que verles viendo la serie.

    Dejo que ellos elijan lo que quieren ver o a lo que quieren jugar. Confío en su criterio para saber lo que les gusta o apetece. No se tragan todo. Ellos eligen lo que les place.
  • Pues me alegro que con algunos niños este tema sea tan simple! ;)
  • Para mí la tele (publicidad, dibujos animados, series, programas, no todos claro) son arma de manipulación masiva, así como el colegio nos prepara para ser un peon más para el sistema, la televisión nos dice como hay que vivir y relacionarse, sin contar lo que nos dice Paco. Es que no veo mucha diferencia entre protejerlos de sistema escolar y protejerlos del sistema en sí. Y prefiero elegir unas buenas películas si ellos me las piden a abrir el ordenador y que se busquen una. Porque así como el colegio, la tele nos enseña. SU manera es más sutil. <no es que no confíe en el buen criterio de mis hijos, no veo para qué hacerles pasar por eso. 
  • editado julio 2012
    No llevándolos al colegio los protejo del sufrimiento que eso les suponía. Escoger los dibujos que les apetece ver no les supone ningún sufrimiento, al revés, lo disfrutan.

    Y creo que lo que se vive deja mucha más huella que lo que se ve en ficción. La experiencia del cole, el vivir el sometimiento si deja mucha huella. Lo que viven en casa también. La vivencia de que ellos pueden elegir lo que les gusta en esta vida me parece positiva. La vivencia de que no están capacitados para ello me parece negativa. 

    Si ellos desconocen esa posibilidad de elección no pasa nada pero en el momento que saben que algo está disponible y quieren poder usarlo porque les gusta, no me puedo oponer. 

  • La cuestión no es tanto en oponerse, sino en darles información sobre ello. Veo que hay cosas a las que no pueden llegar y su cuerpo no les puede explicar. Busco información sobre todo lo que puedo que tiene que ver con ellos, sé que es una información escrita, pensada, planeada, que está lejos del instinto y de las sensaciones pero que puedo pensar de una sociedad creada tan lejos de ellos y que trata a los seres humanos como máquinas. Yo suelo hacer las cosas porque las siento, pero luego necesito reafirmarme. Zoë me pidió hace poco ir al cole, porque 2 de sus grandes amigas van a ir. No puedo más que oponerme, no quiero que lo pruebe para luego saber que no quiere ir, y si quiere ir..¿? eso es sano para ella porque así lo ha elegido? No le he dicho NO, sino que le hemos explicado lo que pensamos y veíamos, pero no le hemos dado a elegir... Me pasa lo mismo con la comida, no tengo azucar en casa, ni trigo (porque es intolerante) , ... Lo hago porque soy la que se informa sobre ello y creo tener esa responsabilidad. Pero ellos saben lo que leo y lo que pienso, muchas veces rechazan lo que lleva azucar de los demás, otras veces no.
  • Monuo, estoy contigo. Si las cosas fluyen así no veo el problema.

    El problema es cuando ellos saben que hay una injusticia, cuando saben que no tenemos razón, entonces se oponen con todas sus fuerzas.
  • algunos artículos de Naomi Aldort, están en inglés pero la verdad es que refleja bastante lo que pienso (de momento ;))
    http://mothering.com/exposure-computer
    http://www.mothering.com/green-living/nurturing-childrens-talents
    En el último habla de proteger.
    Te entiendo, es muy difícil ir en la contra de nuestros hijos. Y es que la manera no creo que sea el oponerse sino ser el ejemplo, y explicar.. no sé supongo que siempre hay una manera. Si tu no le ves problema a la tele, ellos tampoco lo harán ;) La cuestión es que nadie tiene la razón porque cada familia es un mundo y funciona a su manera. Pero a mi no me gusta y veo que aquí no hace falta, tampoco la han tenido nunca, menos alguna vez que hemos visto alguna peli, en el ordenador, este último no les llama la atención porque o leo o escribo...
    aquí otro enlace, explica creo como quitar la tele, nunca es "quitar"
    http://mothering.com/mistakes
  • anna, cual es el juego del zoo?

    el juego se llama Zootycoon 2, luego hay ampliaciones.

