Los ochoañeros.

editado enero 2011 en Plaza Mayor
Hadrián ya ha cumplido ocho años en verano. Y qué edad tan fascinante. Empieza aún ahora a soltar largas parrafadas, concentrado en lo que dice, cuándo quiere explicar algo que intuye que sus hermanas no comprenden, y es una placer escucharle.
Está pillado por la lectura, porque acaba de "romper a leer". Su forma de hacerlo es tan novedosa para mi, porque de estar mucho tiempo sin querer acercarse a un texto, ahora lo hace con tal emoción, y entendiendo cada palabra, aunque vaya despacio. Es una gozada escucharle leer en alto. Muchas veces quiere leerme (supongo que además de compartirlo, querrá inconscientemente devolverme todo lo que yo le he leído, jejeje), y yo me siento a su lado en la cama. Andamos con el Capitán Trueno, y se "zampa" los tochos a unas velocidades de vértigo. Al principio me parecía que lo hacía demasiado rápido (otra vez el adulto prejuzgando, jeje), pero en cualquier momento, en cualquier página, relee, y te cuenta con pelos y señales quién es cada personaje, que ha hecho en el capítulo anterior, porqué sale en esa viñeta, etc, con un lujo de detalles que es impactante.
También está pillado por Mortadelo y Filemón, se ríe mucho, sobre todo con las perrerías que le hacen a Ofelia, la secretaria del Superintendente.

Se me ocurre que podemos abrir este hilo para lecturas, e irlas comentando. Estas Navidades les han caído varios librillos de un ratón periodista que parece que hace furor en las aulas, pero no les han hecho ninguna gracia. La verdad, es que son historias un poco estridentes, y la forma de escribirlas a mi tampoco me ha gustado nada, combinando letras en distintos formatos, y sin ninguna buena historia detrás... me parece genial que además de la lectura se nos esté desarrollando el espiritu crítico en familia, jajaja. Seguimos!!

Comentarios

  • Marta, ten cuidado con los métodos pedagógicos, como esos famosos de poner una letra C y el dibujo de una casa. Tengo entendido que retrasan aprender a leer y lo dificultan hasta el punto de hacer perder el gusto por leer. No recuerdo donde lo leí, creo que en un libro de Gatto.
    El otro día estábamos chateando con voz con Anna y Axel le pedía que hablara mas bajo que no podía concentrarse en su lectura. :)
    Yo tengo la convicción que leer es la manera más efectiva de adquirir cultura, "aprender" y encima te vuelve una persona más relajada.
  • ¿te refieres a Gerónimo Stilton? bueno, ese es para enumerar los casos de prejucios míos y del papá jajajaja, a Axel le hace mucha gracia, se los zampa en un día y medio (los únicos que le gustan son los Viajes al Reino de la Fantasía y el de Ratonia, los gordos para entendernos) le encantan los tufos y olores, la llave transparente que buscar entre los dibujos, y cierto que no hay gran historia detrás (imaginate que el Cuarto Viaje lo ha leído a la par con el Viaje al centro de la Tierra de Verne, ni punto de comparación), Ahora, perece que el Quinto Viaje lo hojeó en la biblioteca del pueblo y dijo que no lo quiere, que es malo. El criterio propio se llama eso. ;-))
    Desde luego el chico de la bibiloteca se quedó sorprendido.


