Recuperar la alegría.

editado septiembre 2013 en Plaza Mayor
Os he leído en el hilo del "código de la felicidad" y no he podido resisitirme a abrir un hilo sobre la alegría. También puede que influya que hace poco tuve que pararme a pensar, porque me lo preguntaron, si me consideraba una persona alegre.

¿Es lo mismo ser alegre que estar feliz?. ¿nacen del mismo lugar, la alegría que la felicidad?.

"Mi padre y mi madre no perdían ocasión de echarme en cara mi hábito cantarín. Cierta vez, durante la comida, incluso me tocó una bofetada- mi primera bofetada- porque se me había escapado un tarareo. "En la mesa no se canta", había tronado mi padre. "Y no se ha de cantar si no se es cantante", había añadido mi madre. Yo lloraba y repetía entre lágrimas : "Pero a mí me canta dentro". Para mis padres era absolutamente incomprensible cualquier cosa que se apartase del mundo concreto  de la materia. ¿Cómo podría entonces conservar mi música?. Me hubiera hecho falta por lo menos el destino de un santo. Y el mío, en cambio, era el cruel destino de la normalidad.
Poco a poco desapareció la música, y con ella la sensación de honda alegría que me había acompañado durante los primeros años. La alegría, ¿sabes?, es justamente lo que más he añorado. Posteriormente, seguro que sí, incluso he sido feliz, pero la felicidad es, respecto a la alegría, como una lámpara eléctrica respecto al sol. La felicidad siempre tiene un objeto, somos felices por algo, es un sentimiento cuya existencia depende de lo exterior. La alegría, en cambio, no tiene objeto. Te posee sin ningún motivo aparente, en su esencia se parece al sol, arde gracias a la combustión de su propio corazón."

("Dónde el corazón te lleve", Susanna Tamaro).

Comentarios

  • Yo creo, sin embargo, que sin felicidad no es posible la alegria. Para ser alegre, ademas, he comprobado que es necesario estar relajado. Todo lo demas son poses.
  • editado septiembre 2013
    Recuerdo una amiga de mi hermana siempre alegre, cada vez que la veías estaba riéndose, cada historia que te contaba era con carcajadas, pero tras esas carcajadas decía que lo estaba pasando mal pero lo intentaba llevar lo mejor posible por no desmoronarse y reírse de su mala racha le hacía llevarlo un poco mejor.

    Por supuesto cuando uno esta alegre, es feliz, la alegria da felicidad, en el caso de esa chica intentaba no perder la alegria para tener algo de felicidad en su vida. Pero cuando uno es feliz no tiene porque estar alegre, simplemente es feliz, feliz por llorar, feliz por gritar, feliz por muchas otras sensaciones.
  • O sea, se retroalimenta?
  • La felicidad es siempre algo difícil de definir y sujeta a subjetividades.

    La alegría es objetiva y clara. Me gustan las personas alegres, me contagian. Pero, claro, no la alegría falsa de pose, como dice carmen, ni la alegría amarga que comenta Vicky. Me gusta la alegría, cuando es verdad.

    Añoro sentirme alegre más a menudo y reir, reir mucho.
  • editado septiembre 2013
    Cuando a mis hijos se los ve alegres, me siento muy bien.
  • Y me he quedado pensando si es lo mismo estar contento que alegre y para mi no. Se puede estar contento y no mostar alegría. Creo que la alegría conlleva expresión.
  • A mi la alegría me sueña como un grupo de risas de niños. Yo también echo de menos estar más alegre. La alegría tiene menos espacio en nuestras vidas de lo que me gustaría. Porque uno puede estar contento pero alegre para mi tiene sonido y cara. Cuando voy de camino a casa voy contenta e impaciente y cuando llego entonces estoy alegre porque reimos y nos abrazamos. Y lo de ser feliz es que todavía no sé muy bien lo que es. Hace poco una amiga me dijo que ella era feliz porque se quedaba solo con lo bueno. Y yo no sé hacer eso. Tampoco me gusta cuando parece que siempre hay que estar sonriendo cuando alguien me dice pero venga animate no vas a estar con esa cara todo él día y cosas así. Incluso me llegan a decir sonríe un poco que así estas muy fea. Como sí fuera cosa de chicas tener que sonreir y estar guapa. Además eso aún me cabrea más y hace que tenga menos ganas de sonreir.
  • Para mi una persona alegre es una persona vivaracha, con mucha energia, con facilidad para reirse a carcajada y disfrutar de su risa. Llevo un mes con mi cunada pasando el verano y a ella la considero un persona alegre. Por las mananas sus buenos dias son con alegria, risas y carino  abrazando a las chiquillas. Los mios son un buenos dias mas silenciosos, tambien carinosos pero sin carcajadas, relajados y acurrucados. Durante la manana a ella se la oye reirse cuando se le rompe el plato y reirse a carcajadas cuando las chiquillas le cuenta historias en cambio si a mi se me rompe un plato no me sale reirme a carcajadas y cuando las chiquillas me cuenta una historia si es divertida me rio (sin carcajadas). Vamos que yo no me considero una persona alegre, pero tampoco seria. 