    Mirate en youtube algunos videos a ver si te interesa.
    Creo que solo hay para Windows, es de la misma empresa

  • Para mí la tele (publicidad, dibujos animados, series, programas, no todos claro) son arma de manipulación masiva, así como el colegio nos prepara para ser un peon más para el sistema, la televisión nos dice como hay que vivir y relacionarse, sin contar lo que nos dice Paco. Es que no veo mucha diferencia entre protejerlos de sistema escolar y protejerlos del sistema en sí. Y prefiero elegir unas buenas películas si ellos me las piden a abrir el ordenador y que se busquen una. Porque así como el colegio, la tele nos enseña. SU manera es más sutil. <no es que no confíe en el buen criterio de mis hijos, no veo para qué hacerles pasar por eso. 
    Y yo diría más. Las producciones audiovisuales, incluyendo los videojuegos (independientemente de su calidad de contenido), para mi son una fuente de desconfianza. ¿Quién los hace? ¿Con qué fin? Trátandose de vehículos excelentes para contribuir a la manipulación de la mente, ¿quién me dice a mi que no se utiliza con estos fines?
    Por poner un ejemplo muy descarado: qué casualidad que una serie de dibujos tan aparentemente inofensiva como "Bob, el constructor" tuviera en su canción principal el lema de la campaña electoral de Obama (aparte de los valores demócratas que refleja la serie claramente: mujer mecánica de coches, un hispano, un afroamericano, todos de buen rollo y solidaridad y colaboración sobre todo). El rollito que transmiten es encantador, a mi me gusta, lo confieso. Pero ¿no es obvio que estaba dirigida a afianzar un posicionamiento político? Porque los dibujos los eligen los padres normalmente, vamos, y el merchandising que lleva consigo...

    Ahora voy a por los videojuegos. Interactuar con los dibujos y el contenido genera básicamente estrés. Lo veo en mi hijo, y lo veo en casi todos los niños a los que conozco. Si hay algun niño al que no le pasa, pues me alegro mucho por él, y lo digo totalmente en serio. El juego del zoo (nunca me acuerdo del nombre, ejem) por poner un ejemplo. Aparentemente es muy pausado porque es el niño el que decide lo que ocurre en cada momento. Pero no es del todo así, y estoy muy dispuesta a que me instruya alguien si estoy equivocada. El juego tiene sus reglas, y exige una serie de cosas para que el mantenimiento de las instalaciones sea correcto, y ya empezamos con el estrés para contentar al programa (que si el hipopótamo tiene hambre, que si los visitantes no pueden ver...). Controlar todo eso ya es demasiado para mi, uff, para un niño no sé yo.

    El efecto adictivo me parece tan obvio que me sorprende que aquí haya tan pocas personas que lo ven. Las adicciones desvían de la atención a uno mismo, anestesian. Veo niños tan enganchados que son incapaces de hacer nada más que interactuar con un aparato. Niños que pasan más horas interactuando con un aparato que con otras personas. A mi eso no me parece realmente sano. Me pasa como a Manou, hay cosas en las que por potencialmente nocivo (y algo incontrolable para los niños y los adultos por su dimensión) no hay elección. Nosotros decidimos qué, cuándo y cuánto rato, dependiendo de la acumulación de otros estímulos, factores de estrés, etc. Si es importante para los niños lo que han pensado hacer, nos lo hacen saber y negociamos o cedemos. Y si no es tan importante, aceptan nuestra decisión.

