Conciliación laboral y familiar

editado enero 2014 en Plaza Mayor
Se habla mucho de la conciliación de la vida familiar y laboral. Yo, en parte, me autoengañé pensando en que si me hacía profe tendría las mismas amplias vacaciones que nuestros futuros hijos (por entonces ya estaba con Nora), pues no me imaginaba entonces lo de no escolarizar, y todas las tardes libres. Luego la verdad ha sido otra: lo de las vacaciones es cierto, pero las tardes no son tan libres y no tanto porque prepare mucho las clases ni "corriga" (qué espanto) como porque muchas veces estoy literalmente fulminado, de hecho, después de años estoy empezando a estar algo más presente en presencia de mi hija, pues hace tiempo me zumbaba la cabeza de todo el ruido y la violencia que me había tragado durante la mañana.
Bueno, me he liado. En este hilo quería hablar además de cómo nuestros hijos perciben el trabajo de sus padres. Yo ahora compruebo que cada vez más Estrella es consciente de que el sitio al que va su padre por las mañanas no es un buen lugar. El otro día a unas amigas algo mayores que admiran y muestran curiosidad por el hecho de que ella no vaya al cole, mi hija les decía que ella no iba al colegio porque Santi (no dice mi padre, no sé por qué, habla de mí como Santi) va a un colegio y dice que es un rollo, que los niños están sentados y tienen que hacer lo que dice el profesor y que ella hace lo que le "apetese". Y en verdad yo nunca le he dicho nada sobre este asunto. Me doy cuenta de que nunca le he contado muchas cosas del instituto o casi ninguna y que en todo caso lo que les decía a sus amigas es la conclusión que ella ha ido sacando entre mis misteriosas o rutinarias ausencia matutinas y mis bajas (la última ella la interpretó, literalmente, como que el médico había dicho que era bueno para mí que estuviera más tiempo con ella y con Nora). Me doy cuenta de que no sé qué modelo le ofrezco, que si no hago algo para evitarlo ella va a "registrar" que su padre hace un trabajo que no le gusta y del que no se siente orgulloso (por eso no le cuento nada; creo que lo único que le he contado y que a veces recuerda es que los niños se rieron porque me atusé el pelo con las manos cuando lo tenía largo; cómo puede ser que niños de trece años llenos de energía estén pendientes de las chorradas que hace un adulto). Y yo creo que eso pasa factura. Pienso en un tío mío con quien mi padre (su hermano) tiene mucha rivalidad. se dedicaba a lo que le gustaba (ingeniero especializado en instalaciones contraincendios) y se sentía orgulloso de ello; y curiosamente sus hijos hace cosas que les gustan, sin vergüenza y con valentía. En el caso de mi hermana y mío ha sido justo lo contrario, pues recogimos el suplicio de nuestros padres cuando trabajaban. No sé: ahí dejo esa reflexión. De cara a nuestros hijos no es coherente trabajar en un instituto y no escolarizar. No, no, lo es. Y aunque a veces estoy muy bajo de ánimo y tengo mucho miedo sé que va a llegar un momento en que voy a tener que hacer otra cosa. Al menos intentarlo. Admiro, por ejemplo a Alberto y Carmen, que con todas las dificultades del mundo tiran para adelante con su sueño o Anna que vuelve con el teatro de títeres. Esto sí es algo bonito que tus hijos observan, aunque no tengas una nómina de 2000 euros para fundírtela cada final de mes.

Comentarios

  • uff, Santiago, si yo te contara....
    no me admires, no hay nada en mi vida que sea mejor que en la tuya. ¿sirve de algo por ejemplo tener una profesión chula si no puedes mantener a tus hijos con ello??? sirve de algo si no puedes decidir nada en tu vida?? hasta la creatividad se bloquea si tienes que pensar en venderte para comer....