  • Camilo tambien està con Geronimo Stilton, pero igual lee otras cosas,el està leyendo desde la mañana hasta la noche,asi como lo digo jajjaj!!! esta semana pasò por Geronimo,Viaje al centro de la tierra,Carlo Frabetti,la enciclopedia de animales de la National Geographic.
    Me decìa una chica de una libreria que el problema que hay con Geronimo Stilton es que los niños se quedan tan enganchados que no salen de ese tipo de lecturas,pero en nuestro caso no ha sido asi, el tiene verdadero amor a la lectura,de eso no dudo.
  • Bueno, habrá que pillar entonces al Gerónimo en esos viajes, en la biblio, jejeje. Por ahora se ha enganchado a Matilda, de Roald Dahl no sé si lo han leído alguno de nuestros ochoañeros. Lo hemos escogido porque en la escuela de teatro, van a hacer una adaptación, y el profe ha dicho que si lo pueden ir leyendo a lo largo de estos meses, mejor.
    He visto que hay incluso una película, si alguien la vió, que cuente, que cuente...
    :-@
  • No me digáis que a estos ochoañeros, a veces, no os los comeríais con patatas. Yo cada vez que el Hadrián empieza a explicarme algo con una coletilla que ha pillado esta temporada, "mamá, ya sé que te estarás preguntando porqué pelo las zanahorias con cuchillo en vez de con el pela legumbres..." y te suelta toda una teoría al respecto, es que me tiro al suelo (mentalmente) de la risa... y así hace con todo.
    Llegas a la habitación, y está tirado leyendo, metes ropa en el armario o lo que sea, y ya te pilla, "mamá, ya sé que te estarás preguntando en qué capítulo voy, pues mira, resulta que el Capitán trueno...." y hala, larga que te larga, jajaja.
    Son la monda, de verdad.
    (creo que esto, directamente lo ha pillao de mi, que muchas veces, me pregunto y me contesto a mi mísma, ya sabéis, la soledad del ama de casa, que me doy unas charlas que no veas, jajajaja).
    :-))
  • editado febrero 2011
    ya subí la peli al cine. El libro lo buscaremos en la biblioteca.

  • Ayer Lidia me decía que hacía falta queso rallado, así que le dije que lo apuntara en la lista que tenemos en el calendario para la compra. Como está colgado en la pared, cogió el boli y lo escribió así, de pié. Después se enfadó consigo misma, porque le había salido la letra toda descolocada, como en curva y hacia arriba, jeje, llegó su hermano, la vió enfadada, y le dijo todo condescendiente, "no te cabrees Lidia, es letra estilo tren chu-chú, has inventado un nuevo estilo", jajaja. Nos duró la risa de la letra estilo tren chu-chú, toda la mañana, jajaja.
    (ah, para quién no lo entienda, el tren chu-chú era el clásico de las verbenas de pueblo por estos lares, esos que dan vueltas sobre una elipse y que de vez en cuándo te sale alguien vestido de bruja por arriba, y te da un escobazo, o te chiringan con agua en el túnel, o sea, una versión cutre del tren del terror, jejeje).
  • Esta, os la tengo que contar, porque es buenísima. (Como avance os digo, que en casa se habla del tema legal que tenemos encima, delante de ellos, pero nunca me he parado a contarles pelos y señales de todo, porque no me lo han preguntado).

    Un día de estos, estaban los dos mayores hablando, Hadri (8) y Lidia (7). Hadri le decía a Lidia que estaba seriamente pensando en organizar una "fuga de casa", no porque esté mal en casa, sino porque necesita comprobar cómo es estar solo...
    Lidia empezó a preocuparse y a decirle argumentos por los que no debería hacerlo, mamá y papá se preocuparían, y él contestaba, no, que yo los aviso, y les digo dónde voy a estar, y a la hora que vuelvo.
    Así un rato, argumentos en contra, y él, venga a buscar soluciones. Y en un momento dado, Lidia ya le dice, "Además Hadri, no puedes hacerlo. Si te vas, y te pierdes, mamá y papá tendrán que acabar llamando a la policía, y entonces el juez ya podrá acusarles de abandono de familia, y vendrá servicios sociales y nos llevará a un centro de menores, y a ellos a la cárcel...".

    X_X ^#(^ 8-X (si les llego a explicar....)
  • :-D
    Que ricura, ¿te imaginas?
  • está claro que les subestimamos "de oficio"..
    que madurez!
Accede o Regístrate para comentar.