charla sobre aprender sin escuela (en Lanzarote)

editado mayo 2013 en Tablón de Anuncios
¡gracias Santiago!


Charla-Coloquio
“Aprender sin Escuela”

(Un encuentro abierto a todos aquellos que están interesados en la
“Educación en Casa” como alternativa a la enseñanza institucional)

Hablaremos sobre los siguientes aspectos:

• ¿Podemos aprender sin escuela?
• ¿Para qué sirve la escuela?
• La educación en casa I: fundamentos históricos y pedagógicos.
• La educación en casa II: tendencias (desde la “escuela en casa” hasta el unschooling).

• La educación en casa III: la continuación lógica de una crianza
respetuosa, el derecho a la educación desde la soberanía educativa de
los propios niños.
• La educación en casa IV: el crecimiento
personal a partir del contacto con nuestros hijos, la reconexión con
nuestro niño interior.
• Redes y Grupos de apoyo para crecer sin escuela.

Fecha y hora: 16 de Mayo de 2013 a las 17:30 h.
Lugar: calle Canalejas, 8. Arrecife (Lanzarote)

Comentarios

  • Nos encantaría que nos dieras una "premiere".  =D>
  • Pos a mi me pilla un poco lejos, pero sino seguro que iba!!
  • Suena genial, quizas para el proximo encuentro CEL
  • Buenas! Soy Sara, mamá de Zoe y amiga de Cosmos. Ahora vivimos en Fuerteventura, en la zona norte, participamos de un grupo de crianza con inquietudes e intereses sobre la educación consciente,o aprendizaje significativo desde la libertad y el  respeto. Nos gustaría ir a vsrias mamá a la charla-coloquio pero tenemos cuestiones que aquí os traslados.

    1) Podemos ir con niñ@s?
    2) La duración de la charla-coloquio es de ........( por cuadrar los horarios con el barco para regresar a Corralejo o mirar alojamiento).
    3) Nos gustaría muchísimo colaborar y crear parte de una red de apoyo desde la visión de acompañar el crecimiento, desarrollo y experiencias vitales de nuestr@s hij@s, y nos planteamos la posibilidad de realizar esta charla-coloquio en Fuerteventura, Realizaríamos las gestiones oportunas para que así se pudiera realizar, es posible esta opción?

     Por falta de tiempo y rutina me gustaría contactar con quien coordina esta iniciativa o alguien que nos pueda ayudar y/o asesorar, os paso mi contacto por mail y por móvil, Sara: 619 11 26 77 ; saracabfer@hotmail.com
  • hola Sara, le mando tu mensaje al compañero que va a dar la charla y hablais. no pasa por aquí todos los días.
    saludos desde tenerife
    :)
  • Muchas gracias por contestar tan rápido! Tú asistirás a la charla? seguimos en contacto, y espero coincidir pronto. Confírmame si vives en Tenerife y si conoces de iniciativas, charlas, espacios,... por allí, ya que como comenté en el anterior mensaje creo bonito, interesante y necesario crear red de este tipo de movimientos, por y para l@s niñ@s y sus familias!

          Un gran abrazo!

                         Feliz fin de semana!
  • Bienvenida Sara! 
  • ¿que tal ha ido Santiago?
  • Muchas gracias por contestar tan rápido! Tú asistirás a la charla? seguimos en contacto, y espero coincidir pronto. Confírmame si vives en Tenerife y si conoces de iniciativas, charlas, espacios,... por allí, ya que como comenté en el anterior mensaje creo bonito, interesante y necesario crear red de este tipo de movimientos, por y para l@s niñ@s y sus familias!

          Un gran abrazo!

