Desearía.......

editado mayo 2013 en Plaza Mayor
Durante muchos años trabajé en los cuidados paliativos. Mis pacientes eran los que habían ido a casa a morir.

Algunos momentos increíblemente especiales fueron compartidos. Yo estaba con ellos las últimas tres o doce semanas de sus vidas.

La gente crece mucho cuando se enfrentan a su propia mortalidad, y he aprendido a no subestimar la capacidad de alguien para crecer.

Algunos cambios fueron fenomenales. Con cada experiencia, una variedad de emociones esperadas, como la negación, el miedo, la ira, el remordimiento, más negación y con el tiempo, la aceptación.

Pero cada paciente encontró su paz antes de partir, cada uno de ellos.

Cuando les preguntaba acerca de cualquier arrepentimiento que tenían o cualquier cosa que hubieran querido hacer diferente, surgieron unos temas comunes una y otra vez. Estos son los cinco más comunes:

1. HUBIESE DESEADO HABER TENIDO EL CORAJE DE VIVIR UNA VIDA FIEL A MÍ MISMO, Y NO LA VIDA QUE OTROS ESPERABAN PARA MÍ.

Este era el lamento más común de todos. Cuando la gente piensa que su vida está a punto de terminar y miran hacia atrás con claridad, es fácil ver cómo muchos sueños se han ido sin ser cumplidos. Muchas personas no habían cumplido ni la mitad de sus sueños y tenía que morir sabiendo que era debido a las elecciones que habían hecho, o las que no habían hecho.

Es muy importante tratar de cumplir al menos algunos de tus sueños a lo largo del camino. Desde el momento en que pierdes tu salud, es muy tarde. La salud da una libertad que muy pocos reconocen, hasta que ya no la tienen.

2. DESEARÍA NO HABER TRABAJADO TAN DURO.

Esto vino de cada paciente de sexo masculino que cuidé. Ellos se perdieron la niñez de sus hijos y la compañía de sus parejas. Las mujeres también hablaron de este arrepentimiento. Pero la mayoría fueron de una generación anterior, muchos de los pacientes de sexo femenino no habían sido el sostén de la familia. Todos los hombres a los que cuidé lamentaron profundamente haber pasado gran parte de sus vidas en el trabajo.

Simplificando tu estilo de vida y tomando decisiones más conscientes a lo largo del camino, es posible que no necesites los ingresos que crees que necesitas. Y al crear más espacio en tu vida, serás más feliz y más abierto a nuevas oportunidades, unas que se adaptarán mejor a tu nuevo estilo de vida.

3. DESEARÍA HABER TENIDO EL CORAJE DE EXPRESAR MIS SENTIMIENTOS.
Muchas personas suprimieron sus sentimientos con el fin de mantener la paz con los demás. Como resultado, se conformaron con una existencia mediocre y nunca llegaron a convertirse en lo que realmente eran capaces de ser. Muchas enfermedades se desarrollan como resultado de la amargura y el resentimiento que llevan dentro.

No podemos controlar las reacciones de los demás. Sin embargo, aunque las personas puedan inicialmente reaccionar cuando cambias y hablas con sinceridad, al final la relación llegará a un nuevo y más saludable nivel. Eso o te ayudará a reconocer una relación enfermiza en tu vida. De cualquier manera, tú ganas.

4. DESEARÍA HABER ESTADO MÁS CON MIS AMIGOS.

A menudo no se dan cuenta realmente de lo beneficioso que son los viejos amigos hasta sus últimas semanas de vida, y no siempre fue posible localizarlos. Muchos de ellos habían llegado a estar tan atrapados en sus propias vidas que habían descuidado amistades de oro en los últimos años. Había mucho arrepentimiento por no haberle dado a la amistad el tiempo y esfuerzo que se merecían. Todos echan de menos a sus amigos cuando están muriendo.

Es común para los que tienen un estilo de vida muy ocupado descuidar a las amistades. Pero cuando te enfrentas con tu inminente muerte, los detalles físicos de la vida desaparecen. La gente quiere tener sus asuntos financieros en orden, si es posible. Pero no es el dinero o el estatus lo verdaderamente importante para ellos. Ellos quieren hacer cosas que le sean más beneficiosas a sus seres queridos. Por lo general, sin embargo, están demasiado enfermos y cansados como para manejar esa tarea. Entonces, al final, todo se reduce al amor y a las relaciones. Eso es todo lo que queda en las últimas semanas: el amor y las relaciones.

5. DESEARÍA HABERME DEJADO SER MÁS FELIZ.

Esta es sorprendentemente común. Muchos no se dieron cuenta hasta el final que la felicidad es una elección. Se habían quedado atascados en viejos patrones y hábitos. El llamado “confort” de las cosas familiares fluyó dentro de sus emociones, así como en su vida física. El miedo al cambio los tenía engañando a los demás y a sí mismos, fingiendo que estaban contentos. Cuando en lo profundo, deseaban que las risas y las tonterías volvieran a sus vidas de nuevo.

