Educación Creadora (a través de José Miguel Castro, Vega Martín, Arno Stern)

editado diciembre 2013 en Joyería
en la web de DIRAYA hay material de sobra para enterarse de que va eso de la Educación Creadora.
Es muy interesante, es justo lo contrario que estas teorías que dicen que el trazo, el dibujo, hay que interpretarlo y de allí sacar conclusiones sobre algo que hay en la mente etc.

Diraya. Talleres de expresión y educación creadora.
Vega Martín y Jose Miguel Castro.
Calle General Eguía 1, 4º izda. Bilbao.
94 4443092 / 617612646

http://www.dirayaexpresion.es/documentos.htm

***************************************************************************************************************
La educación creadora

La Educación Creadora establece unas condiciones en las que todas las personas pueden sentirse seguras y afirmarse sin depender de un modelo. El desarrollo de la capacidad creadora para cualquier circunstancia de la vida se basa en la posibilidad de reencuentro con todo lo que se tiene de diferente, original y personal, sin inhibiciones y lejos de la exhibición. Libre de modelos, comparaciones y juicios, el miedo desaparece, los limites se rompen y se evoluciona más allá de lo que imaginamos ser capaces. Así se puede improvisar, investigar, crear y desarrollar la actividad más seria y rigurosa que existe: el juego.

Las condiciones de la educación creadora propuestas por Arno Stern para pintar son el fundamento de nuestro trabajo, habiendo investigando su aplicación a otros materiales como la arcilla, al trabajo con el propio cuerpo en el taller de movimento y el juego de configuración, y a cualquier otro aprendizaje. A partir de ello hemos forjado el concepto de deriva personal.

**************************************************************************************************************************
La deriva personal

Cualquier persona, al nacer, viene dotada de capacidades y herramientas, partiendo de los instintos más básicos, para relacionarse con el mundo que le rodea. Esta relación basada en la apertura y la curiosidad se va ampliando y haciendo más compleja con el paso del tiempo.

Si existen unas condiciones de libertad para el aprendizaje, donde éste se guíe por necesidades e intereses propios, nunca se dará de forma lineal sino que se organizará en forma de "estructura arbórea", dónde unos conocimientos se conectan con otros en una "deriva personal", sin un orden lógico externo y aparente quizás, pero con un profundo orden interno.

*****************************************************************************************************************************


Semiología de la Expresión

La Semiología de la Expresión es una ciencia nueva. El objeto de su estudio son fenómenos que siempre han existido pero que hasta ahora han sido ignorados y cuyo conocimiento transforma la mirada sobre el trazo.

El estudio semiológico se interesa por las características universales del hecho de trazar y se abstiene de toda interpretación subjetiva.

La Semiología de la Expresión revela una manifestación llamada Formulación por la cual toda persona puede expresar lo que no puede ser expresado de ninguna otra manera.

La Formulación es el conjunto de elementos comprendidos entre el "torbellino" y las "figuras esenciales" y las leyes que rigen su evolución. Es un sistema autónomo, independiente del arte, de la psicología o de la pedagogía. Estructurado y coherente. Se trata de un desarrollo natural y programado con leyes propias. Universal. No depende de las influencias externas. Cada persona, sean cuales sean sus condiciones sociales, culturales o climáticas, utiliza los mismos trazos.
«134

Comentarios

  • Condiciones de la educación creadora

    Para que un juego funcione, es necesario que tenga lugar en unas condiciones de libertad: la existencia de un grupo heterogeneo, trabajando al margen del juicio y donde existe un educador que asume un rol muy particular.

    Estas condiciones que creó Arno Stern en su taller de pintura son difíciles de encontrar en nuestra sociedad. Sin embargo son las que permiten a las personas expresarse y hacer cualquier aprendizaje sin limitaciones.

    *********************************************************************************************

    Un espacio de no juicio

    Cuando, como educador, lo que tienes delante son personas diferentes en procesos de aprendizaje y crecimiento, la posibilidad de emitir cualquier tipo de juicio sobre su trabajo desaparece.

