Reducir y seleccionar.

editado abril 2011 en Café Homeschooler
Marchando una de reflexión televisiva.

“La televisión aísla a las personas y deteriora el medio ambiente al incitar constantemente a un consumo irracional, por lo que es necesario denunciar el papel que cumple en la destrucción del planeta”

“Apagando la televisión durante una semana podemos evaluar qué consecuencias tiene para nosotros, para nuestras relaciones con los demás y con nosotros mismos, para nuestra percepción e interpretación de la realidad, para una infinidad de cosas que tal vez ni imaginamos. Que cada cual experimente y observe qué ocurre si no aprieta el botón”

Aunque nos parezca increible, no ha existido televisión en casi toda la historia de la humanidad y no ha sucedido nada grave. Pero en las últimas décadas, una caja inerte cada vez más plana, más grande y más decorativa se ha convertido en el totem de la civilización occidental, en el alma de la casa y en el punto de encuentro familiar.

No hace falta ser primitivista, ni anti-progreso para pedir un poco de mesura ante el inquietante abuso actual de consumo televisivo, y de mala calidad en su mayoría, y para alertar de las consecuencias futuras de que la sociedad dedique más de 10 años de su vida* a tragar lo que le interesa a los grupos de poder, que no es precisamente el bienestar general y el del planeta.

Desde 1994 comezaron en EEUU distintas iniciativas como TV Turnoff Network o La rebelión contra la televisión que en España secunda y divulga Ecologistas en acción.

La Semana Internacional Sin Televisión que se celebra la última semana de abril trata de denunciar el aislamiento que produce en las personas, su capacidad adictiva, el deterioro del medio ambiente (por la incitación constante a un consumo irracional e insostenible), su influencia en la obesidad general (por el sedentarismo y la publicidad de comida insana), la normalización de la VIOLENCIA, su negativo papel en la educación de los niños y desarrollo cognitivo (ver las críticas de Joseph Chilton Pearce y Sartori) y su poder para crear un pensamiento único homogenizador. De hecho, “la frecuencia electromagnética de la televisión ANULA tu propia frecuencia e introduce OTRA más baja“.

Es un enlace de "El blog alternativo"
http://www.elblogalternativo.com/2011/04/25/semana-internacional-sin-television-y-40-actividades-alternativas/

Comentarios

  • mi experiencia en esto es que la TV es simplemente una perdida de tiempo.
    son horas, dias, meses ganados en la vida, cuando la tiras al contenedor.
    para contenido audiovisual o la cada vez mas escasa emisión interesante, uso youtube y lo veo cuando quiero.
  • Me acuerdo de un día, yo de adolescente, hipnotizada delante del televisor al lado de mis hermanos, cuando entró mi padre y apaga la tele, diciendo, "no soporto esto más. Levantáos y haced ALGO, lo que sea, cualquier cosa menos esto". Y me acuerdo de lo difícil que me pareció moverme las piernas y la enorme confusión mental que me invadió al empezar a deambular por la casa. Al final encontré algo que hacer, pasé el día haciéndolo y al final del día, di las gracias a mi papá. A partir de ese momento no tuvo que apagar la tele él, que era yo quien me regulaba. Cuando estaba en la universidad decidí deshacerme de la tele definitivamente, y no he vuelto a comprar una jamás.

    Solo una anécdota más, y seré breve: hace unos años conocí tres de los concursantes del primer Gran Hermano. Claro que yo había oído hablar del Gran Hermano pero al no tener televisión no supe que ellos eran concursantes. Empezaron a hablar sobre la segunda edición y sobre los concursantes y lo problemáticos que eran, y dije "pues claro que son problemáticos, estas personas están elegidas por psicólogos, son personas que serán más dispuestos a portarse como idiotas, porque eso es lo que quiere ver el público, no gente interesante y discreta." Bueno. Os podéis imaginar el silencio que cayó sobre el ambiente. Y como me trataron después. Y mi asombro cuando me di cuenta de quienes eran. Je je je!!!!
  • En casa tenemos televisor - electrodoméstico - pero no televisión - emisión. Utilizamos las pantallas para ver lo que elegimos - películas, documentales, animación... Gracias a los foros de intercambio de enlaces p2p tenemos acceso a contenidos audiovisuales que hoy en día sería inimaginable que fueran emitidos y difundidos por ningún medio de masas, tanto para mayores como para pequeños.

    Yo fui "co-educado" desde pequeñito por la televisión, pero eran otros tiempos, y junto a toda la basura que me metieron en el alma también se me ofrecieron grietas por donde escapar. Mucha gente de mi generación tenemos una deuda impagable con Lolo Rico y su bola de cristal, con los ciclos de cine clásico, con pipi calzas largas y la pantera rosa. Mucho me temo que hoy en día los medios de formación de masas no dejan espacio a la inteligencia o la belleza y lo llenan todo de fealdaz y embrutecimiento - que por otro lado siempre fueron lo habitual y mayoritario.

