¿Que nos queda?.

editado febrero 2011 en Café Homeschooler
En realidad es una pregunta retórica, y lo sé. Pero quería compartir un poco de mis últimas impresiones, esta temporada que me he visto metida en charlas sobre temas como sexualidad femenina, crianza, alternativas a la escolarización y ahora, sábado a sábado las que proponen desde la Serrada.
Cada charla es diferente, pero la base es la misma. Todo lo que nos han ido quitando (por no decir, robando) con la traída y llevada educación.
Empezamos con la relación con el cuerpo, con la sexualidad, que por educación, nos la han relegado a lugares recónditos dónde solo la recuperamos y en la mayoría de los casos, traumáticamente, cuándo nos quedamos embarazadas, damos a luz, y empezamos una crianza a ciegas...
Ese instinto maternal, que tenemos aletargado, embotado, y que solo despierta en el mejor de los casos, a golpe de fracaso tras fracaso con nuestros hijos como conejillos de indias de nuestra ineptitud.
Esa resignación que se nos instala en el carácter, como bien nos recuerdan desde la Serrada, y nos hace creer que nada puede cambiar, y que si queremos cambiar algo, será con un coste emocional y personal, durísimo, porque hemos sido programados para lo contrario, para permanecer en estado vegetal.
La relación con nuestro "estar en el mundo" que se nos recuerda como ha sido cohartado, manipulado hasta el hastío en esa llamada de nuevo, educación, y que no nos ha dejado más que cuerpos contraídos y bloqueados (además de las mentes, claro).
Y la violencia... como hemos sido violentados, ignorados, aún sin pretenderlo, pero en nombre de la "buena educación", y no hemos encontrado respuesta a ninguna de nuestras necesidades vitales, desconectándonos de nosotros mismos.

Y con toda esta mochila a bordo, nos enfrentamos a lo que tenemos entre manos. Si hemos dado el primer paso, hacia la libertad para ver crecer a nuestros hijos de otra forma. Pero yo muchas veces me cuestiono si realmente, estaré preparada. Me gustaría creer que fuera de cualquier conocimiento académico, y como todos sabemos, la relación que tengan conmigo, y lo que hagamos juntos y nuestra forma de vida, será determinante en sus vidas, pero... seré capaz de llevar a cabo todo el trabajo que supone evitarles todo lo anterior? evitarles corazas, violencia, resignación caracterial, desconexión?
Llegaré a tiempo, con mi trabajo personal para darles esa oportunidad?
:-? (o será mejor que me de a la bebida, directamente? jejeje)

Comentarios

  • Marta... Creo que por lo menos les abriremos el paso, tendrán la posiblidad de elegir, de seguir lo que hemos empezado. Tal vez no lleguemos a ser del todo lo que nuestra esencia nos manda pero ellos verán nuestra evolución y nuestras necesidades, ellos sabrán cómo seguir, se darán cuenta de nuestro intento y desde luego serán mucho más libres y cerca de su propia esencia que nosotros...
  • editado febrero 2011
    no quiero sonar trascendente, pero hoy leí algo así: "es mejor que nuestros hijos guarden las lagrimas para llorarlas en nuestra tumba".

    ¿y como evitarles las lagrimas y la infelicidad si no intentando cambiar sus vidas por algo más placentero? El placer da salud, el placer da vida.

    Con todo eso quiero decir que se trata de hacerles esta mochila cada vez más pequeña, más fácil de llevar, (ya que inevitablemente la heredarán, al menos que no pese tanto). Pero es trabajo. Porque solamente vale lo que es de verdad. No las intenciones, lo que tenemos asumido "cerebralmente".
    Y eso "sólo" no se hace, es preciso que estemos implicados y vayamos girando el timón juntos.
  • sólo con que aprendan a no conformarse y ser progresivos ya me vale.
  • Si una esta preparada o no, creo que forma parte de lo que nos han inculcado, debido que a que se nos ha puntuado a través de las notas, y vales si sacas nota, además dependiendo de esta eres mas o menos valido.