    En contraposicion a lo que sucede en esta sociedad, en la que permanentemente se hace todo para buscar aceptación de los demás y se opina y se enjuicia absolutamente todo, en los talleres se habla de todo tipo de cosas pero nunca de lo que se trabaja. De este modo las personas quedan liberadas de trabajar para los demás pudiendo aparecer entonces sus auténticas necesidades.

    Trabajar al margen del juicio significa que el temor desaparece y la capacidad de jugar e investigar se dispara; de este modo se accede a un proceso fluído en el que no existe el error como tal, sino que es incorporado como parte de un proceso natural en el que los límites se rompen y se va, en cualquier aprendizaje, mucho más alla de lo que uno pudiera imaginar.

    ******************************************************************************************

    El rol del educador

    La persona que asiste un juego hace que se cumplan ciertas reglas para que nunca deje de serlo. Su actitud y formación le impiden juzgar, extrañarse, reaccionar, asombrarse o sentirse orgulloso de lo que hacen las personas con las que trabaja. No enseña, no acelera ni retarda procesos, no roba descubrimientos. Sabe respetar el ritmo de cada persona. No corrige ni interpreta. Hace que el trabajo sea agradable. Su rol es servir. Preservar el espacio de trabajo de miradas ajenas y de la indiscrección y así hacer posible la existencia de espacios de libertad.

    Cuando alguien inicia un proceso, el simple hecho de tener al lado una persona que no le juzga hace que, con el tiempo, consiga dejar de juzgarse a sí mismo entrando en un juego ilimitado.
  • editado marzo 2011
    ME PARECE INFORMACIÓN VALIOSISIMA PARA LOS QUE EDUCAMOS SIN ESCUELA. FIJAOS EN EL ROL DEL EDUCADOR.
    Es un simple servidor. No anima, no enseña, no roba descubrimientos, no acelera ni retarda procesos. No juzga, no se asombra, no se siente orgulloso.
    Habla de crear condiciones de servicio con ellos, eliminando cualquier tipo de realción de poder o de control. ^#(^
  • sigo trayendo cosas de la web:


    ********************************************************************************************

    Otros aprendizajes

    Si las condiciones de la Educación Creadora permiten a cualquier persona pintar, modelar o moverse con libertad, desarrollando todas sus capacidades al maximo, ¿por que no aplicarlas a cualquier otro aprendizaje? Durante años lo hemos hecho, trabajando en una escuela con niños de 3 y 4 años.

    Lo fundamental fué crear una relación de servicio con ellos, eliminando cualquier tipo de relación de poder o de control. Cada niño podía decidir en que quería trabajar y el papel del educador era responder a esas necesidades de trabajo. De esta forma no existía un programa, sino que había tantos procesos y derivas personales como niños. Durante todo este tiempo comprobamos como, en esta condiciones, cualquier aprendizaje se hace con pasión y se puede llegar mucho más lejos que partiendo de un programa rígido que sofoca el interés.