    Hace un poco mas de un mes una amiga de mi hermana se quedo a dormir en mi casa un noche y justo cuando llegaron sabado noche conocio a Monica y Laura con las que estuvo un rato antes de acostarse y a la manana siguiente cuando estabamos desayunando me dijo "tienes una hijas muy felices", lo cual me alegre oir, pero me quede preguntandome a mi mismo a que se referia con felices o que es lo que vio en mi hijas para hacerle pensar que eran felices. 
  • Si, coincido con vosotras, la alegría suena y se ve. Para mi una persona alegre exterioriza. No creo en una alegría interior, como religiosa. Los niños me parecen alegres cuando rían, saltan, corren  y la cuñada que describe Vicky también parece una persona alegre.
  • editado septiembre 2013
    Vaya hilo!
    Bailan las palabras y los sentimientos dentro de mi: alegria, felicidad, vitalidad, contento, espontaneidad, extroversion...
    Me ha dado que pensar y que sentir.
    Pero parece que ppdemos encontrar todo eso mas facilmente en.nuestros hijos que en nosotros. Yo soy de l@s que perdio su alegria y su vitalidad y siento que las necesito como.respirar.
    Durante los ultimos años he ido recuperando un poco ambas, pero tan poco a poco...
    Asi que propongo, Marta (gracias por abrir este hilo), si a l@s demas os parece bien, añadir a este hilo dos palabras y llamarlo RECUPERAR LA ALEGRIA.
    Como proposito, como reto o simplemente como deseo. O tal vez como guia de nuestro camino.
    Creo que la alegria es fundamental para la vida y que nuestra sociedad y la cultura que ha forjado nuestra forma de vida nos la ha arrebatado a unos mas que a otros.
    Propongo un ejercicio, una practica y hasta soy capaz de llamarlo entrenamiento (y soy detractor de la disciplina) para redescubrir, recuperar y volver a sentir la plenitud de la vida mediante la alegria.
    Ala! Miremonos al espejo y sonriamos. Que vemos? A que nos gustamos?
    Quien dijo que ir permanentemente por la vida con una sonrisa es ridiculo? Que le den a él (perdonad pero seguro que fue un hombre) y a tod@s l@s que le corean.
    O es que habeis visto alguna vez reir a un/a tont@? No saben. Y si lo hacen es porque hay una chispa de inteligencia dentro de ellos.
  • Igual puedo tener días en lo que se me pierdo un poco de alegría, pero en general... Mis carcajadas incomodan a los vecinos!!! Me río, me parto, me entusiasmo sobre todo!
    Mi marido quiso conocerme porque en el comedor de la uni se quedó flipando de la ruidosisima risa que tenía (y que sigo teniendo!)
    No he perdido la alegría, aunque he estado a punto... Soy tremendamente feliz de mi alegría y de la de los demás! La risa desatada de mis hijas son lo mejor de lo mejor!
  • ¡Qué suerte, Laura!