    Excepto una profesora de literatura, que nos enseño que debíamos evaluarnos cada uno a uno mismo, y que cada uno conocía su evolución y eso era lo importante. El resto del sistema ha dicho que hay alguien externo que es el que nos da validez. Y así andamos.

    Yo he tenido un fin de semana estupendo, he estado en un taller en el cual la ponente estuvo muchos años en el Pesta y estuvo contandonos su experiencia. Ha sido estupendo escucharla, y recordar lo que yo había leído en los libros de los Wild (me los he leído todos). Y traer a mi cabeza mucho de lo que he ido aprendiendo en estos últimos años y crecido.

    Muchos empiezan este camino por sus hijos, un camino que nos hace a cada uno crecer como persona, y eso ayuda al propio camino de los suyos, de los que están a nuestro alrededor.

    La educación recibida influye en nuestras vidas, así que es una suerte saberlo, para poder hacerlo de otra forma, y con ello ayudar a nuestros hijos en su camino, por ello creo que claro que estamos preparados. Aunque a veces desesperemos.

    El cimiento que hemos comenzado a poner ayudara a nuestros hijos a seguir su camino.

    Me tengo que ir, hasta luego.

  • Ademas de lo que habeis dicho.
    Otro punto que a mi me gusta es que les estamos enseñando a que se puede seguir creciendo siempre.
    Siempre he oido que lo que no haces con un niño hasta los 5 años te queda sin hacer y he oido a muchísimas personas decir eso de: "Yo ya soy muy mayor para aprender/hacer...". Eso no es cierto.
    Vale, entender nuestros propios limites está muy bien. Sí, hay cosas que quedan en el subconsciente, experiencias de la temprana infancia que son difíciles de acceder. Pero nadie nace ya "hecho", ni cuando llegas a un momento de tu vida dejas de evolucionar. Es más importante el estar abierto de mente y querer mejorar (dentro de las posibilidades de cada cual.
    Creo que eso se lo enseñamos a nuestros hijos. Ellos ven que aprendemos con ellos y que las cosas que no funcionan se apartan por si vuelven a funcionar. Que no nos empecinamos (con rabieta incluída) en una sola UNICA forma de hacer las cosas y que si no funciona es por que ellos no son buenos/validos/inteligentes.

    Yo estoy completamente convencida. Estamos cambiando el mundo (aunque sea un poquito ya es mucho) y dejando a nuestros hijos más "armas" para cambiarlo. :D
  • Estoy desacuerdo Copse.
  • Uy Montse, jeje, tendrás de desencriptar esta frase... ;-)
  • Ah! Lo de los propios límites me refería a cosas como por ejemplo que yo tengo vértigo (me mareo y me puedo caer si hago cambios bruscos de postura, en plan piruetas que se acentua cuando estoy debil) claro si yo ya me tengo caido en un sitio plano con solo dar un par de vueltas no me voy a poner a hacer escalada ;); tampoco tengo una melodiosa voz y por eso no me dedico al mundo de la canción (eso no quita que me dé por cantar en los conciertos o por casa, ambientes informales y fiesteros). Eso no quiere decir que se puedan superar muchísimas barreras si se es creativo. Pero hay algunas cosas que si te limitan.
    Y con las experiencias en la temprana infancia me refiero a casos en los que se sufre un trauma y queda ahí sin resolver. O tambien lo considero aplicable (en plan la gente lo tiene tan asumido como normal que no puede plantearse algo diferente) a las cosas que queremos cambiar y que te viene la gente: "A mi me hicieron así y no salí tan mal" (ellos lo ven como normal y puede ser un shock entender, aceptar y asumir que se puede criar sin pegar/insultar/menospreciar/ignorar a un hijo).
    Entender la información, aceptar que hay otras opciones y asumir a ti te tocó aguantar la opción que tus padres creían que hacían lo mejor para tí.
  • Mira que suelo leer lo que he escrito antes de enviarlo, pero esta vez se me colo una errata.
    Queria decir que estaba de acuerdo, tanto en que podemos seguir siempre creciendo, como en que estamos colaborando en que el mundo vaya cambiando.
  • Montse, con mi pregunta sobre si estaré preparada, no me refería al tema académico, sino al tiempo... si llegaremos a tiempo con nuestro trabajo personal para ofrecerles lo que necesitan, y lo digo porque yo sé, que en mi caso, he llegado tarde al entendimiento, muchas veces. Con ello he provocado daños colaterales que creo que en alguna medida, son irreversibles, aunque me empeñe la vida en compensarlos (me refiero a nacimientos traumáticos por cesárea, lactancias maternas fallidas, guarderías, etcetc...). No todos venimos de haberlo tenido claro desde el principio.
    No sé si la educación en casa, con ritmos relajados, con compañía, con respeto podrá llegar a paliar todo lo anterior (esa es una de mis esperanzas)...