    Esta experiencia de aprendizaje natural es aplicable a cualquier persona, de cualquier edad y en cualquier momento de la vida.
  • Es fácil empezar con este rol de servidor con el tema del dibujo, por ejemplo.
    Que ves que no llega bien a la mesa, le propones un cambio de silla, que ves que le queda un solo papel, pues le traes más, que quiere dibujar encima del sofá y se le hunde el boli, le acercas una madera... Como dice en la misma página de la que hablamos, que le pica la nariz y tiene las manos llenas de pintura, pues se la rascas :)
  • Hace poco se puso en contacto conmigo una familia que lleva al niño a este lugar, y les invité a qué se acercasen por aquí, ojalá haya suerte, y nos cuenten!!
  • Sabrina.. Y no es mejor esperar a que el niño se dé cuenta por si sólo de sus necesidades y pida lo que le hace falta? O por lo menos verbalice sus dificultades, o ayudarle a ello..¿?
    Me gusta mucho lo que has traido Airenita, siempre he pensado que era bueno animar, decir lo bueno, sin exagerar, pensaba que así podía potenciar su seguridad, porque conmigo de alguna manera lo han hecho al revés, haciendome sentir un poco poco... Pero poco a poco he aprendido, y Zoë me lo ha enseñado, que no era tan bueno. Esto me da un poco más de herramientas y comprensión. :)
  • Manou, hay actividades que absorven y creo que no esta mal que le sirvas en estos casos. Eso no quiere decir, por supuesto, que actues así siempre...
  • Pues es verdad Sabrina, en esos momentos es seguramente mejor no sacar de su momento creativo al niñ@ y adelantarse a sus necesidades. :)
  • hola, soy nueva por aquí, venimos de cantabria donde hacen talleres de educación creadora en un local de santander, Ekaitz estuvo yendo, yo hice el primer módulo con Miguel Castro, y estuve asistiendo también al taller de pintura, me encantó. ahora en mayo hacen el tercer curso (me perdí el segundo porque acababa de dar a luz y no pude ir), intentaremos ir a este.
    para mi Arno Stern es a la creación como Michel Odent al parto o Emily Pikle al desarrollo motor. Ellos dejan que el proceso se desarrolle sin intervención. :">
  • ¡que suerte Sapy! Cuentanos más de la experiencia, y de como lo ve tu hijo. ¿Los niños pequeños iban solos?
  • los niños entran solos, tú te puedes quedar en la entrada si quieres, pero nosotros nos íbamos a dar una vuelta, era la primera vez que Ekaitz se quedaba en una actividad solo y la persona que lleva el taller nos dijo que mejor que nos fuéramos porque sino iba a estar pendiente de nosotros y no iba a trabajar, así que eso hicimos, se lo comentamos y nos fuimos, los talleres son de hora y media, pero Rebe, que es la que lleva el taller, nos dijo que volviéramos antes de una hora y nos dijo que nos llamaba si hacía falta volver antes. el se quedó genial. poco a poco le costaba más quedarse solo, al final ni aunque alguno de nosotros nos quedáramos fuera no quería ir, yo me acababa enfadando porque nos desplazábamos hasta allí y el luego no quería entrar. a si que Rebe nos sugirió que lo dejásemos, que cuando él quisiera volver que lo dijera, que no le forzásemos. volvió una vez más, estuvo una hora y luego dijo que ya no iba a volver porque se mudaba a galicia. nos pilló en un mal momento.
    la verdad es que fue pocas veces, ya teníamos fecha para la mudanza y no pudimos intentarlo de nuevo.
    yo estuve yendo durante 5 semanas antes de la mudanza para probar y disfruté mucho.
    a ver si le pregunto a Ekaitz ahora que es más mayor porqué no quería ir. :-?
  • Es por eso que te lo preguntaba, precisamente. No sé los demás, pero el mío no se quedaba solo a esta edad ni locooo, ni para que le enseñasen a construir las naves espaciales. 8-|
  • la verdad es que había niños más pequeños que se quedaban solos muy bien, además no hay puerta que separe la sala, hay una cortina de hilos y puedes entrar y salir cuando quieras.
    le pregunté a Ekaitz por qué no quería ir al taller y me ha dicho que no quería ir porque iba con una amiga suya. en el taller no pueden coincidir personas de las mismas edades, amig@s, con características similares..., es una regla del taller, pero como no había otra posibilidad coincidían él y su amiga, y Ekaitz no quería estar con ella allí. tenían una relación de "amor-odio", querían estar siempre juntos pero cuando quedábamos estaban todo el rato discutiendo y peleando. :-(
  • Una joya :). Me encanta este hombre.
    >:D<
  • Gracias Anna! (me lo apunto de deberes!) ya sabes que estos son una de mis "debilidades", jeje, ya desde hace rato estamos pensando en traer a José Miguel Castro a Kanguras, a ver si este año se conjura! 
  • José Miguel Castro va a Zaragoza todos los lunes a hacer un taller de eduación creadora y los martes los hace otra chica (que la conozca de las reuniones locales), uno es de pintura y otro de arcilla. Nos hubiera gustado probar a llevar a los niños pero no podemos por ser entre semana demasiado pronto.
  • Este hilo también! si nos ponemos, jeje, en la joyería debían estar algunos hilos fundamentales, a ver si entre todos la montamos!
  • Dándole vueltas a todo lo que voy refrescando estos días, en relación a la propuesta de Arno Stern y Miguel Castro, hay un rato de su charla, que dice humildemente, que ellos no han inventado nada, que en realidad, la educación creadora existe de siempre, y que se hace en todas partes a todas horas. En el hogar, el abuelo con el nieto, en un trabajo dónde hay aprendices, etc...
    Y esto me ha llevado a darle una vuelta de tuerca al tema socializador que tanto nos preguntan cuándo hablamos de lo que hacemos. En el fondo, educación creadora, es sinónimo de socialización verdadera. ¿cómo lo véis?.
  • (yo sigo con mi monólogo, jajaja)