    es tarde, no voy a extenderme ahora, propones temas muy interesantes que necesitan dedicación, y ahora no puedo, pero no quisiera que te quedaras con la idea de que tienes algo que envidiarme en cuanto al trabajo...
    un abrazo a los tres, volveré...
  • Uf, y tanto que temas interesantes y difíciles de saber cuál es el sitio por dónde tirar.
    De dificultades económicas la mayoría tenemos un máster, porque, y lo digo por nosotros en particular, nunca hemos hecho las cosas con la cabeza, sino con las tripas, y eso nos ha pasado factura muchas veces (que conste que lo asumo sin complejos...). Sí es cierto que en familias mucho más organizadas que nosotros, jajaja, estas cosas de combinar trabajo con situaciones, lo llevan mucho mejor.
    Pero sí es cierto que como los niños son sabios y lo pillan todo a la primera... nos dan con las incoherencias en plena cara...
    Y la primera, nos guste o no, es que saben todo el tiempo como estamos, y les influye, y mucho. Después viene también todo lo que es aprendizaje de la dinámica que se lleve en familia, no?.
    Me contaba una familia que estuvo algunos años en el paro, con sus hijos sin escolarizar, y pasando muchos apuros económicos, que en cuánto se plantearon un cambio radical en sus vidas, los niños lo notaron y mucho. Y al principio fué un subidón, porque de tanta inactividad e inercia en la vida diaria, se pusieron a trabajar como locos, y los chiquillos disfrutaban mucho de ese cambio. De ver a los padres activos, en medio de un proyecto personal, teniendo algo de dinero, para variar...
    Pero después vino la cruda realidad, con tanto trabajo, vino la desatención, las largas horas solos, etc.... y uno ya no sabe...

    Sobre la coherencia-incoherencia... ya estamos en otro hilo, jejeje... y no es fácil! ánimooo!
  • Me sumo a la peticion de Anna. De admirar nada. Somos autonomos desde... ni me acuerdo, es nuestra realidad desde hace un siglo. Sueño con un sueldo de dos mil euros, creeme. Pero creo wue me costaria horrores volver a adaptarme a cumplir horarios.
    Ventajas, inconvenientes, uff. En nuestro caso los niños no solo conocen nuestra actividad sino que participan activamente cuando es posible. La otra cara son muchas horas apagando fuegos, estar abducidos por temporadas hasta altas horas de la madrugada con el consiguiente cansancio, que muxhos dias nuestra vida gira en torno al trabajo y las preocupaciones economicas que no pasan ppr la vida familiar sin dejar rastro.
    Por lo que, ya que somos nosotros los creadores de nuestra actividad economica hemos optado por tirar ppr un camino en el que los niños puedan involucrarse incluso aportando ideas a veces. Chulo? Si no fuera por el padecimiento cronico a nivel economico, sin duda.

    En cualquier caso tengo bastante claro de que conciliar trabajo y familia es algo dificil mientras los niños son pequeños. Quiza dedicandose a algo poco absorvente a nivel intelectual sea mas llevadero.
  • Aquí no pasamos dificultades económicas (tampoco hay lujos) y yo me puedo permitir no trabajar pero la verdad es que preferiría vivir con menos y que mis hijos pudieran disfrutar más de su padre. Se pega en el trabajo un mínimo de 11 horas (y eso cuando sale pronto...) y luego está siempre cansado... No hay manera de hacerle ver que no vale la pena regalar tantas horas de su vida pero él se siente responsable. Y no solo les afecta a los niños, también a mi pues es el único adulto con el que me relaciono (presencialmente, claro) en mi día a día.

    Yo dejé de trabajar hace ya 7 años y medio y es algo de lo que nunca me he arrepentido (a pesar de que eso me haga depender de otro). Podríamos tener más dinero y tal vez viajaríamos de hotel y no de camping, por ejemplo. Y yo tendría más vida social y un ego bien alimentado, pero hay dos cosas que no tienen precio y a las que me costaría mucho renunciar: por supuesto, el poder estar con mi hijos para dejarlos ser pero también el poder vivir al margen de las cosas del mundo, sin jerarquías y sin tener que venderme.

    Así que mis hijos ven las dos formas. Saben que su padre trabaja una fábrica y no les gusta, no creo que les parezca un buen ejemplo pero a la vez están a costumbrados a que no les falte de nada y saben de dónde viene el dinero. La verdad es que no preocupa tanto lo que ellos lleguen a pensar o a ser en el futuro, lo que a mi me preocupa es todo lo que se están perdiendo aquí encerrados.
  • Este tema me hace sufrir mucho ahora mismo. Me parece muy interesante todo lo que contáis, cada uno a vuestra manera habéis tomado decisiones y lucháis por dar a los niños lo que necesitan. Lo leo con ganas, pero no sé si puedo aportar porque me duele demasiado. Tampoco podría aportar mucho porque está claro que yo no tengo la clave del asunto. 
  • editado enero 2014
    la verdadera conciliación laboral y familiar empezará con la renta básica.

