Don Quijote y la adicción a la lectura

editado diciembre 2012 en Plaza Mayor
Bueno, le tenía yo ganas a este asunto y un post en el hilo de las pantallas me da pie a enfrentarme a él.
Algun@s ya sabéis que soy muy reacio a parafrasear a autores, a citar frases célebres y a hacer referencias a libros, más allá de lo indispensable (que para mí es muy poco). El motivo principal es que con todo eso, a menudo lo que creo que hacemos es frenar nuestra propia capacidad expresiva. Claro que tal o cual lo explicó mejor; se dedicaba a ello. Pero se refería verdaderamente a lo mísmo que trato de expresar yo?
Pero hay más. Podría resumirlo en algunos (pocos) puntos y perdonad que sean desordenados:
- Los autores de los libros son personas como cualquiera de nosotr@s que han dedicado tiempo a escribir. A menudo, lo que han escrito no es consecuente con su vida y carece de autenticidad.
- Sin embargo se le ha dado un caracter de autoridad a cualquier cosa publicada en un libro.
- Las editoriales se rigen en su aplastante mayoría por criterios económicos, por lo que no se publican las mejores obras sino las más vendibles (y al igual que en la tan criticada "tele" predominan los programas más deplorables, en el panorama editorial predominan los libros más detestables, absurdos y hasta diría que nocivos)
- La mayor parte de los libros que se han escrito son historias ficticias, fantasías y evocaciones que (aparte de que muchas de ellas están mal escritas) contribuyen a deformar la percepción del mundo y de un@ mism@.
- La lectura se convierte demasiado a menudo en una vía para escapar, huir de un@ mism@, alienarse. Y también conduce o puede conducir a la soledad y el aislamiento.
- Esgrimimos esta o aquella cita de un/a autor/a como una verdad mayor que las de nuestros contertulios con el desprecio implícito a nuestros semejantes. ¿Pero es que el /la autor/a de la cita no es o era un/a semejante?
- Quien crea una obra rica o brillante no tiene porque tener siempre la misma inspiración (es como cuando nos tragamos todos los temas de un LP infumable del grupo que nos mola porque hay uno o dos que verdaderamente nos apasiona).
- Además me hace sospechar (esa es mi vena rebelde y suspicaz) que las autoridades de toda índole (incluida la Iglesia Católica, por ejemplo, ja,ja) insistan tanto en la promoción de la lectura -sobre todo hacia l@s niñ@s-.
Estas y otras cosas se me ocurren para mantenerme crítico y vigilante frente a la tan elogiada afición a la lectura.
Y claro, no se si Cervantes estaría de acuerdo conmigo en alguna de las ideas que he expresado, pero el protagonista de su obra más universal se volvió loco por creer que en los libros estaba la verdad. Su lucidez me impresiona, más aun cuando hablamos de una de las obras literarias que está entre las más editadas, traducidas y leidas de la historia de la humanidad. Una paradoja más del fenómeno literario.



Comentarios

  • Gracias por abrir este hilo, Alberto.
    Ya sabéis muchos lo que opino sobre el tema. Cuando uno dedica su tiempo a escribir y a perfeccionar sus capacidades elocuentes, evidentemente saldrán a menudo de ahí cosas buenas. No niego la utilidad ni tampoco la lucidez de algunos escritos. De lo que me distancio es del dogmatismo que deriva de ahí, de la idolatría por un determinado autor, y de la sustitución de pensar y expresarme por la repetición de palabras de otros. Me gusta llegar a mis propias conclusiones, inspirarme en todo lo que me rodea e intercambiar esos pensamientos con otros. Confiar en exceso de lo que hay escrito es como menospreciar lo que
    siente uno por si mismo, es como otorgarle permiso a a poderarse de mis propios
    criterios. Los libros pueden servir de fuente de inspiración, de reflexión, de obtención de conocimientos, pero solo son herramientas como puede haber muchas más. Me gusta aprender de las experiencias de otras personas, que me aporten sus pensamientos (y que los expresen a su manera), eso es la vida.