                         Feliz fin de semana!
    hola Sara, nosotros estamos desde hace años creando redes y dando charlas, pero como sabes vivir en las islas supone que casi es más cómodo llegar desde Madrid que desde Tenerife.
    yo conozco gente que educa sin escuela en todas las islas salvo El Hierro. pero quizá hasta me veo más con gente de la Peninsula que con los residentes de otras islas. Aquí en Tenerife tenemos contacto y hacemos encuentros, pero somos poquitos.
  • Hola a tod@s!
    Santiago ya pondrá los detalles, pero como estuve os puedo comentar que la charla fue muy bien, sobretodo porque había muchas personas interesadas. Por lo menos ahora nos conocemos quienes tenemos una visión similar sobre la "educación" de nuestros hijos, y tenemos planeado volver a vernos para.conocernos más y mejor. Bien!
  • gracias milada, es bueno saber que le ido bien a Santiago en su estreno como divulgador =D>
  • Gracias Milada por el adelanto de noticias. Y me encanta que sirviera de encuentro para conoceros. ;;)
  • Qué bien suena eso.. charla, encuentros, para cuando una charla por la península? :-bd
  • Que bien Milada que haya mas gente queriendo cambiar y buscando donde informarse. Me alegro Santiago que estes aportando tanto en la isla.
  • editado mayo 2013
    Para mí la experiencia de la charla fue un tanto agridulce. Cada uno estábamos allí con nuestro "bucle" mental: Milada felizmente convencida y sintiendo la desescolarización; yo con mi bronca interior contra toda forma de aprendizaje institucionalizada; el otro, que apenas estuvo, que qué le diría yo a mi hija si de pronto quiere ser ingeniera "y no tiene nivel"; la otra, con lo legal lo legal lo legal y más de lo legal; el otro, que también hay profes buenos... Pero en general bien, más o menos... Las notas agridulces: dos. La primera y peor: que mi hija quiere hablar antes de que empiece la charla y no termina de decir lo que quiere, vamos que no hay clima para que se expresen los niños, y esto es duro cuando es uno quien ha promovido el encuentro; después, al término de la charla, Estrella quiere volver a hablar pero... una señora que además es mamá, que supera los treinta y que escolariza sin intención de dejar de hacerlo (y que conste que esto es lo de menos), le quiere dar lecciones a mi hija de EDUCACIÓN "porque ella estaba primero en el turno"... Yo quise que Estrella hablara primero, la abracé, pero se sintió intimidada, habló un poco pero paró y después se sintió mal y salió corriendo, dolida... Algo no fluía allí... No le dije nada a esa señora (animal herido, infancia herida), o no lo suficiente (aún me siento mal por ello, y este mismo tipo de situaciones son las que me hacían enfermar en el instituto, pero ahora es mi hija...), nadie dijo nada, como si aquello fuera normal...
    La segunda nota agridulce es que casi nadie reflexionara sobre el último punto y que tiene que ver con nosotros con los niños o nosotros-niños con los niños, que queremos prepararnos (siempre intelectualmente), pero sin saber estar con los niños (prueba de ello esa la horrible situación que les he comentado), proyectándoles nuestros egos, nuestras miserias, nuestros miedos, las capas sociales de nuestra cebolla personal (¿queremos realmente a nuestros hijos o la idea impuesta y autoimpuesta que tenemos de nuestros hijos?). La mayoría andaba dispersa en otras cuestiones que en realidad no tienen nada que ver con los niños.
    De todos modos, la charla (modificada: gracias Anna) volverá a darse en Fuerteventura entre finales de este mes y el que viene.

