"La agresión empática" (Caso Omiso)

editado marzo 2013 en Biblioteca

http://caso.omiso.org/index.php?option=com_content&view=article&id=74:en-proceso-la-agresion-empatica&catid=3:la-devastacion-primera&Itemid=7

"Todo hombre es como un hueso, siempre ligado a otro, juntos, los
miembros forman un solo cuerpo y tienen un mismo origen. Si la vida
causa dolor a un miembro, ninguno de los otros permanecerá indiferente.
Si a ti no te provoca nada el dolor de los demás, no podremos llamarte
ser humano".
SADI, poeta persa del siglo XII

al percibir el continuo maltrato de los adultos hacia los niños, ese
maltrato tan común y socialmente aceptado, se me ocurrió que podría
definirse una especie de síndrome, como un síndrome de falta de empatía
generalizado de los adultos hacia los niños; una especie de síndrome de
asperger que afectara a prácticamente toda la población adulta...

empecé entonces a tratar de buscar un nombre para ese "síndrome" y
resulta que en español no existe un antónimo claro para la palabra
empatía; además, reflexionando percibo que en realidad no es la falta de
empatía lo que suele provocar el maltrato, quizá más bien una reacción
"alérgica" contra esa empatía que viven los adultos durante su
convivencia con los niños, un "síndrome" anti-empático o de agresión
empática.

es por eso que titulo este artículo como "la agresión empática" ya
que creo que se trata de un mecanismo de defensa del adulto que ve
reflejado el dolor de su infancia, que tuvo que reprimir, en el dolor
del niño y por eso trata de reprimir los sentimientos del niño, para así
no revivir, por empatía, los sentimientos de dolor asociados a su
vivencia de maltrato infantil.

esta agresión empática de represión de sentimientos, unido a la
"deuda de respeto" provocada por la autoridad, a la creencia ciega en la
educación como necesidad primordial de la infancia, la expectativa
puesta en el niño, la jaula monogámica, y un largo etcétera provocan
todo un cúmulo de maltrato velado y permitido hacia la infancia.

hace poco vi un video titulado "la civilización empática", de RSA animate:

ya nada más verlo me pareció un planteamiento simplista, además
incluía la idea de adan y eva como un acierto de un supuesto dios, cosa
que no comparto, ni por ese supuesto dios, ni por los personajes
bíblicos del cuento.

la empatía es algo que puede tener resultados positivos o negativos,
según las reacciones que origine esa empatía en el sujeto que la
percibe.

en el caso de la represión de los sentimientos que sufren los niños
por el efecto de la empatía adulta que "obliga" a los adultos a impedir
que esos sentimientos dolorosos (e incluso placenteros) sean mostrados
en su presencia: la verdad es que una civilización empática basada en
esas reacciones de represión no es muy agradable.

esta reacción anti-empática también es visible entre adultos, que no
toleran tener cerca a una persona que se encuentre triste, por eso
muchas veces la tristeza tiene que vivirse en soledad; y las sonrisas
son simples muecas pintadas en nuestras bocas que esconden una honda
tristeza asimilada como desagradable de mostrar.

según el video comentado anteriormente existen un efecto de "neuronas
espejo", es decir, que cuando estamos junto a alguien que tiene una
determinada sensación se activarán las neuronas de nuestro cerebro
asociadas a esa sensación, y a esto se le denomina empatía (sentir lo
mismo que otro está sintiendo).

esto no significa que la persona afectada por la empatía tenga que
comportarse de igual forma que aquella. la misma sensación o emoción no
provoca la misma reacción en dos personas distintas, ni siquiera tiene
por que darse el mismo comportamiento en la misma persona en dos
momentos diferentes bajo los efectos de la misma sensación.