    La verdadera conciliación familiar empezará cuando haya un dinero
    asegurado para subsistir y la gente comience a trabajar por placer,
    arriesgando más y sometiendose menos, cuando uno podrá cambiar de empleo
    o de profesión sin miedo, cuando podrá dedicarse a criar, a jugar, a
    aprender en libertad, a dormir tranquilo, a olvidar la ansiedad... este
    día llegará con la renta básica para todos, desde el momento de
    nacimiento hasta el día de la muerte. Y cuando el proceso termine no
    habrá mujeres forzadas a aguantar a un maltratador, no habrá niños
    arrastrados como maletas a las guarderías, no habrá luchas entre los
    padres por la pensión alimenticia, no habrá hombres ni mujeres
    trabajando de sol a sol sufirendo abusos laborales. ¿porque vivir mal
    cuando podemos vivir bien?
  • editado febrero 2014
    ¿que es pasar dificultades económicas? complicado eso, lo que para unos son lujos para otros son cosas de cada día. No creo que nosotros pasemos dificultades económicas, la verdad es que no tenemos propiedades, pero tampoco tenemos deudas, podemos pagar los gastos de alquiler, agua, luz, telefono, internet, comemos ecológico, podemos planificar algún viaje de vez en cuando (si vivieramos en el continente sería mucho más fácil, claro) ... relamente no estamos tan mal como los millones de habitantes de este país, peeeeero: ¡que bueno sería poder trabajar solo cuando quieras y en lo que quieras, poder disfrutar del trabajo que realizas, ¡claro que te entiendo Santiago! como no.
    Pero, ahora también es verdad que no me sería posible con este dinero independizarme y vivir dos vidas separadas, eso normalmente no tendría que ser así ¿no? me refiero a que una mujer o un hombre debería poder decidir más sobre su propia vida y no en función de ingresos (sobre todo de los ingresos de quien le mantiene)
  • editado enero 2014
    Mi respuesta: porque algunos se empeñan en vivir a costa de los demas, Anna. Por eso.
    Y viene sucediendo desde que nacieron.las primeras civilizaciones.
    La renta basica tiene enemigos. No solo los poderosos que pueden disponer asi de las vidas de otros. Hay muchas personaa en contra. El mundo anglosajon en su mayoria y todos los paises de influencia protestante ven con malos ojos garantizar la subsistencia de l@s ocios@s.
    Yo, volviendo al planteamiento inicial, creo que todos tratamos de llevar la mejor vida que podemos segun nuestras circunstancias y nuestras prioridades. Y lo hacemos en un entorno basicamente hostil e interesado. Un entorno en el que no compartir el mayoritario culto al dinero es casi un sacrilegio y facilmente te condena al ostracismo social. Pero como hay que sobrevivir, cada un@ de quienes no codiciamos la riqueza usa sus recursos como puede y se ocupa como puede para conseguir ese minimo que le permite seguir ocupandose de sus prioridades hasta donde lo permitan las circunstancias. Para mi, la paz esta ahi, y la guerra es con un@ mismo cuando no se es, en este caso sí, coherente (hablo de la coherencia psicologica como perseguir el placer con la mente y con los actos). La otra guerra, la de mantenerse a flote, es librada fuera y es tan real como la interna, pero las victorias en esta no conducen.a la felicidad.