    Alberto, si miras en el hilo del ego, que inicialmente se llamaba "propósitos de año nuevo", uno de los puntos era recuperar la alegría. Pero no se cómo se hace. Esta noche he soñado que lloraba de risa aunque no me acuerdo de qué me reía. Añoro eso. ¡Pero es que es tan difícil! Porque si salgo al mundo me da tristeza y si me aparto estoy apática.
  • A mi una de las cosas que me enamoró de mi marido fue su forma de reir y ahora ya no se ríe tanto y cuando lo hace ya no suena igual.
  • Yo echo de menos reírme con mi padre. Nos daba la risa floja con alguna chorrada que solo nos hacía gracia a nosotros y no podíamos parar. Alguna vez que me da ahora la risa floja nadie se ríe conmigo.
  • Que pena, Ahinoa! Yo si tengo con quien compartir la risa floja, mas de una persona, y me encanta. A lo mejor un dia coincidimos, estaria bien, a mi me parece tan bueno. Las veces que hemos coincidido yo te he visto siempre una cara sonriente, alegre, asi que puede que estar relajada y a gusto sea algo que influye.

    Yo me considero alegre y es un estado en el que me gusta estar, y cuando estoy con gente me resulta muy facil, es como que se reactiva esa faceta.

    Me sale la carcajada con facilidad, a veces me preocupa que a alguien le pueda molestar, pero no seria realmente un problema mio e intento no cortarme.
  • editado septiembre 2013
    Yo también veo la alegría como algo vital, natural, de verdad, que nace y se expande y muchas veces sin motivo. Pienso que tiene que ver con nuestro "ser chiquillo". Cuándo más alegre estoy es cuándo lo veo todo simple, cuándo hago cosas libres sin la carga adulta, cuándo comparto la alegría sencilla de los niños. Cuándo nos partimos de risa viendo jugar a los perros, o sacando la caña de pescar del agua, con un kilo de algas, jajaja. Cuándo nos subimos a sitios escondidos dónde no se "debe" subir uno, cuándo nos tiramos en bici por una cuesta sin frenos (eso yo no, que soy agüela, ya sabéis, jaja, pero me pone alegre ver que ellos lo hacen una y otra vez, y se ríen sin control).
    La felicidad ya me parece algo más sofisticado, más adulto, y sobre todo por ese empeño occidental de que "hay que buscarla", ya da pereza, de verdad. 
    Yo creo que soy alegre porque soy infantil y corta, os lo digo en serio. Cuándo la vida se pierde en complicadas veredas intelectuales, yo salgo por peteneras, practico el surrealismo y el estupor, y me río!

    Cuándo veo niños serios y tristes siempre tengo una punzada de dolor pensando qué les habrán hecho para que sean así (ya sabéis aquello tan adulto de que "es que me ha salido el niño así, con ese carácter...). Porque en la energía vital infantil está la alegría como motor de vida, eso seguro!

    Y si vamos al nuevo título del hilo, recuperar esa alegría... supongo que el primer paso sería dejarnos contagiar por los niños?.
  • Que curioso. Leer este hilo me hace sonreir,estoy en plena calle, sonriendo y sintiendo alegria!
  • A mi me dan ganas de contagiarme!
    Montse con lo que hablamos no no da tiempo a reinos :P
  • Ayer hubo grandes desencuentros nocturnos, mucha bronca y reconciliación final en la cocina. Jejeje, no sé si contar ese momento alegre final con carcajadas tremendas, porque tiene mucho de alegre, pero poco de romántico. Más bien de escatológico... no he conocido a ningún niño que no se ría con tema "pedos y eructos", el resto, lo dejo a la imaginación, jajaja.
  • Los temas escatologicos a nosotros también nos van bastante. Últimamente nos centramos sobretodo en él tamaño. Que si la caca era gorda que si el pedo era muy grande... =))
  • Ahinoa, porque todavia no ha surgido la situacion, no es por hablar mucho. Con otros tambien hablo mucho y surgen momentos de risas y carcajadas. :)
  • Yo siempre senti que era una persona alegre, pero hace 9 años perdi esa alegría (por un tema personal que cambio mi vida). Y no creo que la vuelva a recuperar, pero lo intento. No recuerdo muchos momentos de reirme a carcajadas con mi hijo ni con nadie desde entonces. Pero si me rio con el y estamos contentos muchas veces. Solo que esa alegría que brota de lo mas profundo del corazón, creo que no volverá nunca, esa alegría en la que las carcajadas te salen solas, que lloras de tanto reírte.............uffffffffffff. Ojala pudiera volver a reir asi. Sentir asi es maravilloso para el alma.
  • Redundando en nuestra propia esencia, yo creo que la alegría tiene mucho que ver con situaciones de plena libertad. Yo creo que todos nos ponemos alegres cuándo vemos un tropel de niños que llegan a una playa desierta, se despelotan, se suben por las rocas a su antojo, se chapotean, juegan como cachorros tirándose por la arena, ¿no?. (también me valen ejemplos de montes, lugares de cielo abierto, en general!).
    A mí cualquier juego infantil libre, espontáneo me produce mucha alegría!