    Conviene distinguir pues, entre televisión y televisor y si bien estaría dispuesto a renunciar a ambas, prefiero desconectar definitivamente la televisión y aprovecharnos de todo el poder de seducción y formación que posee el televisor.

  • Yo era una adicta a la tele, bueno, yo y mi pareja. Nos lo tragabamos todo. En una semana se nos rompieron las dos teles que teniamos y el uno por el otro pasaron 6 dias (llama al Ernesto que la arregle, ¿tu madre no te iba a dar una?...). Cuando pasaron esos 6 dias nos dimos cuenta que teniamos cosas que contarnos cuando cenabamos, que habiamos llamado y visto más a nuestros amigos que cualquier otra semana (incluso los dias de diario!). Desde entonces han pasado 10 años ¡YA! Madre mia, parece increible!

    Mi costillo, que le instaló la antena de TV GRATIS a un cliente, porque le dijo que sin tele NO SE PODIA VIVIR :-))
  • editado abril 2011
    topito, entiendo tu opción. Lo mio es descontrol; si la tengo me perjudica, así que opto por hacerla "desaparecer". :ar!
  • editado abril 2011
    Nosotros si la tenemos, pero "atadita bien corta", jajaja. Yo, personalmente no la veo, solo algunos dvds que compartimos con los chicos, y ahora, que gracias a vosotros me he echo una crack bajando cosas interesantes.
    El jefetribu si que es un teleadicto, pero por goleada le ganamos los que no, así que se tiene que reservar para horas nocturnas.
    Con los chicos si hubo tiempos horribilis (cuándo yo aún estaba por los mundos productivos) en los que sistemáticamente se les "enchufaba"... menos mal que aquello se acabó.
    También es muy distinto vivir en un piso, que en una casa, para estas cosillas, por lo menos para nosotros, aquí hay tanto que pasear, y que ver, y que hacer, que se nos olvidan los mandos a distancia (de hecho, uno de ellos, se lo acaba de triturar uno de los perros, jejeje).
    En general, siempre que haya algo mucho mejor que hacer, hay que hacerlo, no hay duda, que la vida se nos va...como dice la canción...
  • Mi chico usa alguna vez dvd por la noche, dice que para que le ponga el cerebro plano cuando necesita desconectar del curro. :-))
  • Es que para eso del cerebro plano, la tele es un gran invento... :-D (por no hablar de para la sordera, venimos de una peluquería, que tenían la tele a todo volumen, con gritos de programas de cotilleos, con secadores a todo gas, fff, difícil entenderse, la verdad, y por no hablar de algunos bares que ya no suelen tener una tele sino varias #:-s )
  • Nosotros tenemos tele, encerrada en un armario todo el día. Los niños no la ven normalmente y nosotros a temporadas sí.

    Reconozco que para mi es una manera de desconectar mi cabeza, está en marcha todo el día, tenemos una gran capacidad para liarnos hablando de cosas de la vida hasta muy tarde por la noche, luego nos cuesta dormir... Así que, aunque no sea muy popular lo que voy a decir "en ciertos ambientes", la tele es en determinadas temporadas bastante "terapéutico".

    Eso eso, para aplanar el cerebro, una actividad intelectual excesiva, no hay nada como hacer zapping :-D
  • nosotros llevamos ya unos cuantos años sin antena...
  • En nuestra casa hay tele y además de las grandes y planas y encima mi marido quiere otra más grande y más plana y aunque hay un horario para verla sigue estando en la pared llamando la atención de las chiquillas. La grande lo lleva mal tenerla y no poder tenerla encedida todo el día. Yo la quitaría, ni siquiera la necesito, pero el padre si que la vé y además cuanto más grande más bonita queda en la casa (esa es su forma de pensar). Algún consejo de como convencer a la familia completa, sobre todo al más viejo para hacer desaparecer la tele? ( si es en inglés mejor). Thank you.
  • ¿Jerry Mander tal vez?
    "Cuatro buenas razones para eliminar la televisión"

    http://www.4shared.com/audio/oqgmXurk/JERRY_MANDER_-_4_buenas_razone.html

    (una pequeña presentación de estos libros está allí en mp3)


    (el libro original está en inglés: http://www.amazon.com/Arguments-Elimination-Television-Jerry-Mander/dp/0688082742)

    Supongo que siempre se puede buscar una solución que satisfaga a todos si se tiene en cuenta realmente estos argumentos. Como dices Vicky, el punto importante es tener la tele delante y tener que autocontrolarse y encima sentirse culpable de desear ver algo que te atrae. ¡¿Quien es una niña de 7 años frente a ejércitos de psicólogos cuyo objetivo es convencernos a consumir la tele y hacerla tan irresistible???
    No creo que sea fácil, pero es posible hacer el cambio si se cree en el. ¡Animo!

    Nosotros dejamos de tener la tele hace muchos años, antes de ser padres y ha sido fácil, pues Ax no vivió nunca tener tele como algo natural, pero el ordenador es otro compañero parecido y también engancha mucho. No solo las peliculas, las noticias y el contacto viene por allí, también tiene juegos, es casi más dificil prescindir de él ¿no?