  • Muchas gracias por sus aportaciones: me han ayudado mucho, la verdad. Quizás uno se pone el ideal del deber ser, de lo que uno, bajo ciertos parámetros, debería ser; pero uno no es sólo, ni siquiera en una proporción pequeña, el lugar donde trabaja. Al azar me encontré con un fragmento de conferencia de Pedro García Olivo, y venía a decir eso, que qué era aquello de hablar de "los trabajadores", alienados o con conciencia social, como si uno fuera sólo eso, un trabajador. Vale, trabajo para uno de los pilares básicos del sistema, y hago cosas que no me gustan, la mayoría, pero también ocurren cosas allí dentro muy sorprendentes, pues incluso en el más opresivo y hostil de los lugares la vida se escurre por las rendijas y brota y da sus frutos. Además de uno también es como padre, como amigo, como paseante solitario, como alguien que contempla el mar o que se rasca la nariz.
    Por cierto, una digresión:  me viene a la cabeza de pronto la historia de un amigo cercano de por aquí. Era funcionario en el hospital general de la isla y después de expedientes, de bajas sin número con diagnósticos psiquiátricos variados (como yo mismo) de suspensiones temporales de empleo y sueldo por no ir a trabajar de manera reiterada o irse antes o tirarse hablando con cada paciente una hora cuando tenía que hacer una radiografía cada diez minutos y de llegar a sabotear incluso la máquina que le daba de comer (la de hacer radiografías) por la pura rabia de no querer continuar con lo que él consideraba un absurdo, pues -curioso- aunque no tiene lectura alguna sobre el asunto, la praxis le llevó a darse cuenta de la para él inutilidad en muchos casos del sistema sanitario, lo dejó. Se fue lleno de deudas, pues había intentando hacer alguna inversión aquí y allá aprovechándose del "trato de favor" que la banca nos brinda a los funcionarios, pero con todo muy mal atado, pero el tío sigue adelante. Él no le daba mucha importancia a su historia, pero yo la revaloricé e intentamos que yo mismo le hiciera una entrevista en radio Tías por medio de otra amiga, pero no aceptaron porque el leit motiv era la crítica al sistema sanitario y eso levantaba heridas y no era políticamente correcto.
    Finalmente, a mí, hablar de la renta básica, en cierto modo es arrojar balones fuera. Eso no existe ni tiene visos de que vaya a existir, entonces, a qué hacerse mala sangre. Me parece más sano, como apuntan por ahí, buscar soluciones desde lo que tenemos no desde lo que otros, los de arriba, siempre nos van a negar.
  • editado enero 2014
    pues sería bueno que os enteraseis que hubo el año pasado una iniciativa para firmar para presentarlo en el parlamento europeo, hace pocos días terminó el plazo y sí, no solo es viable y fácil, es posible. solo que los ciudadanos europeos deberiamos haber firmado todos. Claro que no van a darnos nada de lo que no exijamos que nos den, dinero hay y de hecho es más barato eso que mantener todo el sistema de subsidios y ayudas sociales.
    dime porqué es "tirar los balones fuera"?? no lo entiendo.
    ¿creeis que soluciones individuales a pequeña escala solucionan algo?

    la renta básica para todos es solo una cuestión de decisiones politicas, no hay voluntad.


  • editado enero 2014
    Facil, posible e inteligente, Anna.
    Y en efecto, a mí al menos, me consta todo lo que dices.
    La renta basica es defendida por economistas de prestigio. La iniciativa del Parlamento Europeo, no obstante, solo se comprometia a hacer una recomendacion a los Estados miembros de que estudiasen la propuesta, en el caso de recibir mas de un millon de firmas.
    La campaña, claro esta, ha pasado inadvertida en los grandes medios de comunicacion publicos y privados.
    Pero es que el premio al hito de conseguir esas firmas es tan inverosimil y falto de valor que resulta grotesco.
    Aun asi, hablar de ello.nunca me parecera echar balones fuera. Creo que es positivo difundir el concepto entre la ciudadania, porque estoy seguro de hay un total desconocimiento de que existen vias alternativas economicamente sostenibles.
    Pero claro, tambien es sostenible acabar con el hambre en el mundo...
    En cuanto a la voluntad, si se trata de voluntad politica, poco hay que decir. Hace muchos años que en Europa no existe tal concepto. Hoy podemos encontrar voluntad politica en Ecuador o Bolivia, y tal vez algunos otros Estados de Ametica del Sur. En Europa gobiernan los intereses financieros (no economicos).
    Y sì, reconozco que en mis circunstancias actualesbme cuesta pensar que esa sea mi guerra, sobre todo por falta dectiempo y energía. Se que es una trampa, pero mientras esté atrapado en ella, mi prioridad es mi supervivencia.
  • Si no me equivoco, me da la impresión de que Santiago lo ve utópico y lejano, por eso dice esa frase como para dar a entender que en su vida real y actual, no cabe pensar en la renta básica.
    Yo la veo como posible y deseable desde todos los puntos de vista!!! 
  • editado febrero 2014
    ¿que libertad tiene en el mundo de hoy una persona que no tiene recursos para comer sin depender de nadie: ni del marido, ni del padre, ni del patrón?
    no entiendo como se puede estar en contra de una cosa que dejaría un poco más libres a las personas...

    nadie puede decidir sobre su vida si su supervivencia depende de otros.
  • Me gusta leer todos los puntos de vista, gracias voltarine!

