Recuperando la esencia "yequana".

13»

Comentarios

  • Jajaja, me río porque pienso en Julio, el padrecriaturas, jajaja, e invariablemente y sin autocontrol les dá órdenes de este tipo, porque es lo que él ha recibido toda la vida, y aunque eso sea foco de líos, a mi me ENCANTA, que los niños invariablemente pasen de él, jajaja.
    "Hadri, sube a tu habitación y bájate la mochila para ir al taekwondo" y Hadri, en su mundo, ni sube a la habitación, ni dice ni mú, y él desesperado, acaba haciéndoselo todo.
    Yo, aviso a todos que si quieren ir a deporte tienen que llevar sus cosas, y santas pascuas, si necesitan ayuda me la piden y yo se la doy, sin más.

    A lo mejor no vale el ejemplo porque hablamos de algo que les interesa a los niños, o de sus propias cosas, mientras que el ejemplo de Casilda era algo que ella necesitaba...

    La esencia yequana, seguro, nos llevaría a salir por la puerta (nosotras) y que ellos se buscasen la vida sobre lo que deberían hacer, ponerse zapatos, vestirse, etc... y si necesitasen ayuda, ya se preocuparían de pedirla, no?
  • editado diciembre 2011

    no se quiza no va en este hilo, pero es que ultimamente esta saliendo mucho vocabulario en el foro. Derecho, deber, obligacion, respeto, obediencia (esta indirectamente), complacencia.
    Y yo las estaba pensando desde el punto de vista del hilo, por eso lo puse aqui. Pero quiza no es el hilo.

    yo hago eso Marta, me visto y preparo lo que necesito para salir por la puerta, y luego va viniendo a pedirme ayuda.
  • Todos los hilos se enredan, jajaja, es la salsa de la vida, jajaja!!
  • :-( Bufff, vaya llamada de atención, voy a pensar en ello, y gracias Adriana por el toque.
  • editado diciembre 2011
    Yo le pido a veces cosas y si no quiere no pasa nada y suelo usar el ¿Quieres......? Así creo que es mas fácil negarse.

    Pero a veces me entran dudas de hasta donde ese ¿Quieres....? Y no pasa nada sino quiere. Claro la duda es cuando una vez detrás de otra dice que no quiere. Sale la duda de si así esta bien y cuando dirá que si mas veces que no.

    Este fin de semana mi sobrina de 3 años recogió la mesa plato a plato y vaso a vaso sin pedirselo. Íbamos a jugar un juego de mesa y dije que teníamos que recoger la mesa para poder jugar, yo me fui a fregar y ella ni corta ni perezosa, recogió toda la mesa, me dejo flipada, es la niña mas colaboradora que conozco y sin pedirselo, siempre quiere hacer lo que estamos haciendo. Teníais que verla cortando la verdura para la pizza y luego echando todos los ingredientes :O @-)
  • Es taaaan chulo cuándo colaboran sin pedírselo!! a mi me cae la baba cuándo lo hacen (será que lo hacen poco??? :/ jajaja).
  • A mi se me cae la baba no solo cuando colaboran sin pedirlo (creo que lo pido pocas veces) sino cuando veo al mayor poniéndole los zapatos a su hermana para irse por ahí a ver a los vecinos jeje, o cuando yo no tengo un buen día y les hablo a gritos, él toma el cuidado de su hermano y la protege de mi mal humor :-D
  • Pero la verdad es que en mi casa somos un poco la familia complaciente, nos gusta complacernos los unos a los otros. A veces, si me quejo por ejemplo de dolor de espalda (como pasó ayer), me coge uno de los niños o los dos y me hacen un masaje para que esté mejor. Otras, el mayor me pide que le ponga los zapatos y lo hago encantada (siempre que me lo pida amablemente grrr), otras la pequeña le pide a su hermano que le haga algo como darle un papel y él lo deja todo para hacerlo. El papá es el que más... roza lo que yo llamo servir...
  • Bueno, estoy elocuente esta noche ;;), ¿puedo introducir una nueva reflexión?