pero si la empatía provoca que se nos activen neuronas que hemos
tenido que inhibir y reprimir durante mucho tiempo para no sentir
aquella sensación, al no poder seguir reprimiendo esa sensación en
nosotros mismos tendremos que reprimir la sensación en el otro, para no
vivenciar nuestro dolor por medio de la empatía, pues no toleramos que
esas neuronas sean puestas nuevamente en marcha;

esto es lo que denomino "agresión empática", la represión en el otro
de la sana y necesaria expresión de sus sentimientos dolorosos (e
incluso placenteros) para no vivenciar los nuestros, reprimidos, por
medio de la empatía.

cierto es también que algunos adultos tienen tal coraza respecto de
determinados sentimientos de dolor que parecen ciertamente carecer de
empatía, es el caso de algunas personas con comportamientos para mí
sorprendentes y que, cuando ven a un niño que se siente mal o está
enojado, se apresuran para divertirse molestándolo y suelen reirse
haciéndolo; algunos otros provocan a conciencia el malestar en el niño y
consideran esto como una broma. muchos niños conforme se hacen más
grandes empiezan a agredir a sus compañeros de esta misma manera, tal y
como les han agredido a ellos. en este caso si podría considerar un
"síndrome de carencia de empatía"

he añadido entre paréntesis que mediante la empatía pueden reprimirse
en el otro sensaciones, no sólo dolorosas, sino también placenteras.
algunas personas que sienten reprimido su deseo, su placer, que, por
ejemplo, no son capaces de sentir placer sexual, que ven su vida como
algo monotono, sin ilusión... algunas de estas personas, cuando sus
hijos demuestran esa sensación de deseo se apresuran a acallarla, les
irrita, no la soportan y agreden a sus hijos por desear... les puede dar
incluso asco que sus hijos deseen mamar de sus pechos (algunas mujeres
me han comentado este hecho como uno de sus motivo de no queres ser
madres) y les gritan cuando no son capaces de darles más teta.

también es clásico ver a padres que cuando sus hijos les comunican el
deseo de tener, por ejemplo, un juguete que acaban de ver, les
recriminan por ser tan caprichosos, les gritan por mostrar deseo, por
pedir algo que desean. pero ese deseo es necesario, esa comunicación de
su deseo importante, podemos, en vez de maltratar a nuestros hijos,
hablar de él: "¡a ver que juguete te gusta! ... es verdad, es un juguete
muy bonito, a mí también me gusta mucho, tiene luces y colores...", no
es necesario comprar el juguete, "... aunque hoy no lo podemos comprar",
pero inicialmente podemos reconocer el deseo de nuestros hijos, en vez
de negarlo tajantemente, con ira... seguro que el berrinche de tu hijo
no será tan grave (recuerda que si tiene un berrinche tampoco lo has de
acallar, puedes reconocer con tus palabras su malestar: "estás enfadado,
normal, ese juguete es muy bonito, es una rabia no poder comprártelo
esta vez").

para finalizar una cita curiosa, aunque no tenga nada que ver, sobre
los efectos del café en la empatía y la agresión por irritabilidad que
encontré de casualidad en:
http://nutrihealth.in/health/effects-of-coffee-what-a-cuppa-can-give-you/

"Further coffee doses may rouse one a bit, but then further collapse
is inevitable by evening. Irritability may evolve into disproportionate
or inappropriate angry outbursts, pleasure-loss, absence of
good-feelings, or empathy anesthesia."

"Incrementar la dosis de café puede despertarle un poco, pero
entonces es inevitable un mayor colapso al anochecer. La irritabilidad
puede convertirse en estallidos de ira desproporcionada o inapropiada,
pérdida de placer, la ausencia de buena sentimientos, o la anestesia de
la empatía."

Comentarios

  • Muchas gracias por traerlo, Anna, es muy bueno! 
  • subo, que lo necesito
    :)
  • "Todo hombre es como un hueso, siempre ligado a otro, juntos, los 
    miembros forman un solo cuerpo y tienen un mismo origen. Si la vida 
    causa dolor a un miembro, ninguno de los otros permanecerá indiferente. 
    Si a ti no te provoca nada el dolor de los demás, no podremos llamarte 
    ser humano".
    SADI, poeta persa del siglo XII


    Muy buena cita, y muy buen refresco!
  • esta reacción anti-empática también es visible entre adultos, que no
    toleran tener cerca a una persona que se encuentre triste, por eso
    muchas veces la tristeza tiene que vivirse en soledad; y las sonrisas
    son simples muecas pintadas en nuestras bocas que esconden una honda
    tristeza asimilada como desagradable de mostrar.

