Compartir

editado septiembre 2013 en Plaza Mayor
No se si tenemos ya algun hilo abierto sobre este tema, si es asi decirmelo.

Queria compartir en abierto el ultimo articulo que he leido sobre el tema, la gran obsesion de muchos padres, antes de que siquiera un niño pueda entender el concepto.

Compartir antes de los tres años
La frase más habitual en los parques infantiles es, sin duda, "hay que compartir". Pues bien, en niños menores de 3 años esta frase no se acerca para nada a la realidad de lo que comprenden.

Hasta los 3 años, los niños están en la "fase egocéntrica", llamada así, precisamente, debido a que el mundo del niño gira en torno a sí mismo, no siendo capaz, por la inmadurez propia de un cerebro aún en desarrollo, de ponerse en el lugar de otra persona ni de ver al otro como tal. Por lo tanto, un niño menor de 3 años no entiende lo que significa compartir ni entiende que otro niño quiera su juguete.
Las apariencias a veces engañan. A veces, parece que el niño ha comprendido, o creemos que ha aprendido pese a que se haya enfadado. Pero lo que ocurre en estas ocasiones es que el niño, simplemente, se adapta a nuestras expectativas sin comprender el concepto de compartir y acumulando frustración al no comprender qué ha hecho mal. Esta frustración se va transformando en tensión acumulada que puede, incluso, desembocar en expresiones de violencia física o verbal, por ejemplo, pegando a otros niños. También es habitual, como consecuencia de la insistencia del compartir en edades tempranas, que el niño desarrolle excesivo celo por las cosas que le rodean, es decir, que ocurra justamente lo contrario de lo que pretendemos, ya que necesitará reafirmarse como centro de su mundo.
Por lo tanto, como siempre, lo mejor es adaptarse a lo que el niño comprende y pretende en cada etapa evolutiva, informarse y evitar caer en mitos falsos.

Laura Perales Bermejo
Psicóloga infantil. Orientación reichiana, humanista, teoría del apego.

Comentarios

  • Cierto. Lo q me planteo es como podemos a veces resolver conflictos entre dos pequeños. A menudo nos vemos con familias q tienen niñas de dos años y para Serena y para las otras niñas es difícil a veces cuando todas quieren utilizar el mismo objeto. Concretamente lo que suelo hacer es buscar a ver si hay un doble (2 pelotas, 2 muñecos etc) o algo q se parezca. Y si no hay pues decirle que ahora ese objeto lo usa esa niña y ella después y mientras vamos haciendo algo divertido. A veces funciona, otras no. Como os la arregláis?
  • No se si tenemos ya algun hilo abierto sobre este tema, si es asi decirmelo.
    Yo el hilo que recuerdo, relacionado con ese tema, es éste: http://www.crecerenlibertad.org/foro/index.php?p=/discussion/1225/eso-es-mio-eso-es-tuyo/p1
  • Me gusta la parte de que no hay que forzar a compartir, pero no acaba de convencerme eso de que sea una fase egocéntrica del niño porque en nuestro caso creo que ha sido al revés, que cada vez es más posesivo con las cosas y me queda la sensación de que algo ha ocurrido o que algo no estamos haciendo bien y por eso está así. En cualquier caso creo que la insistencia como dices puede ser contraproducente, aunque no me acaba de convencer que sea natural ser tan posesivo, no sé si me explico.
  • Esta bien tu apunte y pensando en el tipo de crianza que se da, ¿Realmente existe una etapa egocentrica? o con el tipo de crianza que hay se genera precisamente esa etapa. Si el bebe no vive pegado a la madre, con lactancia a demanda, se le deja con cuatro o seis meses en la guarderia, ... realmente los niños estan dañados. Y si te han dañado ¿Como vas a querer compartir? Si lo que necesitas es reparar ese daño y sentirte realmente amado.

    Si las necesidades basicas de sentirte protegido no han sido cubiertas, ¿Que esperamos?

    Ahinoa, en el caso de Aitor, al no estar solo con vosotros, hay mas personas que influyen en como el se encuentra. Y posiblemente, a mi me pasa, como vamos aprendiendo, nadie nos enseño ni nos trasmitio una crianza respetuosa, no la hemos vivdo, cometemos errores, que poco a poco segun vamos conociendo podemos ir reparando.
  • No creo que esa etapa egocéntrica sea una carácterística propia del humano, sino que es algo que depende del entorno, así que un niño que es criado con complacencia por parte de todas las personas de su entorno, no es egocéntrico y en la medida que va siendo expuesto al mundo es cuando pueden surgir esas cosas. Yo también he observado en todos mis hijos ese proceso que dice Ainhoa. No nacen con ello, es algo que surge según las experiencias.

    Por lo demás, estoy de acuerdo con el texto en que no se debe forzar a compartir, aunque yo lo extendería para cualquier edad, no vaya a pensarse que a partir de una cierta edad ya se puede empezar a hacerlo.
  • A mi me parece muy desafortunado ese concepto tambien. En lo que si que coincido es en una vision evolutiva en la que el niño se va abriendo a su entorno poco a poco. Que un bebe no diferencia entre sus propias emociones y las de los demas. Ni la percepcion del tiempo es la misma para un niño de tres que para uno de diez.
    Y con lo de compartir, creo que ya expuse en el otro hilo lo que pienso. Que si sobredimensionamos la importancia de las cosas, dandoles un lugar preferente en la vida, si se usan como moneda de cambio para conseguir de los niños determinadas actitudes (premios), si los adultos actuan como agentes comerciales de las marcas... como esperar generosidad de ellos?
Accede o Regístrate para comentar.