    Tengo por costumbre imaginarme cómo harán en una tribu tal o cual cosa cuando me encuentro en una situación difícil, de la que no sé salir por así decirlo. Eso por delante.
    Pues hace pocos días tuve una revelación respecto a la tele (con lo que tengo una relación más bien difícil). Vi a mi hijo mayor mirando unos dibujos grabados, a última hora de la tarde y me observé. ¿Por qué siento tanto rechazo a esta situación? No me gusta que los niños estén abducidos por algo que pasa en una pantalla, me chirría la comunicación unilateral, están expuestos a lo que sea que salga ahí sin posibilidad de intervenir. Me da una sensación desagradable...
    El caso es que evidentemente acaban muy cansados casi todos los días, y llega un momento en el que a lo mejor aún no es momento para ir a dormir, el sueño quizá no sea suficiente o lo que sea, pero están agotados para estar en acción. Es el momento tele, porque ya no pueden hacer nada más, necesitan quietud y pasividad. Nunca lo vi tan claro como aquel día: me imaginaba en una tribu, los niños haciendo pausas durante su día, sentados al margen observando la acción de otros. Solo eso. Y me sentí algo mejor con la tele, porque no puedo ofrecerles esa tribu en la que se suceden de forma natural momentos de acción con momentos de pasividad.
  • ¿De verdad crees que no tienen esos momentos de quietud y de observar?
    Yo creo que si. Cuando voy al banco o a comprar mis hijas se fijan mucho en lo que hacen los dependientes, de hecho suelen comentarmelo y todo, porque les llama la atención; o si hay alguien trabajando en la calle, se queda un rato mirando, un día estuvimos media hora viendo como descargaban un camión, o si pillamos a los jardineros cambiando plantas de los maceteros públicos (que acabaron regalandoles una planta a cada una)...
  • editado diciembre 2011
    Yo también tengo una larga relación de amor-odio con la tele... ahora mismo no la veo practicamente desde hace años por razones obvias, jeje, mi tiempo de pantalla, estoy aquí. Pero independientemente tenéis razón, estar aquí es activo, estar en la pantalla televisiva es pasivo.
    Y mi reflexión final es que sí, que a últimas horas del día, aunque no siempre (también hay camadaas masivas con cuentos, etc) mola arrebujarse y compartir algo. Los días que ven tele a otras horas son excepcionales, como hoy, que estan derrengados por el día de ayer, y se han empeñado en ver una peli tonta de esas de no pensar...

    Yo creo que la tele es para cuándo verdaderamente no se tiene nada mejor que hacer... y eso por estos lares, suele ser difícil.
  • Sabrina, los míos cuando están en casa, pues no, no tienen momentos de quietud. A falta de que otros esten haciendo cosas las hacen ellos. ¿Os acordáis de las teorías del porteo? Una de las cosas buenas que dicen que tiene es que los bebés desarrollan mejor su motricidad por el movimiento de la madre. Ellos están pasivos pero "lo externo" se mueve. Es algo así como que algo se tiene que mover y si estamos en un entorno empobrecido (como la casa), pues si están quietos es como si se parara el mundo y eso no puede ser.
    Cuando vamos a la ciudad les gusta que les empujemos con el carro (uff, qué cansado, una sentada en la silla y el otro sentado en el patin acoplado) y mirar. Pero hace tiempo que no se quedan mirando esas cosas, ya lo han visto muchas veces como descargan camiones, obras etc. Si que quieren parar y observar cuando hay algo diferente que ver, pero no pasa a menudo, la verdad.
  • editado diciembre 2011
    Os dejo un vídeo de Jean Liedloff:

    Lo siento está en inglés.
  • El que no quiera leer el libro, y sepa inglés, jeje, lo tiene todo explicadito aquí, me ha hecho mucha ilusión disfrutarla en vivo, gracias, Gaara!!!
  • De nada. De todas yo recomendaría leer el libro.
  • puff, últimamente me siento como aquel yeguano que volvió de la civilización y no le apetecía hacer nada. Y se quedaba tranquilamente descansando.... 

    lastima que no tenga alguien que haga la comida y la casa por mi.... 
  • :)
    Por cierto, he intentado descargarme el libro del continum, que le tengo ganas desde hace tiempo, pero mi biblioteca particular(léase "Montse") creo que no lo tiene ( puede que si, que a veces son tantas osas cosas que algunas se despistan) y la pela es la pela y teniendo otras lecturas pues que lo he ido dejando pasar... Bueno, a lo que iba, que me voy por las ramas, que he intentado descargarlo y me da un mensaje de error, alguien me puede decir si le pasa lo mismo o enviarmelo? ( aunque supongo que pesara demasiado...) O:-)
  • AnaAna
    editado abril 2012
    Hola, Rut. :)