  • editado diciembre 2012
    Hace unos 25 años nos mandaron leer el quijote. yo pensaba que sería un rollo, tan largo y con ese lenguaje. Lo empecé por obligación y ya no pude dejarlo. Lo disfruté. Y desde entonces no he dejado de disfrutar con la lectura. Me he divertido, entretendo y emocionado. He aprendido cosas y me ha ayudado a conectar con partes de mi misma que tenía olvidadas. Es cierto que también me he aislado de la realidad, supongo que por necesidad. Cuando no he tenido un libro que me gustaba, he encontrado otras formas de ausentarme.

    A mi hijo mayor también le gustan los libros. No es un super lector, pero le encanta leer comics o libros sobre animales. No lo hace para ausentarse de nada, solo por puro placer. A la pequeña también le llaman mucho los libros. Me recuerda a él cuando era como ella. Le encantan los libros con fotos de animales. En cambio, a los otros dos no les van de masiado, sobre todo al segundo. Cada uno es como es.

    No tengo muchas ganas de polemizar, la verdad, pero no entiendo por qué os puede molestar tanto que citemos o que nos encante algún autor que, por aquí, muy comerciales no suelen ser, la verdad.
  • editado diciembre 2012
    Ja, ja, Anicka.
    Es que no puedo dejar de polemizar contigo!
    Lo que me molesta es tener la sensación de que mi interlocutor no es él/ella mism@, sino un/una desconocid@ o conocid@ autor de no sé, o si sé que obra, que como en una peli de terror, se ha apoderado de su cuerpo (bueno en este medio de su nick).
    Si, es una exageración, pero tú también has exagerado con lo de que nos molesta que citeis.
  • Pero, ¿y si leo algo que me ha encantado, que justo habla sobre lo que estamos hablando y me apetece compartirlo? (además es mucho más cómodo, jaja) En serio, a mi me gusta mucho hacerlo, sobre todo en temas en los que las cosas no están muy claras. Quizás perdí hace muchos años ya la capacidad de tener nuevas ideas y hay algunos autores (en especial una autora que ya sabéis) que me encantan!!
  • Ja, ja, Anicka.
    Es que no puedo dejar de polemizar contigo!
    Pero esto solo nos pasa por escrito, ¿no? En directo no nos pasa!!
  • (jaja, un argumento más para ti en contra de la lectura)
  • editado diciembre 2012
    [-X
    Lo dudas?
  • me gusta este tema, me gusta muchooo,
    no puedo escribir ahora, pues tengo mal el brazo y me falta secretaria, pero lo subo para que no se nos olvide pensar en el. ¿quien más se anima?
  • editado diciembre 2012
    Pues recuperate pronto, que yo ya escribí todo.lo que se me ocurre por el momento y me sorprende que apenas haya oposición (memos mal que está Anicka) o al menos matizaciones y por supuesto derivas.
  • Esta noche estaba pensando en cómo ofrecerles a los niños temas que no conocen para ver si consigo que se ineteresen por cosas nuevas y he pensado, si no quiero hacerlo con pantallas, ¿de qué otra forma si no es con libros? (pregunta sincera porque estoy dándole vueltas a abrirles la curiosidad)
  • conversación.
    (para mi, los libros son una buena alternativa, que conste)
  • Alberto, ya me lo estoy organizando, un día de estos suelto lo mío. gracias por la paciencia.
    ;;)
  • Ja, ja, te espero Anna.
    Y yo también creo que los libros son una buena alternativa a las pantallas... Y a muchas cosas...
  • editado enero 2013
    ¡Vamooos!
    Un esfuerzo! Algo de vuestra cosecha!
    Estoy seguro de que todo lo que podáis escribir ya lo ha escrito alguien, pero caigamos en la cuenta de que tambien alguien (o mejor dicho, cientos de miles o millones de personas) han besado, han abrazado, han llorado y han reido, pero cuando cada uno de nosotros lo hace con sus propios labios, con sus propios brazos, con sus propias lágrimas, que saben distinto a las de otros ojos, y siempre es diferente.
    ¡Pues ea! 
    Utilicemos las palabras que acuden a nuestra mente cuando sentimos la necesidad de expresar nuestras emociones y nuestros pensamientos (¿Nuestros? Ja, ja).
    Una anécdota: en el instituto, un año preparamos un montaje escénico (iniciatia y manufactura 100% alumnado - eran tiempos de transición y había confusión con eso de la autoridad y a veces lo disfrutabamos mucho). Era sobre la obra de Juan del Encina (poeta y músico renacentista). Nos pasamos algunas semanas ensayando y aprovechábamos cualquier rato para leer los textos en voz alta y aunque no conocíamos el rap, empezamos a versionar y hasta esperpentizar las lecturas y lo pasamos en grande. Recuerdo el escándalo que produjo en algunos profesores y ¡compañeros! semejante falta de respeto.
    Si no desde antes, desde aquellos días tuve claro que ni Juan del Encina, ni ninguno de los autores de los libros que leíamos (por obligación o no) eran mejores que cualquiera de nosotros.