    La Educación Creadora establece unas condiciones en las que todas las personas pueden sentirse seguras y afirmarse sin depender de un modelo. El desarrollo de la capacidad creadora para cualquier circunstancia de la vida se basa en la posibilidad de reencuentro con todo lo que se tiene de diferente, original y personal, sin inhibiciones y lejos de la exhibición. Libre de modelos, comparaciones y juicios, el miedo desaparece, los limites se rompen y se evoluciona más allá de lo que imaginamos ser capaces. Así se puede improvisar, investigar, crear y desarrollar la actividad más seria y rigurosa que existe: el juego.
  • Educacion creadora puede ser con cualquier cosa, pintura, piedras, sabanas, muñecos etc. Yo creo que los creadores de esta educacion son los niños, lo malo es que los adultos lo estropeamos metiendonos donde no debemos.
  • Si, Vicky, imagino que sí, pero lo fundamental es sentirse libre, como bien se explica arriba. Sentirse libre de modelos (difícil, en el mundo que vivimos), de comparaciones (ahí está el tema clave de la clásica segregación por edades, que aquí no existe) y juicios (difícil en entornos dónde "el gran maestro/adulto" lo sabe todo).

    Como lo explica Miguel Castro, en los talleres de Diraya (y en los de Arno Stern), nada de lo que se hace allí sale al exterior, no se busca la exhibición, y esto también es difícil de entender en entornos del "qué bonito, pero no pintes fuera de la raya"... el proceso creativo del que hablan, nace de verdad de dentro, no es un proceso artístico para la galería.
  • Pero uno puede sentirse libre, libre de modelos, de comparaciones y juicios y querer a su vez exhibir su creación (enseñarlo)? no para recibir ningún juicio en sí pero para compartir su creación con la gente. Me pregunto si eso puede pasar en la educación creadora de la que habla  Arno y Miguel.

  • no, son cosas bien diferentes Vicky, lo explica muy bien Arno en una de las charlas largas, es como si dos cosas distintas las llamramos por el mismo nombre (pintar) pero son muy diferentes tanto en motivación como en ejecución, como en los fines. por eso ni es arte, ni es infantil, ni se presta a interpretaciones psicológicas...
    Cuando algo se destina a ser compartido, exhibido, evaluado es otra cosa bien diferente a cuando algo es fruto de simple expresión corporal, como un estornudo, como una necesidad, como la expresión del deseo...
  • Eso es. Ellos distinguen en el proceso. No es lo mismo cuándo uno siente esa necesidad imperiosa de crear, que cuándo uno lo que siente es la necesidad imperiosa de comunicarse a través de un acto artístico. Son necesidades diferentes. Lo que tu propones, Vicky, entraría en el segundo supuesto.
  • editado enero 2014
    A mi me gustó muchísimo Arno cuando dijo que ya no le gusta utilizar el nombre de educación creadora sino que ahora lo llama simplemente "el juego de pintar" pues no es (ni pretende serlo) ni educación ni creadora. Se trata simplememte de deisfrutar con algo y dejarse llevar sin pretender crear algo, solo para jugar con ello mientras se hace.

    ¡No debríamos dejar también de llamarlo así?

    Él dice que ese nombre solo lo usa para presentarse porque a la gente le suena a más serio.
  • A mi tambien me gusta mas "el juego de pintar".
  • Y ahora sigo con mis pequeñnas dudas sobre que si hay algo de malo en querer enseñar lo que has pintado, preparado, cocinado, o cualquier otra cosa que se haya hecho con libertad, ilusión, libre de modelos y comparaciones????