    A ver si ahora te lo puedes descargar. Creo que, con la actualización del foro, algunos enlaces de descargas que se pusieron hace tiempo ya no funcionan. Supongo que será por eso.
  • Me he leído el hilo completo y me ha dado mucho que pensar, Aitana ha ido a la guarde desde los siete mese mas o menos, pocas horas el primer año y lo normal despues , pero guarde. Por la tarde o con papa o con mama. Otras veces con los abuelos, o con su tia que vive en el tercero. Pero la mayor parte del tiempo con papa o mama, incluso cuando tenia dos años paso casi todo el invierno y la primavera casi todas las tardes solo con papa. Y pese a todo es muy independiente, desde peque, y muy muy autónoma. Cuando lo pienso suelo suponer que se debe que siempre, o casi siempre, que ha dicho "yo lo hago" o "yo sola" la hemos dejado a ver cual es el resultado. TambiEn creo que influye que realiza mucho juego simbólico con el que puede que repare algunos daños. Es muy colaboradora, siempre esta dispuesta a ayudar, o casi, y cuando no lo esta no solemos darle mayor importancia, salvo cuando sale la bestia que llevo dentro que entonces, ay, como me molesta mirar atrás y ver esas escenas... Me suelo disculpar con ella, pero ese amargor por no saber controlar a la bestia se me queda dentro... Estoy en ello. Aitana sabe donde están sus limites, mide muy bien sus fuerzas y que se atreve y que no. No se, pienso en voz alta, no siempre el cole o los ambientes externos tienen tanta influencia o puede ser que aun no ha germinado dentro de ella todo lo que experimenta fuera o si no fuese al cole y estuviese con nosotros todo el día seria de otra forma, mejorando sus sombras.... Llevo tiempo reflexionando estos temas y sigo en ello. La influencia de la guarde y el cole es mucha, no lo pongo en duda, pero siempre he pensado que la de casa es mayor, mucho mayor, otra cosa es lo que consideramos lo mejor, que evidentemente en niños pequeños es estar con sus padres y no en la guarde y en los mas mayores cada dia estoy mas convencida de que tambien, que ídem de ídem, pero que si tu funcionas de una determinada forma en casa la influencia que tienen las instituciones sobre tus hijos siempre va a ser menor que la de casa, siempre que les apoyes y que les dediques tu tiempo y energía, que no vuelques sobre ellos tus miedos que son solo tuyos y les acompañes en su camino, aunque claro, igual de cierto es que hay muchas ocasiones en las que tu haces todo esto y sin embargo ves como la institución va dañando a tu hijo...como podéis observar lo tengo todo muy claro ;) Jeje. Voy a ver si sigo pensando, que falta me hace jejejejeje 8-} :-\"
  • Gracias mil Ana, ¡Que rapidez! @-) Ya lo tengo, he comenzado a leerlo, pero voy a dejarlo que tengo mucho que hacer y ya llevo mucho rato aqui metida, Aitana duerme, pero no creo que le quede mucho y voy a aprovechar...que me lio, me lio... ;)
  • Mmmm, como mola recuperar hilos!! me ha hecho ilusión!!
  • Me he visto este vídeo y me he acordado de esta hilo, precioso recordar y refrescar conceptos!

  • Gracias Marta!
    Yo queri este hilo porque quiero releer el libro, pero lo perdi y ahora no me deja bajarlo, o quizas no se hacerlo.


  • En la última intervención de Ana, hay un adjunto, si pinchas ahí, te lo puedes bajar! yo acabo de hacerlo para probar! 
  • Muchas gracias Marta!!!
    :x
  • Parece que todo queda en un "auge" (moda) y en "ganar adeptos", pero por intentarlo, que no sea!


    Quienes apuestan por la crianza natural huyen de los manuales que enseñan a ser padres y de muchas rutinas a las que lleva la vida actual y que, sostienen, no tienen en cuenta "las necesidades biológicas del recién nacido". "Consiste en defender lo obvio, devolver al niño al lugar que le corresponde porque hasta ahora había cierto adultocentrismo", señala Marta García, de la asociación Kanguras de A Coruña, que promueve esta crianza. Lo mismo opinan desde SerDoulas. "Hasta hace poco la tendencia era apartar las necesidades del bebé e intentar que ellos se adaptasen a los mayores: que durmieran en el horario que lo hacen los padres, ellos solos, que dependan lo mínimo de papá", indica Fernández, quien recuerda que "un bebé recién nacido no tiene caprichos, tiene necesidades". Además, resaltan, no están inventando nada nuevo. "Bowlby ya desarrolló la teoría del apego en los años 50 y nuestras abuelas tenían muy claro las necesidades del bebé", señalan en SerDoulas.
  • Bravo Marta y compañeras  :)>-
  • Muy bien explicado. :)
  • editado agosto 2014
    A mi me resulta un poco más molesto la ecuación apego=lactancia+colecho+porteo. Realmente yo, que di el pecho hasta los cuatro años, colecho y he porteado creo que se pueden aplicar los ocho principios del apego incluso dando el biberón, en cama separada y usando la sillita. Creo que si hay que reducirlo a ecuación apego=respeto+amor+tiempo se aproximaría mucho más.

  • A ver, que el artículo en sí, tiene mucho fallo, eso de que "estamos en auge" o "los defensores", nos mete de lleno de nuevo en el mundo de "es cuestión de opiniones, modas, etc. Y nos aleja de la verdad, que son los hechos biológicos de las necesidades del ser humano desde que nace, pero bueno, podía ser peor!

    Estoy de acuerdo, martagr, que esto no es una religión, hay que verlo todo en su contexto, y yo he visto familias de todo tipo, y a mi me ganan los amorosos, principios aparte! 
Accede o Regístrate para comentar.