    Un abrazo a todos y gracias por los ánimos
  • Me quedo un poco rara... Realmente. Santiago:saliste de la charla diciendo de lo bien que había ido la charla. Qué que bien la participación. Que qué bien la buena disposición de la gente que se quedó con ganas de hablar más. Y realmente es así, ya estamos en contacto y intercambiando ideas sobre lecturas que se enfocan absolutamente en el respeto hacia los niños, como las de A. Kohn.
    Cuando te refieres a Estrella y a la situación horrible que vivió... no la veo como tú.
    Yo siento la necesidad, cuando estoy con mi hija de darle a conocer los contextos en los que está y la manera en la que se desarrolla una actividad entre varias personas: en un teatro esperamos ver y escuchaar una obra y no nos ponemos a hablar mientras los actores actúan, verdad? Pues en la charla acontece algo parecido, y allí está a ti compartir con tu hija que es lo que va a acontecer, como funciona etc. Por qué no explicarle en vez de dejar que hable porque si? Cuando algún padre quiso hablar le dijiste claramente "al final". Y no creo que decir esto es faltarle el respeto, verdad? Y porqué si se lo decimos a un niño es faltarle el respeto?
  • editado mayo 2013
    Con la charla me ha pasado un poco como con el instituto, que sales diciendo, bueno, está bien, pero luego no lo está tanto o no lo está en abosluto (en el caso del instituto, desde donde me escriben para que vuelva, pues -esto lo sé aunque no lo digan- quieren que vuelva aquel -yo- que les daba libertad entre las paredes del aula). Por supuesto, yo también comparto como algo positivo el hecho de que hayamos establecido contacto con más gente (ya me cuentas... No estuvimos en Tegoyo por puro cansancio del día antanterior, que estuvimos en el Norte) y compartamos lecturas, pero lo de Estrella no lo puedo ver como tú lo ves en absoluto, porque independientemente de lo que podamos pensar, de que a los niños los queramos o no orientar en diferentes escenarios, Estrella salió llorando, es decir, que hirieron sus sentimientos y a esta señora le da absolutamente lo mismo porque no entiende que a los niños se les pueda hablar de un modo que no les ofenda (eso por lo menos, al margen de lo que se les diga) y porque esta situación no es la primera vez. Pero, Milada, si nosotros mismos somos impacientes cuando queremos decir algo (cuántas veces nos interrumpíamos los unos a los otros...), por qué no pueden serlo los niños, por qué les pedimos tanto a los niños cuando nosotros mismos no podemos cumplirlo (RECUERDO QUE YO MISMO INTERRUMPÍ A DOS PARTICIPANTES), por qué tan rápidamente sermoneamos a los niños o les damos lecciones, pero no nos atrevemos con los adultos, o no sermoneamos ni damos lecciones pero permitimos que se les haga a los niños (DE AHÍ LA SENSACIÓN TAN MALA QUE TENGO). En resumen, que todo estuvo bien, pero que me siento mal porque no defendí a mi hija y no puse a esa señora en su sitio. Nada más. De todos modos te llamo en breve y hablamos, ¿vale? Unos "besos volaos" desde Playa Honda hasta Uga para los cuatro.
  • editado mayo 2013
    Te he leído Santiago y me has traído recuerdos específicos de las charlitas que se dan por aquí. Exactamente los mismos planteamientos... la futura falta de nivel, de lo legal, de lo legal, de lo legal, los títulos, el acceso si quieren volver al sistema, ah! y te faltó el tema estrella, jajaja, la socialización! como bien dices, sensación siempre agridulce...nadie habla de los niños!

    Lo que cuentas de Estrella es un buen ejemplo de como seguimos de mal los adultos! qué aburrimiento, nadie baja la guardia ni por un rato! en cuánto aparece un niño en escena, hay que educarlo siempre, sí o sí... (no sé como nos tienen tanta paciencia!).
  • Educar... La palabra-pánico!
    Yo creo que educar es informar, no obligar, no exigir, no reprimir.
    Pero Casilda Rodrigañez lo explica muy bien aquí.
    https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=sites&srcid=ZGVmYXVsdGRvbWFpbnxjYXNpbGRhcm9kcmlnYW5lenxneDozOWQxZDFiNTU0MmRhNGYx
    No informar es una falta de respeto hacia un niño, tan grande cómo exigirle, reprimirle y obligarle.
  • Pues para mi educar e informar tienen propositos distintos