    Según leo, los detractores piensan que la renta básica sería un arma de doble filo que nos entramparía aún más en la dependecia hacia el estado, y todo su aparato represor. No sé que decir, pero sí tengo claro que a mí, personalmente, me vendría de perlas una buena renta básica para lo contrario. No tener que pensar como subsistir, me permitiría ponerme en marcha con muchos otros proyectos de autogestión, eso seguro.

    Y hasta dónde lo veo, eliminaría muchas relaciones de poder, también. 

    Leo que en España se ha presentado en el congreso de los diputados una petición para que aprueben una Iniciativa Legislativa Popular. Esto es que en unos días sabremos si la aprueban, y si es así, todos los grupos que apoyan esta Iniciativa tendrán 9 meses prorrogables a 12 para juntar 500.000 firmas. Estas firmas no pueden ser electrónicas (a menos que se tenga el DNI digital), sino reales, y con todos los datos (yo lo sé porque en Kanguras fuimos fedatarias, es decir, recogedoras de firmas, para la Iniciativa Legislativa Popular para aumentar la baja maternal a 6 meses... no se llegó ni a la mitad de firmas, como podéis imaginar, los medios hicieron el vacio, e incluso había sindicatos en contra..., pero curramos un web, jeje, nosotras recogimos 250!!).

    En resumen que si aprueban esta iniciativa, hay trabajo que hacer!! 
    ;)

    (por cierto, voltarine, he visto un trozo del vídeo que propone el comentarista que nos enlazas, 