Cuando estás en tu lecho de muerte, lo que los demás piensen de ti está muy lejos de tu mente. ¡Qué maravilloso sería que no te importe eso y sonreír nuevamente, mucho antes de que te estés muriendo!

Pues me ha parecido un testo para la reflexión y sobre todo para la acción.¿qué os parece?

Comentarios

  • Gracias, Chus, por compartir esto. Se me ha puesto la piel d gallina.
    Cuanto sufrimiento y cuanta infelicidad causan el trabajo forzoso, las convenciones sociales y el consiguiente alejamiento de las personas.
  • ¡Y sobre todo que haya que esperar a ese momento para darse cuenta!, otra consecuencia más de las expectativas de este mundo de locos...  
  • Un despertador importante. Gracias, Chus.
  • Gracias Chus por ese relato.

    Me ha emocionado mucho

  • Si fuésemos capaces de ser las autenticos con nosotros mismos, la vida creo que nos seria diferente.

    Pero luego es muy difícil aplicar, según que cosas, a la vida diaria

  • Uf! Precisamente hoy esto me ha ayudado a darme cuenta de que hay que actuar. El día que me muera quiero pensar que hice todo lo que pude.

  • ala, qué casualidad, Chus! Justo me he pasado la tarde tuiteando este artículo de los arrepentimientos y escribiendo un artículo relacionado y ahora entro y leo este hilo por primera vez!
    Creo que éste también os va a gustar, es la despedida de un hombre capaz de vivir intensamente, a pesar de sus durísimas circunstancias http://www.minusval2000.com/literatura/archivosLiteratura/panegirico.html
  • Trabaje de hombre joven en un hospital, dos veranos, como ayudante de enfermera, y vi los nobles que puedemos ser los hombres y mujeres, fue unos meses que tuverion un peso imporante en mi vida..gracias Chus. De donde y cuando es este escrito?
  • De la despedida que ha colgado Ada:

    Lamento al fin dejaros, ahora que empezaba a dejar de tener miedo. Que
    me desembarazaba de cautelas y obligaciones. Que me permitía, a veces,
    presentarme ante quien fuera tal cual soy, sin ostentosas demostraciones
    de paciencia o resistencia, y sin preocuparme demasiado por el futuro.
    Di pocos pasos por ese camino, me habría gustado saber adónde me habría
    conducido, seguramente a un lugar bonito y tranquilo de mi conciencia,
    un lugar que todos deberíamos tener y compartir.

  • Trabaje de hombre joven en un hospital, dos veranos, como ayudante de enfermera, y vi los nobles que puedemos ser los hombres y mujeres, fue unos meses que tuverion un peso imporante en mi vida..gracias Chus. De donde y cuando es este escrito?
    Esperate a ver si lo encuentro. :O
  • La verdad es que es cierto que no eres cosciente de lo que tienes hasta que lo pierdes,
    Yo a veces cuando lo pienso me siento abrumado por lo afortunado que soy, porque lo que tengo es perfecto, porque otras personas no lo tiene y yo si.
    Sin duda soy afortunado
  • editado junio 2013

    LA RANA SORDA    Un grupo de ranas viajaba por el bosque y, de repente, dos de ellas cayeron en un hoyo profundo.    Todas las demás ranas se reunieron alrededor del hoyo.    Cuando vieron cuan hondo era el hoyo, le dijeron a las dos ranas en el fondo que para efectos prácticos, se debían dar por muertas.    Las dos ranas no hicieron caso a los comentarios de sus amigas y siguieron tratando de saltar fuera del hoyo con todas sus fuerzas.    Las otras seguían insistiendo que sus esfuerzos serían inútiles.    Finalmente, una de las ranas puso atención a lo que las demás decían y se rindió.    Ella se desplomó y murió.    La otra rana continuó saltando tan fuerte como le era posible.    Una vez más, la multitud de ranas le gritaba y le hacían señas para que dejara de sufrir y que simplemente se dispusiera a morir, ya que no tenia caso seguir luchando.    Pero la rana saltó cada vez con más fuerzas hasta que finalmente logró salir del hoyo.    Cuando salió, las otras ranas le dijeron:"nos da gusto que hayas logrado salir, a pesar de lo que te gritábamos".    La rana les explicó que era sorda, y que pensó que las demás la estaban animando a esforzarse más y salir del hoyo.    MORALEJA    1. La palabra tiene poder de vida y muerte. Una palabra de aliento a alguien que se siente desanimado puede ayudar a levantarlo y finalizar el día.    2. Una palabra destructiva dicha a alguien que se encuentre desanimado puede ser lo que lo acabe por destruir.    Tengamos cuidado con lo que decimos.    3. Una persona especial es la que se da tiempo para animar a otros.























    ME HA GUSTADO Y QUERÍA COMPARTIRLO CON VOSOTROS.


    ME HA GSUTADO Y QUERÍA COMPARTIRLO CON VOSOTROS




    :-S
  • Si Chus hay que tener cuidado con las palabras

    Gracias

Accede o Regístrate para comentar.