libros de texto para rematar el planeta

editado mayo 2011 en Café Homeschooler
En realidad quiero acercaros las opiniones contra el uso de los libros de texto.
¿que pensais de eso? ¿es posible prescindir de ellos del todo? ¿teneis algo más sobre el tema?

Yo, es que intentaría no usarlos ni en una escuela corriente.

Hace un tiempo ya, escribí en mi blog una entrada (DE LA ESCUELA, EL PODER ... Y LA VIDA SOSTENIBLE ) que arrancaba con un artículo de Emilio Delgado DEJEN A LOS NIÑOS EN PAZ, SON SOLO UN ESPEJO.
Me ha gustado mucho su enfoque, lo subo ahora mismo a la biblioteca.

Pero aquí quería centrarme más en los libros de texto, os adjunto las fuentes a los que nos referimos.
en mi blog teneis los títulos enlazados si lo preferís así.

http://librescomoelvolcan.blogspot.com/2008/05/en-rebelin-publican-un-artculo-de.html



*************************************************************************************
El texto hace referencia a un artículo de Belén Gopequi INFORME SOBRE LA CARTA ROBADA (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=43337) y ella a la vez a un estudio que publicó la Comisión de Educación Ecológica de Ecologistas en Acción titulado "Estudio del currículum oculto antiecológico de los libros de texto".(http://www.ecologistasenaccion.org/IMG/pdf/Informe_curriculum.pdf)

En la página 107 leo sobre como ven los libros de texto la educación y ... sin sorpresas:

"La educación es sinónimo de escuela

En general los libros de texto no hacen un análisis de la escuela y de su historia, de la relación de esta con el poder, con las clases sociales y con el territorio. La escuela no es un contenido relevante en la escuela.

Por lo común, el escaso discurso social sobre la educación se reduce a la reflexión sobre la escuela u otras instituciones académicas. Es la escuela quien educa a los menores. De este modo se ignoran o desprecian otras formas de transmisión de saberes, se eliminan otros espacios de aprendizaje como la familia, la comunidad, el trabajo o la naturaleza. No se tienen en cuenta las formas de educar de las culturas sostenibles.

En ocasiones se transparenta una visión optimista del logro de la escolarización generalizada en occidente, que sin duda supone una ventaja sobre la generalización del trabajo infantil en tiempos anteriores, pero se obvia la otra cara de esta escolarización, esto es, que fue concebida primordialmente para formar trabajadores/as integrados/as en el sistema dominante. No se cuestiona este papel de la escuela. En los textos se presenta la educación escolar como un camino hacia el progreso, como un instrumento liberador, igualador, optimizador y aséptico. Educación es progreso, mientras que sostenibilidad es atraso. (…)

Los libros omiten la distinción educación pública-privada y también la distinción educación confesional y aconfesional, ocultando que la organización y los conocimientos que se imparten están configurados desde grupos de poder.

La educación está asociada a un espacio específico, las escuelas. Esta reclusión espacial impide conocer y valorar el territorio y aprender a sobrevivir y vivir bien en él, aprendizaje necesario para un comportamiento sostenible. Se encuentran casos –pocos- de algún libro que muestra una escuela tibiamente participativa y abierta, dentro del marco de la educación para la ciudadanía que las leyes educativas promueven. Como era de esperar no existen referencias a la educación para la contestación o para la transformación social. (…)

En el sistema escolar los esfuerzos y los logros educativos se conciben como un asunto individual, sin dar relevancia a los procesos de aprendizaje grupales o colectivos, como muestra el sistema de calificaciones o el mismo uso normalmente homogéneo e individual de los libros de texto. La realidad que muestran los textos es fragmentaria. Cada disciplina (asignatura) enseña una supuesta parte de la realidad desvinculada del resto. Esta parcelación de los saberes no hace fácil reconocer las relaciones causa-efecto entre nuestras actuaciones y sus consecuencias. La ausencia de una mirada sistémica del mundo impide desarrollar una verdadera educación para la sostenibilidad."