    y habla de la escuela, de sus orígenes en España, y de su opinión.... "los niños solo deben recibir educación de quien los ama, y esos, son su padres...".)
  • y volviendo un poco al tema ¿que conciliación es esta que una madre no puede estar de baja laboral por la enfermedad de un hijo o tiene cada día contado de forma que tiene que pedir dias libres sin sueldo o vacaciones para cuidar a un hijo enfermo? Aquí no sé como es ahora, pero cuando yo vivía en Francia y hospitalizaron a mi bebé su padre se enteró que solo tenía 3 días AL AÑO por enfermedad de un hijo. Recuerrdo mi infancia en el malvado estado socialista que te dejaba criar sin estorbarte demasiado y desde luego acompañar en casa a un niño enfermo era un DERECHO y duraba lo que hiciera falta. Eramos varios hermanos y cuando enfermamos por ejemplo de varicela mi madre no se tuvo que preocupar por con quien nos dejaba. una gripe, unas anginas, bastaba llamar al pediatra y venía a casa, te dejaba una baja y te despreocupabas del todo lo ajeno a verdaderas preocupaciones: la salud de tu hijo. El medico le daba la baja sin imaginar siquiera que se podía hacer de otro modo, que en el maravilloso mundo "libre" cuidar a un hijo era poco menos que una estafa, con tantos que dicen que es "aprovecharse para no trabajar y vivir a costa del otro".
  • Mi hijo nació con un problema de salud. Debido a eso estuvo enfermo, estuvo ingresado varias veces, tuvo que ser operado, estuvo con tratamientos diversos, todo ello en sus dos primeros años de vida. Y cuando me informé, sí, yo tenía 5 DÍAS al año si estaba ingresado y 3 DÍAS al año si no estaba ingresado. Y su padre lo mismo. Si juntamos todo el tiempo que estuvo enfermo y hospitalizado tendríamos que contar el tiempo en MESES. A parte su problema hacía que no puediese ir a una guardería, puesto que necesitaba que una persona estuviese pendiente de él. Yo me cogí una excedencia NO remunerada por suspuesto y echando cuentas de los meses que me podía coger para que me guardaran mi puesto de trabajo. Es cierto que aunque mi hijo hubiese nacido sano igual me la hubiese cogido para estar con él porque mi marido me podía mantener. Pero y si yo no me lo hubiese podido permitir y si hubiese tenido que volver a trabajar, ¿en qué lugar queda mi hijo? Y aunque mi marido me pueda mantener, ¿por qué tengo que depender de él para cuidar a mi hijo enfermo? ¿Por qué la suerte de un niño enfermo tiene que depender de la buena voluntad o suerte de sus padres? Si el Estado da una ayuda para que una madre pueda cuidar a su hijo enfermo, me apunto. si el Estado me da una renta básica para estar con mi hijo sin depender de una sola persona (que también puede enfermar, que también puede fallarle el trabajo), me apunto. Y estoy de acuerdo en que el Estado nos oprime, que si en vez de un estado fuese una comunidad de ayuda mutua pues sería mejor. Pero si hay que desmantelar el Estado, no empecemos por los pocos beneficios que nos da, empecemos por los ejércitos, por ejemplo, ¿no?
  • En que lugar quedan los hijos cuando las mamas tienen que incorporarse  a la vida laboral porque no les queda otra. Y por que se habla de mantenernos ............¿Es que estar con mi hijo no es un maravilloso trabajo? ¿Es que quedarme en casa siendo mama y ama de casa esta tan mal visto que muchas mujeres dicen que las que hacemos eso somos unas mantenidas?
    Si no estoy muy mal informada, en bastantes paises de la union europea las bajas maternales son mas largas que en España, y encima hay ayudas por hijo. ¿Por que aqui tiene que ser diferente en el sentido negativo?
    He escuchado tantas veces que las que decidimos ser mamas a tiempo completo somos unas mantenidas y no somos productivas para la sociedad. Ya estoy harta de esos comentarios. Os imaginais a todas las mamas y amas de casa del pais en huelga solo por un dia.............Creo que seria un caos total.......... Vamos a valorar lo que hacemos......que es un TRABAJO CON MAYUSCULAS!!!!!!!!!!!!!!!!
  • Si entiendo perfectamente lo que decís. Pero el estado no puede ser garante de nuestra seguridad ni economica, ni en tema de salud, ni en educación..porque no esta hay para cuidarnos, no es "nuestro amigo" y sus ayudas son una trampa, un arma envenenada.
     Anna dices que:
    "nadie puede decidir sobre su vida si su supervivencia depende de otros" y que es el estado, no es "otro"? ,no es un ente inanimado que este encima de nuestras cabezas, el estado esta constituido por personas, personas que tienen poder y por lo tanto corruptas ', seguro que a veces (si existe amor) es mejor depender del marido o de la abuela que del estado (nunca del patrón, siempre favorecido por el estado).
    Se que es algo utopico por irrealizable, y que muchos tienen serios problemas ahora, ya¡¡ pero la salida a todo lo que decis (y con mucha razón´) tiene que ser otra forma de organización social, sin estados, sin poderosos, sin subvenciones, con un reparto justo (pero que no lo repartan ellos) , sin sus limosnas, sus promesas. .Ellos lo saben ¿quien va a moder de verdad la mano del que le da de comer? Aunque a nivel individual lo pensemos y digamos, joder ojala, si me dan un dinerillo puedo dejar de prostituirme por un salario y dedicar Mi tiempo a lo mio, a los mios. Es una trampa para que todo siga igual, sumisxs y dormidxs.
    Quiero decir que entiendo que a veces las situaciones dificiles, lo hacen todo muy complicado.

    Como dice pedro garcia olivo, no producir, no consumir, no obeceder. Ojala pudiesemos todxs regalarle eso al estado.
    ;)
  • editado febrero 2014
    sí, entiendo perfectamente tu enfoque, gracias por compartir. Para mi las soluciones individuales no son verdaderas soluciones, vivir aislados de la realidad es posible solo como experimento particular, no lo critico, pero más me interesa buscar como conciliar la vida laboral y familiar o la vida en general con las necesidades básicas a corto plazo y para todos. 

    por casualidad encontré hoy a alguien que escribe muy bien y dice exactamente lo que yo quiero transmitir: la renta básica universal sería una herramienta de liberación. 