    Anamor, yo creo que sí, que todo es recuperable, es cuestión de irse dejando llevar por situaciones sencillas del día a día...
    Ayer una amiguita de Lidia en el coche se equivocó y quiso decir que el chocolate hacía que le doliese un diente, y dijo, "es que me duele el chocolate", jajaja, y no veas la que liamos poniendo ejemplos surrealistas y jugando a "que nos duele el melón, pues a mi me duele la sardina" y así hasta llorar de la risa! 
    ;))
  • editado septiembre 2013
    A mi me ha pasado que es a partir de la maternidad consciente cuando la alegría se ha ido esfumando. Y creo, como Marta, que la alegría viene cuando siento que hay esa libertad plena. Pero cuando no la hay, aunque esté sucediendo algo bueno, estoy alerta. Por ejemplo, hace unos días, mis dos hijos pequeños en el parque del pueblo se puesieron a hacer barro con la tierra del suelo (no hay arenero), cosa que se que no está bien visto por madres y abuelas de aquí, pero no había otro adulto y a mi me daba gusto verlos, pero en un momento dado llegó una niña de 4 años y al verlos le entraron ganas de hacer lo mismo y la pobre al principio trataba de mancharse y yo, a la vez que me gustaba ver a la niña deshinibirse, sufría por si aparecía su madre y por estar ayudándole a limpiarse para que no le echaran bronca, no llegué a tiempo a evitar que ilena cayera mientras intentaba subir de un tobogán-tubo. Menos mal que , a pesar de la altura, no se hizo mucho daño.

    Y en general es así, siempre hay algo que me impide disfrutarlo, como cuando mi hija se desnudó en la plaza del Pilar de zaragoza, llena de gente, para bañarse en una fuente. En vez de disfrutar de que sea tan libre, sufría por si alguien decía algo y acabamos sacándola contra su voluntad.

    Y ayer estuve dándole vueltas al tema de la risa, recordando situaciones en las que me reí mucho y me di cuenta de que echo en falta compañías cómplices con las que compartes locuras, gamberradas, irreverencias e incorreción política. Me he vuelto demasiado considerada, respetuosa y temerosa de que se me juzgue.
  • Pero la risa no tiene que ver con locuras, gamberradas, irreverencias e incorreccion politica, si con la compañia, si con disfrutar de cada situacion, si con no tomarse la vida tan seria.

    Yo me rio, y mas de una vez a carcajadas, y veo que tiene que ver con disfrutar de una situacion, de disfrutar con la compañia de otro, con la complicidad con el otro. Y me rio muchas veces de situaciones de lo mas simple, de lo mas sencillas, nada que ver con gamberradas o incorrecciones.

    ¿Y porque crees que con la maternidad consciente se ha ido esfumando la alegria? Para mi es al reves, el ser consciente de mi hijo, el disfrutarlo, el darle lo que le hace falta, el saber que tiene la oportunidad de disfrutar me hace mucho mas feliz y me alegra enormemente, aunque tenga que luchar con el mundo entero.

    Ver la realidad tan negra que nos rodea me hace sentirme mal, ver el mundo que hay para nuestros hijos me hace sentirme muy mal, pero eso no me hace que deje de disfrutar de cada instante de alegria que hay a mi alrededor, en estos momentos pasear, contemplar un paisaje, disfrutar de las olas mojando mis pies, de oir reir a Axel y Aaron, de disfrutar de la mirada de Anna, de su charla, de las bromas de Angel, de la mirada y del contacto con Javi... de cada situacion agradable que se da a mi alrededor. De estar aqui escribiendoos y leyendoos.