  • no es que haya nada de malo, son simplemente dos cosas totalmente diferentes y las llamamos con el mismo nombre porque no tenemos otro nombre. no es comunicación. cuando sirve para comunicar es otra cosa.
    si pinto para contar algo y colgarlo en la pared y que los demas lo interpreten es otra cosa a si pinto algo como expresión simple de mi misma.

  • Gracias Anna, es que después de haber visto lo bonito que es pintar libre de comparaciones y juicios y lo chulo que es el roll del educador o persona que esté acompañando al niño, me preguntaba si el deseo de enseñar las cosas era algo malo.

    Y es que Monica y Laura están constantemente eseñándome todo lo que logran hacer. y me preguntaba si había algo extraño en eso de querer mostrar. Pongo ejemlos de cuando hacen coreografías o bailan "mami mira el nuevo baile" cuando vamos a las camas elásticas "mami mira lo que voy a hacer saltando", cuando montan en bici y logran hacer algo distinto "mami mira", cuando saltan en la cama "mami mira las piruetas", cuando saltan la comban y logran dar más de 3 saltos o saltar con los brazos cruzados "mami mira". Cuando traen los vasos apilados como montañas "mami mira", cuando consiguen hacer un lazo "mami mira" etc, etc, etc. 
  • No creo que haya nada malo en querer mostrar lo que uno hace y querer compartir la alegría que ello supone.

    Pienso que lo malo es cuando las cosas se dejan de hacer por el placer directo que proporcionan y se hacen para lograr la aceptación del otro.


  • Me imagino que es eso Ana que tu dices, querer compartir la alegría de todo eso que van logrando hacer mientras juegan y se divierten. Les pasa a ustedes también?.


  • Claro! claro que nos pasa, Vicky, a todas horas nos llaman para compartir! incluso Lidia, si no le digo mi opinión personal sobre lo que ha pintado, o hecho, se enfada! y hemos hablado mucho sobre el tema de la aceptación ajena, pero ella lo tiene claro, quiere saber mi opinión.

    Solo que lo que se plantea acerca del jugar a pintar, de la creación en estado puro, con las premisas que contamos arriba, es otra cosa. Yo me acordé leyendo este hilo, de una amiga pintora. Le ofrecían hacer un taller remunerado, dónde ella contase como era su proceso, y guiase a la gente que acudiera al taller. No pudo hacerlo, y me explicaba, me decía que su proceso era tan íntimo, tan orgánico, tan personal, que no podría explicárselo a nadie, y es más, no quería que nadie compartiese esos momentos creativos con ella, era como sentirse desnuda.

    Creo que simplificamos un poco los conceptos si hablamos de proceso artístico (para compartir), o de proceso creativo (para nada, por el puro hecho de crear)?
  • Ah, y ya de paso, pongo el cartelito de la que hemos liado las Kanguras, por si nos lee alguien que le interese, jeje.


    image
  • Tendría que volver a escucharlo pero para mi que Arno también se carga lo de "crear".
  • Tendría que volver a escucharlo pero para mi que Arno también se carga lo de "crear".
    sí, tienes razón. Arte y creación es lo mismo. es para comunicar con los demás.

    lo que ellos promueven es otra cosa, no se como decirlo de otro modo, expresar lo que hay dentro, simplemente.
  • No os preocupéis, que ya lo exprimiré para que cante! y luego os cuento!  ;))
  • Cuéntanos todo por favor!!!!!!
  • Que quieres decir ana con que arno se carga lo de "crear"?
  • Creo que quiere decir, que no les gusta el término "educación creadora" pero de momento no encuentran como definir lo que hacen... que por otra parte, es, hasta bueno que sea así, jejeje.
  • se trata de que el arte y la creación es lo mismo, y la propuesta de Arno Stern, lo que llama "el juego de pintar" no es arte ni creación.