  • Para empezar: en casi todo estoy de acuerdo contigo Alberto, creo que en nuestras mentes seguimos esclavos de la letra escrita y le damos a veces el puesto de deidad a los autores. tenemos que aprender a desprendernos de las autoridades y los intereses que mueven los hilos detras de las editoriales.
    también es evidente que no todo lo que alguien escribió sea verdad, ni siquiera lo pretende, supongo.

    y sin embargo a veces me encuentro con frases tan exactas que me parece una tontería intentar decirlas de otro modo. Me sentiría impostora, simplemente. Ese es el caso de algunas citas de los libros de Casilda Rodrigañez, que veo y creo que no se puede decir más claro y con más exactitud lo que está diciendo.
    ¿y que te voy a decir de Cortazar?
    ¿se puede describir la tristeza de manera más bella que en este poema de Oliverio Girondo?

    los versos hablan por nosotros tantas veces ¿es eso malo para nuestra creatividad o más bien la alimenta y la expande?
    me gusta la idea de emocionarme con los demás, por eso me dejo llevar por los poemas, no voy a intentar superar al autor, me quedo de oyente, me encanta que haya habido gente capaz de expresarse mejor que lo pudiera hacer yo.
    me gusta la idea de aprender con los demás, los autores son esos "los demás" que comparten conmigo.
    me gusta que el conocimiento se comparta y el pensamiento siga circulando y no tenga dueño, que las ideas se puedan encerrar en frases, pero que no importa demasiado quien las pronuncie, son propiedad intelectual de la humanidad.
    Los libros que no me gustan, que me disgustan y que no me aportan nada que yo valore desaparecen de mi vida y mi biblioteca rapidito. Por el camino, por continuas mudanzas he dejado muchos libros muy queridos y necesarios, autores que podría considerar mis amores, por suerte ahora tenemos el recurso de libro digital. me encanta saber que puedo consultar cosas que mi memoria no retiene.

    no creo que citando a alguien pretendamos "imponer autoridad". simplemente nos valemos de lo que escribieron otros "semejantes" porque nos parece bueno o valioso o digno de ser conocido, leido y repensado.

    la lectura, dices "se convierte demasiado a menudo en una vía para escapar, huir de un@ mism@, alienarse. Y también conduce o puede conducir a la soledad y el aislamiento."
    eso creo que no es propiedad de la la lectura sino de cualquier cosa: el deporte, la comida, el cine, los juegos, la pesca etc etc etc. y hasta un amante, cualquier cosa puede servirnos para escapar de la realidad y cualquier cosa puede servirnos para acercarnos a ella.
    es como lo que comenta Chomsky sobre el martillo: como herramienta no es ni malo ni bueno, puede servir igualmente para construir una casa o para aplastar los dedos de los presos. El martillo no tiene la culpa.


    y bueno, cedo la palabra al siguiente que me quedan algunos hilos por comentar esta noche.

    ;)
  • Si que es cierto que todo puede crear adición y que muchos hemos puesto la sublimación en la lectura, muchas veces. Yo he sido una lectora voraz, pero precisamente por huir de mi misma en algunos momentos infantiles en los que solo se nos ofrecía cole, tve, y deberes... me refugiaba en los simplones vericuetos de Ágatha Chistie, Simenon, la Highsmith y similares, nada altamente intelectual, ni escogido,  lo que caía... después ya hubo mucha lectura impuesta, los clásicos a saco, sin criterio, exámenes que te los hacían odiar. Y después la universidad, dónde sí es cierto que te hablaban de Chomsky, al fin, jajaja, pero mi cabeza en aquellas épocas estaba para otras vivencias y abandoné ya totalmente la lectura de ese tipo, ni siquiera para los exámenes, nos dábamos el atracón la última noche, chuletas por todas partes y a salir del paso.