    Acabo de mirar unas cosas en internet sobre las chuches y me he encontrado una frase que me ha chocado que decía: "enseñe a su hijo a controlar el consumo de las chuches". O sea, primero se comercializa y se permite la libre venta de basura dirigido a niños, lleno de azúcares refinados, grasas industriales, millones de aditivos dudosos, y después hay que enseñar a los niños a controlar?? Pero si están hechos justamente para crear la necesidad de consumirlos incontroladamente.
    Pues con los dibujos, los videojuegos etc., tengo una sensación parecida. No creo en ese autocontrol. Creo que es demasiado reciente como para que se pueda afirmar que no pasa nada. Yo por mi parte, sigo diciendo "no" la mayoría de las veces (tampoco siempre, que no quiero asilarlos tampoco de todo), por si acaso.
  • Sin ganas de polemizar, realmente os cuento lo que veo en este tema.

    para empezar está claro que en casa los adultos seguimos decidiendo muchas cosas y más en estos temas polémicos: alimentación ,salud, tele etc Eso no me preocupa, no sé que diría si tuviera un niño aficionado a los chuches y dibujitos de la tele. La suerte es que no es así y en todo lo demás es fácil razonar con él.
    A mi me parece normal que al tener más experiencia y más años debatiendo estos temas sepamos más, pero no por eso tenemos más derecho a decidir. Es complicado incluir al niño en las decisiones, pero es posible y gratifiante, porque ellos son muy responsables y muy claros cuando se les deja participar e incluso hacer acuerdos.


    Rápidito sobre el juego del zoo y otros por el estilo:

    No entiendo porque hay niños que se empeñan en seguir las reglas del
    juego. Quizá es normal que eso cause el estres, e incite a la
    competitividad

    Axel solo usaba el juego para lo que el quería (no para lo que está hecho con sus reglas de tener que cumplir los objetivos, ya lo puse en algún lado) usaba la enciclopedia para leer sobre los animales, sus biomas y sus costumbres. A el le importa NADA que sus ventas vayan bajando y que pierde clientes (¿acaso es normal que le importe eso???) el lo usa como si fuera un photoshop, moldea los terrenos, cierra el zoo al público, mete caminos, bancos, lagos, suelta algún animalillo por allí, o una manada de dinosaurios, o una pareja de leones para que tengan cachorritos, no suele usar jaulas, claro, es que el solo usa el juego para otras cosas, hace unos meses con Aaron se inventaron un juego diferente pero jugaban en un mondo inventado en Zootycoon, solo lo usaban de plantilla.

    Es que yo no sé lo que es cuando uno sigue las reglas de un juego de estos, a el nunca le ha interesado eso, ni subir los niveles, ni que le presionen con el tiempo, no se estresa, te lo puedo asegurar, lo usa como quien usa lego o playmobil.
    Lo mismo cuando usa el tablero de monopoly para hacer su juego anticapitalista, se parten de risa, no se obsesiona con ganar, ni le importa un bledo, lo USA, nada más.

    el machinarium, con su preciosa música y su magnifico diseño ¿es algo que puede desagradar?
    No conozco a nadie que se estrese con juegos así. Allí nunca pierdes, sigues descubriendo, es como un mapa que tienes que seguir para avanzar en la aventura.
    Tal vez si uno es competitivo busca competición en cosas que le rodean, y si no es competitivo no le pueden "volver" competitivo por dejarle un juego. No sé, es un decir.

    Se me ocurre que no es lo mismo que vea "dibujitos" un niño de dos o tres años, a que los vea uno de 15
    Parece que con los juegos pasa lo mismo.
    Axel ha tocado su primer juego cuando tenía casi 7 años y medio, durante la mudanza, le gustó esa cosa nueva , interactiva, divertida, que podía manejar a su antojo y variar a cada momento.

    Por cierto nuestros juegos son seleccionados por los tres tras ser  recomendados por gente de confianza, nunca he visto a Axel lanzarse a jugar  a lo que sea. Tiene muy claros los criterios de que significa un BUEN JUEGO. Nunca ha tenido ninguna maquinita para jugar, ni le interesó tenerla incluso cuando sus amigos se lo mostraban.
    El unico aparato que hay para jugar (y para ver cosas) es el PC

    A mi los juegos no me gustan, pero a él sí, y él es una persona que tiene su propia personalidad, sus gustos propios (aunque sin duda relacionados con el entorno) y sus deseos, que no son los míos.
    A veces creo que el estres y la adrenalina que se segrega en una guerra de poder puede ser más dañína que el juego en sí. También pensemos que existen las hormonas de placer que circulan cuando uno se siente feliz y comprendido y aceptado.
    Sea con juegos o sin juegos.