    Imaginaos la diferencia entre lo que es aprender a bailar con maestros que saben de eso, bailar por ejemplo el ballet, todo está pautado, cada paso , cada posición, los pliés, los demí-plíes, todo, como debe ir la cabez, como debe ir la espalda, ¿es feo? no, es bonito, la gente va pagando fortuna para ver a los mejores bailarines del mundo a menudo pareciera que es su movimiento natural, son bellos.

    y eso se llama BAILAR.

    pero pensad luego en un niño, una niña que espontaneamente baile, se mueva bailando porque su cuerpo asi se lo pide, sin saber nada de "como se baila", sin imitar a ninguna figura de la tele, sin fijarse en nadie ni expresar, comunicar nada, simplemente bailar como le de la gana, bailar porque está alegre, porque está triste, bailar porque este es su juego, cuya unica regla es que no tiene reglas....

    eso es "jugar a bailar"

    este es el simil que se me ocurre con lo de la pintura, tal vez sea más fácil de entenderlo así.

    y lo que dice Arno es que es universal, que lo hemos perdido cuando empezar a educarnos en la pintura, evaluar nuestros pasos, nuestros logros. nos encuadraron y nos indujeron a mostrar nuestro trabajo a los demas y esperar aplausos.

    si a una niña que  baila suelta moviendose en circulo y saltando le decimos que la llevamos a clase de balet, le ponemos profesora, le ponemos pautas y limites, le compramos ropa adecuada para ello y le ponemos horarios lo mas seguro es que este baile espontaneo sea sustituido por otra cosa y se pierda.

    lo que ellos dicen es que no intervengamos, que dejemos jugar, el cuerpo ya tiene el codigo de movimiento que no necesita ser enseñado, solo deajr hacer....
  • Y se puede recuperar el "juego a pintar" una vez deformado ese "juego a pintar", una vez que ya hayamos sido educados en la pintura?.  Yo podría ir a uno de esos talleres de Arno o Miguel y encontrarme completamente perdida, sin saber como poder "jugar a pintar".

    Entiendo que los fines son distintos "pintar, bailar" o "jugar a pintar, jugar a bailar" pero en ambos puede haber disfrute, placer por hacerlo. Recuedo hace años en el pueblo ver gente con los atriles en la calle y sus pinturas, cada persona en sitios distintos del pueblo (vimos uno o dos en la plaza, otro cerca de nuestra calle, y otros en otros puntos del pueblo que me imagino habrían decidido ellos) y en las tres personas que nos fijamos pintaban el paisaje que habia a su alrededor y se les veía disfrutar, en un ambiente relajado, ellos solos, cada uno con sus ideas, sus pinturas, sus paisajes. 
  • Lo que veo es aunque hayamos sido educados en la pintura, en el baile, en la música, si aún así la disfrutamos, nos divertimos, nos llena de alegría seguirá siendo maravilloso poder hacerlo. Por que cuando uno "juega a pintar, juega a bailar, juega a tocar músic, etc lo disfruta, le da placer, pero lo mismo cuando uno "pinta, baila, toca un instrumento" también lo disfruta, le da placer, se divierte. 
  • editado enero 2014
    Es verdad que lo importante es el difrute pero también la clase de disfrute. No es lo mismo puro placer corporal que subidones de ego, aunque las dos cosas puedan hacernos sonreir, por ejemplo. No es lo mismo la alegría de ser espontáneo que la satisfacción por saber hacer algo "como es debido".
  • sí Vicky, precisamente dice Arno que se puede recuperar, pero son procesos largos, ellos trabajan así años, no es ir dos veces y ya está. Precisamente dice que creando un espacio "fuera de la civilización" (son  mis palabras, no recuerdo cmo lo llama el) el taller donde las reglas son diferentes que en la calle es donde uno digamos entra en contacto consigo mismo, sabe que no exiaste la mirada juzgadora, la mirada evaluadora, que a nadie se le observa ni se le dice "como se hace". y sí, en este ambiente libre la gente llega a recuperar el juego de pintar...
  • Pues como yo soy de las que ya he sido educada me quedo con la alegria de saber hacer algo, y con la esperanza de recuperar la alegria de ser espontanea.
  • Eso, la esperanza que no se pierda nunca! 
  • editado enero 2014
    Lo que yo siento, más que esperanza, es añoranza...
Accede o Regístrate para comentar.