    En todo este proceso de desaprender no os niego que escuchar a García Olivo y su idea de la intelectualidad nociva, me sacudió, y me alegré de haber dejado de perder el tiempo con tanta lectura. No estoy diciendo que no me guste leer (ahora mismo no lo hago por pura falta de tiempo), sino todo lo contrario, solo que no le doy ese poder mitológico y prefiero centrarme en la vida misma.

    Por supuesto que una frase o un verso me transporta, me casa con la vida, me pone en armonía conmigo misma si expresa algo que yo tenía dentro y no le había puesto palabras, y ese momento es absolutamente mágico. Pero también me ocurre esto fuera de la letra escrita, y eso es bueno!
  • Yo durante anyos escribia un diario y me servia en su momento como una especie de terapia. En la mente (en la mia, y sospecho que en muuuuchas otras) los pensamientos suelen estar amontonados, mezclados, enredados y el acto de escribir te obliga a sacar lo mas relevante y seguir una linea para que tengas un recuadro coherente, ordenar el caos. Relaciono esto con lo que Marta describe como aquel momento magico cuando algo que has leido sintoniza con algo que llevas dentro, pero que aun no hayas articulado. Esta, para mi, es lo bueno de la lectura. A la vez que pueda ser lo malo (alli esta el martillo que comenta Anna), porque viene empaquetado. No tienes que hacer el trabajo tu.
    Yo tambien devoraba los libros antes, y no cuestionaba su valor. Despreciaba el tiempo que la gente tiraba delante del televisor sin ver el paralelo con como empleaba mi tiempo yo (ademas leia los clasicos, jo, si era intocable je je). Me siento curada de la adiccion.
    Y, si, a veces te encuentras con alguien que cita tanto sus autores preferidos que dudas de si ellos mismos saben lo que opinan.
    Sobre tu ultimo punto, Alberto, es mas que interesante que el pentagono (perdona, El Pentagono) tenia escritores de ficcion barata bajo su empleo durante la guerra fria para fomentar el patriotismo.
  • editado enero 2013
    Muy interesante el tema. Gracias Alberto. 

    Yo de pequeño me refugié en la lectura, un poco como el niño que inicia el libro de "La historia interminable". Era una forma de evadirme de mi entorno y mi realidad. La lectura me proporcionó un cobijo y un lugar para soñar. Creo que por eso quizás no me he vuelto del todo loco, aunque en realidad fuera una adicción. Luego vinieron las lecturas impuestas, desde donde la imposición se hace mas dura, o sea, dentro de mi misma casa. Me obligaron a leer el Quijote, la Ilidada, la Odisea (después del palizón de la Iliada, este era como un cuento de aventuras), y demás clásicos. Por suerte cayó en mis manos algún que otro libro de Julio Verne, por aquello de que se puede considerar un clásico, Emilio Salgari y leyendas tipo "Las mil y una noches", "Leyendas de la Alhambra" y las de Gustavo Adolfo Becquer (un poco tristes, eso si). 

    Ya durante el instituto y la carrera leía menos, estaba mas conectado con el mundo (o desconectado con la vida, depende de como se mire), ya no necesitaba tanto la lectura como forma de evasión. Pero se descubrió para mi una nueva forma de entender la lectura, la lectura compartida. Tenía un amigo con el que compartía pasiones parecidas y nos devorábamos juntos los libros de Hermann Hesse y los comentábamos. ¡¡ Que lujo !!. Yo creo que aprendía mas de esas charlas, porque le dábamos al coco, que de la lectura en si, pero sin duda si no hubiéramos leido a determinados autores como Hesse, no habríamos profundizado en ciertos temas. 

    Desde que soy padre mis lecturas han dado un giro de 90 grados, he leido con avidez para tener información. Información que por mi trayectoria y mis propias vivencias personales no iba a poder obtener por mi mismo. Y por suerte he podido seguir practicando la lectura compartida con Dari, reflexiones de otros verbalizadas por nosotros y aplicadas a nuestras propias vivencias. No se, quizás estoy en un periodo de abdución por los autores como plantea Alberto y no me doy cuenta, pero lo que si está claro que si no hubiera sido por la lectura habría tardado mucho mas tiempo en llegar a las conclusiones que estoy llegando ahora.