    Estoy buscando el otro libro, que es precisamente el que recomendó Ana cuando hablamos de los indios americanos en el otro hilo.

  • muy buen libro!!!
  • De verdad que insisto en que en nuestra casa la tele no suele ser algo irresistible porque no está presente. ESTÁ ENCERRADA EN UN ARMARIO, de esos que están pensados para este fin. Incluso hemos visto lo diferente que reaccionan las visitas. En otras casas con tele, o está encendida o se acaba pidiendo cuando se juntan niños, en nuestra casa eso es algo muy raro. Lo que sí, preguntan "uy... ¿no tenéis tele?" jajaja, es genial, porque realmente es como si no estuviera.

    Una solución "a medias", en nuestro caso no quisimos desprendernos de la tele, pero necesitabamos ocultarla. LO RECOMIENDO!!
  • Y Vicky jajaja, si no encontráis un armario en el que quepa vuestro aparato, haz unas bonitas cortinas para taparla :-D
  • editado mayo 2011
    Marta, ante tu comentario "Aunque nos parezca increible, no ha existido televisión en casi toda la historia de la humanidad y no ha sucedido nada grave. ", quisiera hacer otra reflexión.

    Es cierto que no ha existido la televisión en casi toda la humanidad, pero ahora sí existe. Tampoco existía la soledad, el aislamiento, el aburrimiento, la sobredosis de normas y prohibiciones, los pisos, las familias nucleares super-reducidas.

    nuestros días a veces son muy largos, llenos de actividad ¿los vuestros no?, y cuando llegan ciertas horas no están ni para jugar ni para pintar ni nada. Un par de capítulos de dibujos en DVD después de la ducha y antes de cenar significa a menudo un momento de tranquilidad y recogimiento que de otro modo no sabría proporcionar. Esto sucede una media de dos veces por semana, por lo que no le veo ningún inconveniente.
    Pero desgraciadamente hay algo más: en mis niños observo una falta acuciante de fuentes de inspiración para sus juegos. No solo porque se juntan menos con otros niños de lo que nos gustaría, sino también porque esos niños no saben jugar tampoco. Hay ocasiones en las que algún capítulo de Juan y Tolola les ha inspirado a jugar cosas nuevas.

    Quizá la cuestión no sea tanto tele sí o no, sino de qué manera, qué uso darle, qué papel juega en la vida de los niños (y de los adultos de la familia). No le veo mucha diferencia en que vean pelis o capítulos de series de dibujos en DVD en una tele que tener acceso a un ordenador donde ver esas cosas.

    Para mí está claro: convivimos en una sociedad tecnológica con una fuerte presencia de pantallas. ¿Televisión de manera indiscriminada? NO, pero tampoco ordenador, ni siquiera libros de forma indiscriminada...

  • lo de "ocultar" las pantallas es una idea muy buena que me ha funcionado a mi también. La tele en si no es mala, es el uso que se le da que suele ser contraproducente.
    Nosotros no tenemos tele porque lo que queremos ver lo vemos en el ordenador, incluidas pelis.
  • Gracias Carmeneck, buena idea la del armario, pero no cabe en el nuestro, quizás si hacemos un boquete en la pared?. La verdad que mi idea de quitarla no fue aceptada pero ahora estamos en negociaciones de ponerla en otro sitio de la casa donde pasemos menos tiempo. Una vez que consiga una solución de donde encasquetar la tele tendré que pasar a la acción de donde esconder el ordenador. A mi marido ya le he tirado de las orejas por pasar tanto tiempo enchufado a él (el ciclismos es su gran hobby y pasa horas leyendo o viendo carreras de ciclismo). Como dices Juan Manuel la tele o incluso el ordenador no tienen por que ser malos es el uso, pero en mi caso es sobre todo el TIEMPO que se pasa usando esos aparatos.

    Tanto el ordenador como la tele tienen el mismo efecto de aislamiento.
  • ya lo creo Vicky, a mi también me parece que el ordenador es otro ladrón de tiempo. pero su poder de seducción es mayor que de la tele, con creces.
    Yo os confieso que ahora mismo me sería muy dificil vivir sin internet, pero quitarle protagonismo el aparatito y sacarlo de la sala por supuesto que si sería capaz.

    Aquí no somos nadie para recomendar a los demas como vivir o que hacer en su casa, son todo reflexiones sobre este tema, cuanto más abiertas y sinceras mejor, más aprendemos todos. Para mi la clave está en el mismo título: reducir y seleccionar.

    aquí encontré unos comentarios de Jerry Mander sobre internet.
    Incluso el no lo tiene nada claro. http://ecosistemaurbano.org/internet/¿internet-mejora-o-empeora-la-sociedad/

  • Puedes poner un paño delante de ella.
    O compra un lienzo en blanco del tamaño de la tele o un poco más grande y que lo decoren como quieran con fotos, o pinturas, pegatinas,tipo mesa de estaciones, ..... que distraigan la vista de eso.


    Es otra forma de esconderlo.
Accede o Regístrate para comentar.