  • Aquí un artículo de Eduardo Punset que leí hace tiempo, defiende los video juegos.
    start-game
    No sé... relamente hay que huír de la realidad? Yo prefiero la vieja realidad.
  • Estaba escribiendo un post y he lanzado el anterior para leerte Anna. Decía que ahora que son pequeños prefiero evitar estos juegos y la tele. Que sean ellos quienes elijan si quieren jugar a algo. Mis sobrinos tienen todo tipo de aparato y no saben estar durante toda la cena sin mirar alguna pantalla, mis hijos por lo menos se interesan un rato y lo dejan. La verdad es que no me piden ver pelis muy a menudo, vemos alguna de vez en cuando, suele ser siempre el mismo dibujo, a Dante le dan miedo las nuevas imágenes.
  • Volvemos a que no se puede generalizar. Por lo que veo cada persona/niño siente las cosas de una manera. 
    entiendo lo que dice carmeneck de que a su hijo le afecta lo que ve en la tele y que el juego puede ser estresante, y el de Anna se lo pasa bien sin afectarle las normas del juego. Pero creo que eso no es causa del juego o pelicula, si no de cada uno.
    Hay niños que prefieren jugar solos y otros acompañados, unos en casa y otros al aire libre.No veo que tenga nada de malo.

    El otro dia estaba mi hija pegando unos cromos en el album de cromos. Yo le despego el cromo y le digo en que casilla va, pero a ella eso le da igual y lo pega donde quiere del libro. A mi eso me pone muy nerviosa (sin exagerar) me estresa que el cromo no este en su sitio sin salirse del borde. Parece una tonteria pero es verdad, y acabo frustrada porque como es obio la dejo que los ponga donde quiera. 
    Sin embargo ahora le he puesto los Sims en el ordenador, ahi nos lo pasamos bien las dos. Le pongo los trucos y lo que mas le gusta es poner y quitar objetos. Nos da igual lo que nos pida el juego.

    Se que mis ejemplos no tienen mucho valor, porque solo tiene 2 años, pero por nuestras propias experiencias y ahora viendo a la niña sigo creyendo que es mas importante la persona que juega que el juego. Supongo que como todo lo que crea adiccion, no afecta igual a todos. 

    Lo unico que podemos hacer es lo que ya hacemos, no ofrecerles lo que creemos que no les ara ningun bien, ya sea el colegio, la TV o el ordenador. Lo importante creo yo es siempre la informacion, el conocimiento y estar ahi apoyandolos. Me refiero a cuando son ellos los que nos piden algo que consideramos perjudicial. Yo se lo daria pero con toda la informacion posible y estando a su lado si me necesita. Ellos tienen su propio criterio y lo utilizan. 

    Para que veais a que me refiero hoy mismo ha pasado que mi pareja y la niña me han pedido comer carne. Primero no he dicho nada, pero luego les he dicho que me parece bien, que buscare carne ecologica de animales criados en liberdad o como sea, que tengan poca grasa y esten bien alimentados y aigan vivido felices. y aun asi cuando se la de a la niña le dire, como hasta ahora cuando se lo coma, que es tal animalito y como a llegado hasta ahi. 

    En el caso de la TV, si me pide ver una mala pelicula o una comercial o lava-cerebros :)) Le hago comentarios todo el rato y le iria dando explicaciones. Supongo Carmeneck que es como cuando tubiste que explicarle a Max lo de la mercadotecnia.