    Yo creo que gracias a la lectura he podido tener ciertas revelaciones. Por ejemplo, mi archicitada Alice Miller, que mas de uno pensará que se ha apropiado de mi cuerpo y que habla por mi como la niña del exorcista, fue la primera persona que me planteó algo que nadie me había dicho nunca: "se puede no querer a los padres". ¿Ah, pero eso es posible?. Nadie me lo había dicho nunca. Y llevo años dándole vueltas a este concepto y todo lo que implica, y aún lo estoy digiriendo. Y mas que endiosar la figura de Miller, que puede que si, lo que le tengo es un cariño tremendo a esa mujer, por lo mucho que me ha aportado, por lo inspiradora que ha sido para mi. Hay cosas escritas por ella que no me gustan, y tampoco creo que en su vida haya sido consecuente absolutamente con sus escritos . Además seguro que iba al baño como todos (excepto Carmen, claro  ;) )

    Pero sin duda, lo que mas me ha hecho avanzar en mi propia búsqueda ha sido tener la suerte de poder reflexionar sobre estos nuevos conceptos con mi pareja. Y desde que estoy aquí en el foro con todos vosotros.  

    Entiendo la preocupación de Alberto, la lectura cerrada, la interiorización de conceptos como si fueran dogmas, la idealización del autor, la evasión de la realidad, la abdución por otros que vienen a pensar por ti..... Pero yo creo en la lectura activa, reflexiva, compartida........ y sobre todo creo que obtener conclusiones parecidas a determinados autores no implica falta de reflexión. Posiblemente haya cierta conexión en las vivencias que han tenido tanto el escritor como el lector para que exista esa proximidad. 

    Y la poesía que cita Anna, ¡¡ ay, la poesía !!, la poesía es otra cosa. La poesía es magia, sueño, emoción..... la poesía son imágenes, luces, caricias y también tormentas, laberintos, acantilados........ la poesía es sensibilidad escrita. No admite interpretación, reflexión..... es emoción pura que llega y se va en un instante. Es otra cosa. Como la música. 

     

  • editado enero 2013
    Estas son las reflexiones que buscaba con este hilo. Entre todos vamos situando un asunto, el papel de los libros, en un contexto personal, biográfico y también en nuestro contexto actual y compartido.
    A mi vuestras intervenciones me confirman lo que escribí al iniciar el hilo, pero además le dan más contenido y valor.
    Suscribo buena parte de vuestras opiniones y comparto muchos testimonios de vuestra relación con la lectura y su evolución.
    Gracias por darle a este hilo el valor que le habéis dado.
    Como podéis imaginar o en algunos casos sabéis, porque me conocéis, no he renunciado a la lectura, pero dese hace algún tiempo sigo una dieta que considero muy saludable, ja, ja
  • editado septiembre 2013
    Lo subo por la alusión de Barbara en el.hilo de las pantallas... y porque me apetece!
  • Buen hilo, está bien recordar, gracias! 
  • Pero si prefieres qie abra uno de Fernando Alonso...
  • guauuu! pedazo hilo. 

    Se me acabo el tiempo ahora... luego vuelvo

  • NOVEDADES:
    NO EXISTE LA ADICCION A LA LECTURA.
    ESE MENSAJE CADUCÓ.
    LEED EL LIBRO DE CARMEN EN CUANTO SE PUBLIQUE!
    DESPUES YA VEREMOS!
    ;)
  • Jajajaja!!
  • =)) Alberto, estás sembrao!
  • Pues mira que me has sacado la sonrisa en esta mañana!!!

    Yo siempre he dicho que leía mucho (aunque nunca he tenido memoria para citar a los autores, me quedaba con la impresión del libro o las reflexiones que me había sugerido) y me encantaba hablar con gente a la que también le gustaba leer y luego concí a mi marido que presume de haber leido muy pero que muy poco en su vida y ahí que se me cayeron los esquemas. Me gusta leer, pero va por rachas, hay rachas que no leo nada. También me gusta escribir. Pero creo que uno puede leer mucho y otro no leer nada y alfinal llegar más o menos al mismo punto, pero por distintos caminos.

    El de Carmen tengo muchas ganas de leerlo

    ;)
  • Me alegra alegrarte un poco el dia, que hoy te hace falta!
Accede o Regístrate para comentar.