hola a tod@s

editado enero 2013 en Plaza Mayor
Hola a tod@s,
Es la primera vez que participo en un foro, pero me pareció tan acogedor que no pude evitar tomar parte en ello. Me van a disculpar los errores que pueda cometer a la hora de expresarme por ser italiana. Me mudé a vivir a lanzarote cuando conocí mi marido - madrileño- que llevaba en la isla ya 8 años. Ahora tenemos dos hijas preciosas, Mirella de 6 años y Serena de 7 meses. Mirella va al cole desde los 3. En su día me planteé lo del homeschooling pero nadie me apoyó. Me dijeron que Mirella iba necesitando verse con más niños, que al no tener familia aquí necesitaba relacionarse con alguien que no fuese siempre su madre o su padre. Por aquel entonces no conocíamos a nadie que tuviese niños, así que me convencí. La matriculé en una unitaria. Total 20 niños divididos en2 clases.una de infantil y otra con los 2 cursos de primaria. Por ser una escuela no está "tan" mal. Pero al ser escuela se desarrollan dinámicas que creo insanas: peleas, exclusión de la actividad si te "portas mal", no te dan pegatinas si no has respetado las "normas"... un asco. Mirella en el cole cumple con todo. No "da problemas". Pero cuando llega a casa explota e intenta sacar todo lo que se ha tragado durante 5 horas..
He decidido cambiar de rumbo y hacer que mi hija tenga la oportunidad de ser si misma, SIEMPRE.
Y así buscando información sobre el tema y sobre todo sobre las consecuencias legales me topé con este foro.
Y ya me siento mejor!

Comentarios

  • Pues bienvenida milana!  Y enhorabuena por tu decisión! >:D<
  • Perdón, milada :-)
  • editado enero 2013
    Bienvenida, Milada!!  (edito porque me había equivocado de emoticono, jajaja, esto no es lo mio) en fin, quería poner el del abrazo y ahora no me salee

    Me alegro, de tu decisión y de que te sientas mejor!



    PD. Yo he vuelto hace unos meses de vivir 4 años en el norte de Italia y mi chico y yo aún lo echamos mucho de menos (y además nos cuesta adaptarnos a la zona de Madrid... nunca ha sido lo nuestro, pero son nuestras circunstancias ahora), volvimos enamorados de Italia! La peque se ha acostumbrado a estar aquí muy rápido, aunque aún tenemos mucho contacto con la cultura italiana 
  • editado enero 2013
    bienvenida Milada, bienvenida familia
    >:D<
  • Bienvenida Milada, bienvenida familia. Es un placer volver y encontrarme con gente nueva.   >:D<
  • Bienvenida Milada,
    >:D< >:D<
  • Bienvenida Milada!!! >:D<
    Paco??? :x
  • Bienvenida, Milada!!!!!!!!!!!

    Verás... Ya te escribí un privado con nuestros números de teléfonos. Una cosa: llámanos hoy, si quieres, porque hay un encuentro social organizado para el 20 de enero (este domingo) en el parque Ramírez Cerdá de Arrecife. Será todos el día, con comida poupular, asambleas, cuentacuentos... Nosotros participamos en la organización. Llámanos y te contamos, pues es un evento totalmente abierto a toda la isla y creo que puedes aportar cosas, ¿no?

    Un fuerte abrazo (que somos más de lo que aparece, y también en Canarias, como ves...)
  • Bienvenida Milada, me alegro tanto estos comentarios de calidez en el foro. Gracias! acomódate a gusto!
  • Bienvenida!
    Cuant@s más seamos más crecerá el impulso de la libertad (sea lo que sea...) y del cambio para nuestr@s hij@s.
  • ¡Bienvenida!! >:D<

    A mi también me ha encantado que te resulte esta aldea acogedora :x

    Dices:
    Mirella en el cole cumple con todo. No "da problemas". Pero cuando llega a casa explota e intenta sacar todo lo que se ha tragado durante 5 horas.

    Me parece importante esta frase, y los que tenéis por aquí a los niños en el cole, no la olvidéis, observar bien a vuestros niños y ser muy compresivos con ellos cuando vuelven a casa despues de una ardua jornada, mucho mas que la de un adulto, porque no corresponde para nada con la necesidad de ellos. Necesitan mucho respeto, comprensión, paciencia y amor por vuestra parte.
  • Gracias a todo@s por la bienvenida :)
    Montse:
    Es cierto: tenemos que dar todo el amor del mundo, y no entrar en el juego de poder que les meten en la cabeza.
    Ayer en una situación digamos difícil, me di cuenta de que lo que contaba y siempre cuenta es el amor incondicional que siento por mi hija. Y simplemente me empapé de ese sentimiento y lo dije: te quiero y te voy a querer siempre. Mirella dejó de discutir y empezó a relajar los hombros, los músculos de la cara, y sus ojos apartaron el desafío y se llenaron de dulzura.
    Cuánto me enseña todos los días!
Accede o Regístrate para comentar.