El entusiasmo como elemento clave del aprendizaje

editado abril 2013 en Café Homeschooler
El entusiasmo como elemento clave del aprendizaje, es una idea que soltó André Stern en su charla en el encuentro de ALE.

y de repente algo que sabíamos pero que vagaba por los foros sin  nombre fue bautizado. a veces lo llamabamos: "dejarles hacer lo que les gusta", "lo que les apasiona" y ahora observamos que cualquier persona de cualquier edad si conserva el entusiasmo, si sabe entusiasmarse con las cosas como lo hacen los niños pequeños está a salvo. Su cerebro sigue desarrollandose en cada una de las zonas correspondientes al tipo de actividad.

me gustaría al iniciar este hilo invitaros a todos a reflexionar sobre este tema y por supuesto a entusiasmarse y respetar el entusiasmo de los que nos rodean.

Comentarios

  • A mi me parece clave este tema. El entusiasmo. Pues si, entusiasmo va ligado a disfrute, y cuando una persona se entusiasma por todo lo que hace, el trabajo ya no es un trabajo, es un placer.  

    El cuento ese de Jurg Schubiger de "Cuando el mundo era joven todavía", Marta recalcó una verdad como un templo "Si cada uno hacía lo que le resultaba más fácil, el mundo quedaba ya bastante ordenado"

    Yo creo que cuando las cosas se hacen con entusiasmo son muy fáciles de hacer, no hay trabajo, constancia, sacrificio......... es que salen simplemente. No hay objetivos, ni un fin concreto, es placer. Si cuesta hacerlo entonces ya habría que plantearse si se debe a hacer o no (a no ser que no quede mas remedio, claro) 

    Recuerdo un documental en donde entrevistaban a un panadero que vivía su profesión con entusiasmo, y cada viaje que hacía se metía en una panadería y charlaba, compartía información, se hacía miles de anotaciones en papeles de todo tipo. Yo a ese hombre me lo imagino sin parar de crecer. 

    Para mi, empezar a recuperar mi entusiasmo por expresarme y escribir ha sido todo un descubrimiento. Es como recuperar poco a poco a ese niño que está escondido en mi. 
  • CEL está rebosante de entusiasmo, así nació y así se mantiene, sin ir más lejos.

    De ahí también el apunte del entusiasmo compartido, que es el auténtico motor vital. Como bien dice Anna, este era un concepto, y un día a día que ya existe y que no le habíamos puesto este nombre. Yo decía que el aprendizaje debe estar conectado con la emoción, y viene a ser esto, solo que a veces se confunde con "motivación" y este ya es un término más peligroso si entramos en terrenos de "tener que motivar", etc.

    A dónde llega el ser humano cuándo se entusiasma es alucinante, y a dónde llegan los niños en ese estado, no tiene límites, por eso, una vida que no coarte este entusiasmo debería ser nuestra línea... en ello estamos!.
  • Me encanta esa idea, y creo que define muy bien la esencia de la vida. Hacer lo que emprendemos con entusiasmo, esas ganas y fuerzas que vienen que hacen que sigas y sigas y disfrutes de lo que estas haciendo aunque sea no hacer nada, sólo mirar el horizonte, lo que hace que nada se vuelva arduo ni pesado, ni se haga con automatismo. El entusiasmo rebosa de vida, de ganas y placer.
  • Mas de una vez he pensado en las cosas que si aprendí en la escuela, y siempre están relacionadas con los mismo, han sido temas que me ha gustado, y entonces las aprendía por eso mismo, porque me interesaban y quería saber de ellas.

    En cambio todo lo que no he aprendido esta relacionado con mi falta de interés por el tema, lo memorizaba el suficiente tiempo para pasar el examen y luego dejaba de existir para siempre ¡Que perdida de tiempo!

    Cuando uno esta entusiasmado por un tema quiere saber sobre el y todo es disfrute. El entusiasmo abre nuestra capacidad de comprender y querer dedicarle tiempo.

    Cuando uno esta entusiasmado por algo es fácil, no hay esfuerzo, se desarrolla como si te deslizaras, sin dificultad.

  • Me encanta este tema que ha empezado Anna. Estoy muy de acuerdo con la distinción que hace Marta entre entusiasmo y motivación. Yo llevaba mucho tiempo sin entusiasmo espontáneo y real por nada, por ejemplo. Es difícil cuando se lleva una vida de escolarización forzosa de lunes a viernes. Muy difícil. Desde el 28 de febrero, que llevo de baja, empiezo a recuperar algo de lo que en algún momento fue mi entusiasmo. Yo lo estoy recuperando, en buena parte, gracias a la vida en familia. Sí, estoy recuperando ese entusiasmo con mi hija. Una de las piezas claves del entusiasmo es, creo, la suspensión del tiempo. Cuando, sin esfuerzo, juego con Estrella como cuando era un niño, y hacemos teatro con el guiñol y los muñecos o hacemos "triquiñuelas" (siempre dejándome llevar por ella), en ocasiones, la medición del tiempo desaparece. Y para mí esto es complicado porque tengo los timbrazos marcados a fuego.
  • editado abril 2013
    Qué interesantes aportaciones... yo también estoy de acuerdo en la distinción entre motivación y entusiasmo. ¡Y qué significativo que en general, pero sobre todo en el medio educativo, siempre se hable de motivación!

    Me imagino que por aquí no interesa tanto, pero a mi me salió mi vena "científica" y me pareció curioso lo que contaba de que la neurobiología ha estudiado cómo se comprueba físicamente (con un aumento del área correspondiente en el cerebro) que sólo se aprende de verdad lo que se hace con entusiasmo, y por lo tanto, los programas de "entrenamiento", o de "estimulación", no funcionan realmente. 

    Santiago: ¡¡un abrazo!! (no me sale el emoticono) y que se siga recuperando ese entusiasmo!!

  • Sí, Sara, claro que interesa, jeje. Es evidente que si nuestros hijos o nosotros vivimos el aprendizaje con entusiasmo, les va a importar bien poco, el tema que unos científicos lo estudien, porque de alguna forma ya lo sabemos. Pero siempre está bien tener esos estudios a mano para cualquier ocasion! si sabéis cuales son y como se hicieron, estará muy bien echarles un vistazo!.

    Santiago!
    >:D<
  • Pues definitivamente la clave del aprendizaje esta en el entusiasmo y por supuesto respetar ese entusiasmo. Muchas veces los adultos metemos la pata interrumpiendo ese entusiasmo y hacemos lo posible para motivarles a hacer otra cosa que quizas ni les entusiasme.

    Y mas claro es que en la escuela no hay aprendizaje ninguno, nadie va con entusiasmo a la escuela ni los propios maestros.

  • Y mas claro es que en la escuela no hay aprendizaje ninguno, nadie va con entusiasmo a la escuela ni los propios maestros.
    Que bueno, Vicky. Un buenisimo ejemplo. 

    Santiago  >:D<
  • Pues a lo mejor esas referencias se le pueden pedir al propio André Stern, porque no contó más que lo que os digo, pero dijo también que siempre contestaba a los mails...
     
Accede o Regístrate para comentar.