    Educar tiene el proposito de controlar a la otra persona en como debe ser, que debe saber
    Informar tiene el proposito de comunicacion
  • Allí está a veces la falta de entendimiento.
    Y allí es el tema: es acaso opresor el informar a tu hijo, comunicar a tu hijo, como se desarrolla una charla-encuentro? Yo no lo creo, es más. Creo que es propio de un buen padre o madre unschooler hacerlo: proporcionar información es básico para que luego los hijos elijan libremente y así evolucionen nuestra manera de ser. En el caso específico, creo que si a Estrella se le hubiese dicho cuando empezó la charla como se iba a desarrollar, probablemente no hubiese seguido interrumpiendo y hubiese aprendido que a veces las personas se organizan hablando por turno. No sé, pero a menudo me parece que se confunde el involucrarse con el controlar. Este cuadro que aparece en el buenisimo blog de Yvonne www.welivelearning.blogspot.com me ayuda a explicar lo que quiero decir
    http://www.welivelearning.blogspot.com.es/2013/05/unschooling-y-crianza-respetuosa-con.html
  • editado mayo 2013
    informar de los limites no es el primer paso para aceptarlos sino para comprenderlos. Allí se acabó, dar información no implica imponer ciertos comportamientos ni esperar que ahora el otro haga lo que yo le he dicho. Si nos cuesta a los adultos ¿como es que exigimos a los niños meterse dentro sin rechistar?

    tenemos que hacer más esfuerzo encaminado a conocer a los niños, saber como son, porqué hacen lo que hacen, ayudarles a procesar, comprender, pero siempre desde la complacencia absoluta, deseo primario de complacer.
    En nuestras charlas los niños pueden interrumpir, si necesitan algo, si necesitan a sus padres o si necesitan decir cosas, ellos se entusiasman por cualquier cosa, tienen vidaaaa, pero luego la charla sigue como si nada, en realidad nadie interrumpe por interrumpir, nunca ha pasado. si un niño no puede estar allí porque se aburre o llora o lo que sea los padres se lo llevan, salen con él para que no moleste a los demás.

    creo que cuando un adulto no siente la frustración y el dolor de un niño se convierte en su educador es decir opresor. por mucho eufemismo que se quiera usar.
    Si Santiago intenta no ser un padre opresor, un padre educador, moralista y podador entiendo que sienta como una agresión que una adulta no tuviera empatía con su hija. Estrella es una niña pequeña y sensible como suelen ser los pequeños, Estrella se merecía sentirse acogida y amada por todos allí, merecia que se la mirara con ojos de complacencia. No nos olvidemos que todo este esfuerzo lo hacemos por ellos, que si ellos sufren no vale la pena ir "salvando el mundo"


    Cada
    vez que dejamos de tener en cuenta los deseos de las criaturas, y
    prescindimos de nuestro deseo de complacerlas, (si es que todavía
    percibimos ese deseo nuestro), empezamos a ‘amar’ a nuestras criaturas
    de la manera establecida; nuestros sentimientos habrán perdido sus
    raíces viscerales; será el tipo de ‘amor’ ese que sale del corazón o del
    alma, que es compatible con la adaptación a la competencia y que se
    identifica con el triunfo social en la lucha fratricida. 

    Cuando
    los bebés empiezan a andar, a menudo, incluso las madres que mientras
    estaban en brazos sólo deseaban complacerles, lo que a partir de ese
    momento desean es que las obedezcan; y en esa medida los deseos de las
    criaturas empiezan a volverse irrelevantes para las madres.

    Hay
    una forma de reconocer en nuestro interior este cambio de la
    complacencia por la dominación. Si en verdad amamos a nuestra criatura y
    no podemos complacerla, tendríamos que sentir su frustración como si
    fuera nuestra propia frustración. Es decir, que el amor verdadero hacia
    la criatura se reconoce porque cuando no podemos complacerla, sentimos
    la frustración con ella. Entonces esta frustración nuestra sería la
    prueba o el síntoma de que seguimos manteniendo el amor primario. Pero
    si la frustración de la criatura no la sentimos como nuestra, querrá
    decir que el Poder que detentamos ha empezado ya a corromper y a
    transformar nuestro amor por ella.