Hay un resumen de este texto de 185 páginas en el artículo "Libros de texto para rematar el planeta" (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=20961) es muy interesante ver los mensajes ocultos en estos libros que analizan. Me ha gustado leer eso:

Permanece invisible la mitad de la humanidad (las mujeres), no ya porque apenas aparecen sus nombres y sus rostros (aspecto que ya ha sido más veces denunciado), sino porque no son consideradas las actividades a las que más tiempo se han dedicado. "Una persona en edad legal de trabajar pero que lleva a cabo tareas domésticas en su casa y no recibe remuneración salarial forma parte de la población inactiva". En general permanecen invisibles aquellas tareas que construyen la sostenibilidad (crear la vida, desarrollarla, cuidarla y mantener la biodiversidad) mientras que están sobrerrepresentadas las actividades que provocan la insostenibilidad (producción, construcción de grandes infraestructuras, guerra, velocidad, etc.)

Comentarios

  • Buf, de lo que nos hemos librado!!
    El currículum oculto lo había leído hace tiempo y me había dejado con la boca abierta. Me veo el resto, y comentamos!!
  • subo un hilo muy viejo... y muy actual a principio de curso siempre, desgraciadamente.

  • joé, justo hoy me pillas en plena "guerrilla" intentando conseguirle unos libros de texto a una vecina, que por repetir curso no tiene derecho al cheque escolar, y su padre no tiene recursos para comprárselos. En el centro escolar le han puesto ya faltas por llevar unos prestados y escritos. Para eso si que están, coño! para poner faltas, escolarización obligatoria, pero gástese 300 del ala "obligatoriamente" y no coma el resto del mes... es de locos!
  • ¿Pero como se puede ser asi? Poner falta por llevar libros prestados, ¿pero que importa si ya estan escritos?

    Y si repite ¿no tiene los suyos del año pasado?

    Y en vez de ponerle falta no pueden palntearle que compruebe si las respuestas son correctas o no, a lo mejor resulta que se convierte gracias a eso en una gran detective. ¡Que les corten la cabeza a todos esos maltratadores!
  • ¡Que falta de imaginacion! ^#(^ X(
  • Anna no se ven los documentos.
  • De "Informe sobre la carta robada":

    ...No sólo lo habrían preferido sino que lo prefieren. Trabajan para que así sea y algunos y algunas se reúnen, discuten y argumentan, y después escriben un informe en donde dicen que los libros de textos no contienen apenas fotografías de lugares, mapas físicos, mapas lumínicos, imágenes que permitan ver en qué se ha convertido esa especie de gran superficie verde y ocre con que durante mucho tiempo se han representado los continentes. Y junto a lo que no se muestra, dicen, aún es más significativo aquello de lo que no se habla.

    Los libros de texto no hablan de «las multinacionales [con la excepción de dos libros], el reparto del poder, las culturas arrasadas, las aportaciones de las mujeres, los sindicatos..., los movimientos alternativos (aunque sí las ONG de ayuda), la autosuficiencia, los proyectiles reforzados con uranio, las aficiones de bajo impacto ecológico..., los bancos, la pérdida de soberanía alimentaria, el modo en que se impone la comida basura, las patentes de semillas..., las soluciones colectivas, los dueños y los daños de la televisión..., las cargas de la policía, las mentiras de los libros de texto...».

    La cita es más larga pero creo que el fragmento sirve para dar una idea del mundo que se dibuja y el que se niega. Valga, en todo caso, un ejemplo de un libro de Física y Química para condensar el talante general de exaltaciones y silencios: «Durante la Guerra del Golfo, los soldados de EEUU y de otros países aliados pudieron tomar todas sus comidas en las trincheras, calentitas y en cualquier momento, gracias a la tecnología»....

    Una buena pregunta:

    "A medida que se leen las 184 páginas del informe empezamos a preguntarnos qué sucedería si en los centros escolares los alumnos obtuvieran una imagen del futuro como un lugar no sólo incierto sino posiblemente catastrófico; si fueran conscientes del turbio papel de las grandes corporaciones, de la ausencia de principios que guía la mayor parte de las inversiones económicas y en especial de la ausencia del principio de precaución; si comprendieran que las soluciones individuales nunca son una solución, si se les dejara claro hasta qué punto las decisiones que afectan a su vida diaria, su salud, su ética, su espacio, sus proyectos, les han sido arrebatadas. Es posible que cada año salieran entonces de los colegios y de los institutos alumnos y alumnas más conflictivos, dicho esto en el mejor sentido de la palabra. Si la destrucción avanza habrá de ser bueno, parece, afrontarla, luchar para que no ocurra."
Accede o Regístrate para comentar.