    Uff me he enrollado mucho :))  Vamos, vengo a decir que si mi hija me dice de fumar mañana no se lo prohibo si no que le muestro como es todo todo el tema y que ella haga lo que quiera, igual que hacemos nosotros los mayores :)
  • editado agosto 2012
    Si una familia ha conseguido que sus hijos no se enteren de que existe todo este mundo, sobre todo si son pequeños, pues bien. Si los niños saben que aquello existe pero no en la propia casa y eso no crea ningún problema (el niño no lo ha pedido desesperadamente) y no hay prohibiciones cuando van a otras casas pues también. Pero si de eso hay a mano, si ya está instalado en el hogar y al niño le apetece hacer uso de ello, prefiero la libertad. No creo que los pequeños excesos de algo que les gusta sea tan dañinos como la frustración y las consecuencias del autoritarismo y sumisión.

    Mis hijos están en las pantallas más tiempo, seguro, del que consideraríais sano algunas y sin embargo yo no veo que sean como zombies ni adictos. Los contenidos los eligen ellos, igual que eligen el contenido de sus juegos no virtuales. Y cada día descubren más y más cosas y entre esas cosas dibujos de todo tipo pero no se tragan todo, solo lo que les gusta. El criterio sobre lo que les gusta, pues ni idea.

    No están todo el tiempo. Paran cuando quieren. Ellos notan cuando les cansa, no es algo que no puedan dejar en contra de su voluntad. Y el día da para muchas cosas. Muchas veces los oigo reír con algo a lo que están jugando juntos o viendo juntos. También yo paso bastante tiempo por aquí, la verdad.
  • Me gusta todo lo que vais poniendo, me hace pensar, reflexionar y avanzar, gracias!!!
  • Discrepo en algunas cosas. Llamadme pesada...
    Saber qué hay niños más sensibles a las pantallas o a las chuches o a la disciplina, ?no debería servir al menos de "alerta" para los q aparentemente no lo son tanto?
    Conozco niños q parecen estar a gusto en el cole, entran por la mañana con ganas y salen contentos. Otros, quizá de su misma clase sin embargo lo llevan mal. Se les ve año tras año qué clase de relaciones establecen en el patio, cómo los deberes se les va consumiendo su tiempo... Debo pensar q el sistema escolar no es lo malo sino q depende de niños?

    Se de niños q con 10 años han visto más sangre, guerras, tiroteos y cosas peores, q yo en más de 40 años, mi sensibilidad no lo permite. Porque parecen niños "normales" he de dar por bueno lo q su cerebro ha almacenado?

    Anna, reconozco q las cosas q cuentas de tu hijo me desconciertan un poco. El caso es q mi experiencia es todo lo contrario...
  • editado agosto 2012
    Lo he estado pensando y sigo viendo que cada caso es diferente. que el enganche a algo viene por otras carencias. 
    Pero lo veo igual en la TV que en un libro. me preocuparia igual que mi hija prefiriera pasar horas leyendo un libro que jugando con otros niños, pensaria que ella es asi y que en ese momento de su vida es lo que quiere hacer. 
    Cuando yo tengo un juego al que me apetece jugar o una serie de TV, le saco todo el jugo en ese momento, cuando me apetece, puedo estar toda una semana "enganchada" si lo quereis decir asi, pero luego puede pasar mucho tiempo hasta vuelva a ver algo. 
    Cuando me lei Harry potter no pare hasta terminar todos los libros, y ya digo que no me gusta mucho leer. y hace ya un año que no me he vuelto a enganchar a ningún otro (aun no he terminado "los niños primero"  :P  )
    Yo recuerdo que en el colegio lo pasaba fatal, pero también havia quien estaba bien. Creo que el sistema escolar no enseña bien y solo pretende hacer autómatas, pero abra quien le saque algo bueno. Si llegado el momento mi hija me dice que quiere ir aunque a mi no me guste la llevare, porque una vez informada es decisión suya. 

    Citando a mi pareja - No hay que poner frenos al deseo -
  • No estoy hablando solo de la actitud adictiva...
Accede o Regístrate para comentar.