    ¡qué rabia me da esto! porque esto aún proporciona más tristeza a la persona que la sufre.

  • cierto es también que algunos adultos tienen tal coraza respecto de
    determinados sentimientos de dolor que parecen ciertamente carecer de
    empatía, es el caso de algunas personas con comportamientos para mí
    sorprendentes y que, cuando ven a un niño que se siente mal o está
    enojado, se apresuran para divertirse molestándolo y suelen reirse
    haciéndolo; algunos otros provocan a conciencia el malestar en el niño y
    consideran esto como una broma. muchos niños conforme se hacen más
    grandes empiezan a agredir a sus compañeros de esta misma manera, tal y
    como les han agredido a ellos. en este caso si podría considerar un
    "síndrome de carencia de empatía"


  • Sospecho que estos textos de Caso Omiso provocan poco comentario porque son tan completos. ¿Que más se puede añadir? Lo primero que se me viene a la mente son ejemplos cotidianos de lo que dice, pero todos presenciamos demasiado estos momentos ya. Sobran. (Estuvimos en una fiesta de cumpleaños el otro día. Madre mía.)

    Vale la pena subirlos de vez en cuando igualmente. 
  • Me encanta el artículo, no he podido ver el video pues ahora donde estoy no tengo acceso, pero lo veré.
  • Sospecho que estos textos de Caso Omiso provocan poco comentario porque son tan completos. ¿Que más se puede añadir? Lo primero que se me viene a la mente son ejemplos cotidianos de lo que dice, pero todos presenciamos demasiado estos momentos ya. Sobran. (Estuvimos en una fiesta de cumpleaños el otro día. Madre mía.)

    Vale la pena subirlos de vez en cuando igualmente. 
    claro que sí, Amber, aprovechemos que alguien ya lo había escrito tan bien y tan clarito para divulgarlo.
    bueno, para estos ejemplos cotidianos teníamos un rincón de denuncias, más que nada para aprender a detectarlo y buscar alternativas, lo que se ve por el mundo es increíble y aún hay quien defiende a los agresores. Incluso se dice que los niños no son empáticos "por naturaleza", que son "egoistas" y cosas así.
  • Anna, "teníamos un rincón de denuncias". ¿Aún existe?
  • debe estar en algún lado, pero no recuerdo donde. ¿alguien se acuerda?
    si no, creamos uno nuevo.
    también había, recuerdo, un apartado del foro de caso omiso dedicado al tema, pero ya está cerrado :(
  • Es curioso, en cuanto a la empatía, vi un documental una vez sobre la tortura, que decía que era necesaria la empatía para poder someter a practicas de tortura a alguien, para una mayor eficacia; lo que pasa es que el sufrimiento infringido es justificado, de alguna manera, con lo que supongo que esa empatía es un poco limitada, o es cuestión de sensibilidad, no sé.
  • editado diciembre 2013
    Imaginaros que esto es precisamente, lo que comentas de la tortura, el sumum, ¿no? ser capaz de ponerse en la piel del otro, solo para imaginarse lo que siente y darle dónde más le duele... tiemblo solo de pensarlo.

    En el caso de los niños, creo que todo es mucho más sutil, y lo que peor llevo, quizá, es la aceptación social, y el verlo como algo normal...
    Algo tan habitual como arrancar niños de brazos de sus madres, porque los van a malcriar... y después insultarles de la forma más brutal, como enmadrados, mimosos, caprichosos. Bajo la connivencia adulta materna. Un horror.

    Gracias por subir el hilo, Katina!
Accede o Regístrate para comentar.