    Esta mañana en el desayuno disfrute de la sonrisa de una niña pequeña cuando yo pasaba a su lado y mas tarde nos volvimos a cruzar y volvio a sonreirme.
  • El poder disfrutar o no, no es algo que uno decida voluntariamente. Simplemente puede o no puedes. No creo que sea algo que se solucione proponiéndoselo en plan "voy a dejar de ver todo negro y a reir más" porque la risa sale o no sale.

    (ahora no puedo seguir)
  • editado septiembre 2013
    Estoy muy de acuerdo en lo de la complicidad y decía aquello de las locuras, etc. porque porque es una faceta que ahora tengo totalmente reprimida y creo que es a raiz o de la maternidad o de ser consciente de tantas cosas, no se. Y creo que cualquier represión, ya sea externa o interna, tiene sus consecuentes bloqueos. Quizás para poder reirme de esas cosas más políticamente correctas, tenga primero que permitirme volver a reirme de las otras. Es solo una teoría.
  • A mi la maternidad me ha traido unas emociones muy intensas, por un lado de alegría, pero también más enfados. De pronto tenía que estar defendiéndonos a mi hijo y a mi continuamente y además empecé a ver comportanmientos a mi alrededor con los hijos que no em gustaban nada, empecé a ser consciente de muchas más cosas, un poco lo que dice Anicka. No sé si me ha quitado alegría, pero sí ha destapado un pco la caja de los truenos, también me dí cuenta de cosas de mi misma y mi niñez. En fin, que la alegría a mi también se me escapa entre los dedos en la vida esta que llevamos. Y yo tampoco creo que sea algo que te puedas poner así como una camiseta, pero sí estoy decidida a ir cambiando cosas de mi vida que creo que me restan alegría e ir coleccionando ocasiones para que surja. A lo mejor la alegría no se puede recuperar por sí misma, pero puede que aparezca más a menudo si cumplimos nuestros deseos y los de los que nos rodean.
  • No se si se puede o no disfrutar de los instantes de la vida, yo solo se que lo hago. Y se que no disfruto igual si mi actitud es negativa, si me quedo en la situaciones negativas, asi que decido mirar de otra forma.

    Se que mi actitud influye en como encaro las situaciones y a mi me funciona.

    Yo me rio de muchas cosas, no sabia que las hay politicamente correctas, no me lo habia planteado, ¿Cuales son las correctas y cuales las otras?

    Y me rio porque me siento bien, porque alguien dice algo que me hace gracia, a veces me rio yo y nadie mas.

    Me ha gustado como lo explica Ahinoa, descubrir que es lo que resta alegria para poder ir recuperandola, cumplir nuestros deseos y los de los que amamos.

    ¿Cuando dejamos de estar alegres, de poder alegrarnos? ¿Y porque? ¿Y por que no ibamos a poder recuperar la alegria? Y ahora una gran pregunta ¿Como lo hacemos? ¿Y queremos hacerlo?

    Yo no quiero vivir sin reirme, sin alegrarme por un monton de momentos.

  • Montse también creo que hay que mirar hacia delante y ver las cosas de otra forma y dejar atrás las actitudes negativas, pero claro no todo el mundo ha vivido las mismas situaciones negativas a lo largo de su vida.

    Y como dice Ana:

    El poder disfrutar o no, no es algo que uno decida voluntariamente. Simplemente puede o no puedes. No creo que sea algo que se solucione proponiéndoselo en plan "voy a dejar de ver todo negro y a reir más" porque la risa sale o no sale.

    Totalmente de acuerdo Ana. Ojala solo fuese cuestión de decir las cosas y hacerlas y ya están hechas.
  • ¿Ves, Montse? si no te planteas de qué cosas uno "no debe" reirse es porque no tienes censura y a lo mejor por eso conservas la risa intacta. La represión de una parte afecta al resto.

    Me gusta esta idea de revisar en cada momento qué es lo que me resta alegría. Desde que descubrí este hilo, lo voy haciendo.

    Y sí, quiero hacerlo pero no se cómo aún.
  • Para mi Ainoha da en el clavo para irnos acercando "pero puede que aparezca más a menudo si cumplimos nuestros deseos y los de los que nos rodean." (solo que a veces, con tantos deseos diferentes pululando alrededor, no es tan fácil, compañeiros!).
Accede o Regístrate para comentar.