    La renta básica y la cuestión femenina

    No seré yo quien menosprecie las complejidades de la propuesta de una renta básica universal de ciudadanía. Recuerdo que la primera vez que oí hablar del tema me pareció un sinsentido: ¿dar una cantidad de dinero a todo el mundo por igual, con independencia de si lo necesita o no? ¿lo mismo para mí que para el tío del Mercadona? No salía de mi asombro con lo estúpida que me pareció la propuesta. Después, me enteré de las inmensas ventajas de la “incondicionalidad”, es decir, los enormes beneficios de un subsidio que no depende del cumplimiento de ciertas condiciones (como llevar no sé cuánto tiempo en la miseria, tener 4 mocosos con los zapatos rotos, etcétera) y, por tanto, que es preventivo, que no viene a parchear la pobreza sino a evitar la exclusión. 
  • Pero ojo, porque lo malo de los subsidios actualmente existentes no es sólo que tengas que estar bien jodido antes de recibirlos sino que, ¡horror!, tienes que demostrarlo. La irracionalidad de la burocracia estatal se convierte en estos casos en sorda crueldad. Justamente estas navidades, leyendo la prensa local asturiana, me enteré de que, por ejemplo, el plazo para la tramitación de la renta social a la que pueden optar como último clavo ardiendo quienes se encuentren en dificultades económicas muy serias, es de un año. Un año de espera en vete tú a imaginar qué condiciones, y todo no sea que cumplido el plazo no te falte alguna póliza o no tengas el DNI en vigor. Y no, no se trata de una anécdota: hay un sinfín de estudios que demuestran que las ayudas y subsidios condicionales dejan siempre fuera a un importante sector de la población más necesitada (como diría la Wikipedia, citation needed: no tengo tiempo ahora de buscar los links).

    Recuerdo que otra de las objeciones que se me ocurrieron cuando oí hablar del tema, aparte de la aparente injusticia de repartir sin tener en cuenta aquello de “a cada cual según su necesidad” fue que podría convertirse en un acicate para la bajada de salarios. El empresario, a quien ya de suyo no le hacen falta muchos acicates para bajar los salarios, podría razonar así: “si el estado le da a esta tía 400 pavos al mes, ¿para qué le voy a dar yo 800? Basta con le de otros 400 y va que chuta para reproducir su fuerza de trabajo”. Es lo que, al parecer, sucedió con las leyes de pobres de Speenhmaland a finales del siglo XVIII, como explicó estupendamente Karl Polanyi. 

    Pero es que un punto fuerte de la propuesta de la Renta Básica –que no siempre se tiene en cuenta, pero que a mi entender es básico– es que debe tratarse de una renta suficiente para sobrevivir dignamente. Por supuesto, cabe discutir si basta con equipararla al Salario Mínimo o si dejamos de fingir que el Salario Mínimo te permite subsistir en una gran ciudad como Madrid o Barcelona… 
  • Pero dejando de lado estos detalles, lo que es innegable es que si se rompe le ley de hierro de los salarios, es decir, si ir al tajo deja de ser la única forma de sobrevivir dignamente, por fin empiezan a tener sentido algunas cosas muy, muy importantes. Por ejemplo, la libertad y el resto de derechos individuales liberales, que sin una base material que los sustente tienden a quedarse en una carcasa vacía. Por ejemplo, la idea de negociación o diálogo social, que sólo puede tacharse de chantaje cuando lo que se juega una de las partes es literalmente su supervivencia. 

    Así, una renta básica incondicional y suficiente incrementaría estratosféricamente el poder de negociación de la clase obrera y cambiaría radicalmente el tablero de juego. ¿Qué pasaría luego? Qué se yo. Lo que nosotros queramos, lo que seamos capaces de construir. La renta básica per se no derroca el capitalismo ni acaba con el patriarcado ni arregla el medioambiente ni me hace perder los kilos que gané estas navidades, pero es innegable que proporciona un terreno mucho más llano en el que poder pelear por lo que sea que consideremos justo pelear.

    Dicho esto, de lo que yo en realidad quería hablar aquí era de una de las supuestas desventajas de la renta básica que los críticos suelen mencionar y que me toca particularmente las narices como mujer y como madre: el temor a que esta especie de “salario por no hacer nada” desincentive la participación de las mujeres en el mercado de trabajo. A ver, amigos, si nos ponemos de acuerdo de una vez por todas: el mercado de trabajo es un lugar de opresión y degradación en el que abundan las relaciones personales malsanas, la competencia, y un montón de mierda que cualquiera que haya trabajado en un sitio que no sea la universidad pública conoce al dedillo y no merece la pena repetir aquí, y no el jardín de recreo en el que las personas nos realizamos. 