    (Casilda Rodrigañez)

    ¿de donde viene el miedo atroz a la permisividad, a dejar sin control los impulsos de los niños?

    por lo que Yvonne ha expresado en este foro su idea de educación, respeto y control es algo diferente que la de Christiane Rochefort o Casilda Rodrigañez y por supuesto me es dificil opinar objetivamente sobre algo así, cuando dista de mi visión de las cosas. sin entrar en temas de imposición pura y dura como los idiomas. por supuesto que cada uno hace lo que le viene en gana en su casa, pero no creo que sea acorde con lo que promovemos en CEL. y por eso creo que se ha ido de aquí. 

    a lo mejor Estrella no tenía información,  a lo mejor "molestó" no sé, yo no estaba allí, en general los niños se aburren en las charlas y no es un sitio para ellos cuando son pequeños, pero si un niño quiere estar ¿porque no?
    ¿queremos niños-adultos? ¿o adultos-niños?

    ¿que tiene de mejor ser adulto?

    ¿que tiene de bueno haber sido domado?
    :-/
  • Las veces que hemos organizado charlas hemos intentado que hubiera algo para los niños justamente porque esas situaciones les aburren. Si lo que queremos es hablar entre adultos, pues normalmente padre o madre se sale fuera con el niño, a veces llevandose algun otro niño que prefiera irse al parque de al lado tambien.
    Yo reconozco que si me molesta cuando un adulto deja de atender ipsofacto una conversacion o un tema porque un niño quiereintervenir. No porque sea un niño obviamente, sino porque los niños pequeños estan en otra onda en estas situaciones y pueden complicar la marcha de un evento con un tiempo limitado. Supongo que no hace falta especificar que no me refiero a "mama, quiero agua", "de que estais hablando?", "tetaaaaa!". Me refiero a querer hablar por el micro sin nada concreto que decir, jugar en voz alta justo entre el ponente y los asistentes...
  • evidente. =:)
  • editado mayo 2013
    Mientras desanudo y resiento el dolor insomne de las 5 de la madrugada (imposible librarse de este hilo), me salen al paso las carcajadas que me produjo una breve historia de hace unos meses cuyo título es "¡Qué difícil es educar!". La paso a otro hilo.
  • bueno, estoy dandole vueltas a este asunto, me sabe mal, porque quizá se vea que insinuo que Estrella estaba molestando (nada más lejos de mi intención) y por allí seguimos...
    me espera una charla la semana que viene,me encanta, no me supone un esfuerzo, pero yo voy cambiando ya mi enfoque. Antes me costaba mucho hablar del homeschooling porque yo no creo en homeschooing, ahora que hablo de los niños y del aprendizaje me siento mucho más cómoda con el asunto.

    creo que en vez de crear espacios en los que los niños se sientan "en casa" vamos dejandonos arrastrar por costumbres, absurdas, que nos vienen del cole probablemente, como la manía de hablar por turnos.

    asi que propongo que los turnos de palabra, si tiene que haberlos, se den por edad, que los niños primero y que nos quitemos la idea de que "tienen que aprender a esperar" como si la represión tuviera algo de bueno alguna vez. empezamos con los esfinteres, con la comida y luego todo sigue igual ya de por vida....
    controlar por obligación, controlarlo todo, y nosotros como si nada.
    si un niño sufre, llora, se siente intimidado probablemente hay un adulto detrás que se esmeró en lograrlo...

    yo creo que si se habla en el Congreso de los Diputados y sitios así de estancados se debe guardar las formas protocolarias, a veces te obligan incluso a ir con corbata, pero en la vida real podemos cambiar las normas que no nos gustan, adaptarlas a nuestros principios y creo que es privilegio del que organiza una charla poner sus propias normas incluso si la norma es que no haya normas.
    Así que Santiago: fuerza, y valentía para esta próxima charla y piensa que hay mucha gente que espera oír: LOS NIÑOS PRIMERO.

    >:D<
  • Me gustaría mandarle un abrazo a Estrella y otro a Santiago. Me sabe fatal que la gente sea así, que en una charla sobre los niños, traten así a los niños... ni siquiera la niña era parte del público, sino acompañante del que da la charla. Desde luego, la gente está fatal...
Accede o Regístrate para comentar.