    Desde el punto de vista de la (miope) ortodoxia feminista, no obstante, el mercado de trabajo es una herramienta imprescindible para conseguir la independencia económica de la mujer, que es a su vez un puntal irrenunciable para evitar situaciones de opresión indeseables (y ahí sí que puedo estar de acuerdo con la ortodoxia feminista). Pero, si resulta que por obra y gracia de la imaginación institucional nos encontramos con una herramienta nueva que garantiza el objetivo de la independencia económica (y lo hace, por cierto, con mucha mayor intensidad y fiabilidad que el mercado de trabajo: 27% de paro, ¿recuerdan?), ¿dónde está el problema? Si algunas mujeres quieren aprovechar la renta básica para salir por pies del mercado laboral e irse a sus casas a cuidar de sus hijos, a cuidar de sus estúpidas uñas o a tocar la guitarra y comer plátanos tumbadas en una hamaca, ¿¿¿cuál es el problema??? 
  • No me cabe duda de que si existiera una renta básica universal y suficiente un buen montón de gente, hombres y mujeres, se largarían asqueados del mercado de trabajo para dedicarse a otras cosas, algunas de las cuales tendrán una inmensa utilidad social (como el trabajo de cuidados, como la lucha en defensa de una educación o una sanidad de calidad y universales…) y otras cero pelotero. Ya encontraremos (o no) después la forma de repartir y asignar adecuadamente las tares importantes. Si existiera la renta básica, el “mercado de trabajo” tendría que currárselo más para conseguir gente que limpie váteres, reponga productos en estanterías, atienda quejas telefónicas o empaquete chorradas en un almacén de Amazon. Y eso, se mire como se mire, no puede ser más que una BUENA NOTICIA.

    Nota: escribo este texto con el cabreo fresco que me ha producido leer este texto de eldiario.es. Creo que a pesar de que me arden las mejillas de ira he conseguido moderar mi lenguaje y cuidar mi ortografía y sintaxis, pero ruego que me disculpen si no ha sido así.
  • y eso es todo por hoy... se me hizo tarde :)
  • Voltarine yo te entiendo, eres la utopía y me has arrancado una sonrisa con la frase de García Olivo, que también me daría un gustazo, no creas!

    Pero como bien apuntáis, después está la cruda realidad (y estos días la estoy viviendo en mis carnes, una vecina de 19 años, a la que han quitado a su niña de dos, "preventivamente" por falta de recursos...y en ello estamos de que al menos pueda comer todos los días, la burocracia la entrampa que no veáis, hasta para pedir de comer en asociaciones privadas, ya no públicas, necesita un papeleo de marearse...).
    Para mí no hay duda, estamos en una pura dictadura encubierta, y esta situación viene provocada por unos servicios sociales fachas que se han preocupado mucho antes de quitar a una niña a su madre, que de ayudarla en su situación. (consultada "la que sabe" en mi mafia particular, en este punto también tengo que decir que existen trabajadoras sociales lolaylos, que saben trampear todas las situaciones, me ha dicho claramente que "técnicamente" este caso ha sido un acoso y derribo, sin duda).

    Es simplemente un ejemplo que se me ocurre, que nadie debería vivir estas situaciones, y una renta básica las terminaría de cuajo!!! por eso es mi sonrisa también para lo urgente!!

    (y entiendo perfectamente la postura del perro y el amo, que conste!!)
  • Me ha gustado el texto que has colgado, Anna.
    También me ha gustado lo que propone Voltarine, a mi también me gustaría que hubiese otra organización social, pero no la hay y no me conformo, pero tampoco me cargo a la espalda el encontrarme yo por mis propios medios mi propia organización social al margen del estado, llevo mucho tiempo deseándolo con fuerza y no me llega. Muchos dirán que porque no lo intento con suficiente fuerza, yo creo que el cambio social debe ser común debe abarcar a mcha gente a la vez, sino siempre habrá mucha gente incapaz de conseguirlo. Y mientras eso llega pues me quedo con iniciativas como ésta. Y no, no me vendo, al igual que cuando me pagan por trabajar no vendo mi conciencia ni hago todo lo que me mandan sin pensar. Y luego está el tema de depender de la pareja, aunque haya mucho amor no me convence, hay una parte que creo que hace que la relación sea desigual y, ojo, he estado muchos meses así y en ningún momento me he sentido así. Pero sí lo pienso, creo que es mejor no depender de una sola persona, de una pareja, otra cosa es vivir en una comunidad donde todos se apoyan los unos a los otros, donde sentirse confiado, sentir que siempre que lo necesites vas a recibir ayuda.
Accede o Regístrate para comentar.