    Me he reído con la frase que pone Copse sobre que a pesar de lo que nos hicieron, no hemos salido tan mal, jejeje, porque una vecina que tengo me lo cascó tal cual, cuándo supo que los niños no iban al cole, "pero, ¿y todos fuimos al cole, no?"... claro que después de ver como trata a su niño de cuatro añitos (castigos, no se puede manchar ni un poquito, no puede jugar con palos, piedras, tierra y un largo etcétera...), esa es la pregunta!

  • Siempre pienso Marta, que ninguno venimos de tenerlo claro desde el principio, por mucho esfuerzo que hayamos puesto siempre hay cosas que se nos escapan, y que a muchos nos gustaría revertir algunas cosas del pasado. Y no es posible y a lo mejor es hasta imposible repararlas. No lo sé. No lo sé, pero creo que cuando uno ve que algo no marcha bien tiene la obligación moral de cambiarlo, sin ninguna garantía, sin ninguna seguridad de que vaya a funcionar: simplemente intentarlo ya hace la diferencia.

    Si sabes adonde quieres llegar, pero no sabes somo llegar allí ya buscarás el mapa, te informarás. Lo dificil es saber cual es el objetivo, luego se busca el rumbo, finalmente se da pasitos.

    Lo que no vale es pensar llegar al Polo Norte y tomar camino a Africa con un bañador en el bolsillo.

    Si uno toma las riendas debe tomar las dos, con la misma fuerza. Con una no basta.
  • No se yo tampoco si algunas de las cosas que he hecho con mi hijo serán o no irreparables. Pero mi interior,que me ha guiado por este camino me dice que si.

    Claro que no siempre será a la primera, habrá equivocaciones en este camino que sabremos luego, algunas con solución directa y otras no, pero siempre hay una solución aunque no sea directa. Por ejemplo, yo estuve con la lactancia hasta los tres años que ya no pude mas, se que mi hijo hubiera seguido mas tiempo, pero yo no podía; hice lactancia a demanda, y tiempo mas tarde por algunas lecturas entendí alguna cosa que no había funcionado en esa época, con respecto a la lactancia ya no puedo hacer nada, pero si en mi relación con el.

    En cuanto a su aprendizaje, educación,..., lo tuve claro desde el principio, con respecto a que no quería que fuera al colegio porque no me gusta el sistema y prefiero que el sea el dueño de su ritmo, de lo que quiere aprender y cuando. Pero resulta que cada día que pasa voy yo también aprendiendo sobre este proceso. Podríamos saber primero como hacerlo y luego hacerlo, pero no es así, crecemos a la vez que ellos, me temo que la vida es así, y creo que no esta mal, ellos también pueden verlo, ellos crecen y nosotros también.

    Con respecto a su aprendizaje, educación, no de conocimientos, sino sus necesidades, deseos, hasta los limites que puede necesitar, también sigo aprendiendo, ademas tengo varias conciencias que me hacen ver mis propias contradicciones, así que lo dicho, sigo aprendiendo.

    Lo que hicimos hecho esta, pero podemos reconocer nuestra equivocación y mejorar. Yo creo que eso es positivo.

    Recuerdo que en mi casa nos trataban a todos los hermanos igual, mis padres lo veían así, para todos era igual, hasta que en una ocasión yo le hice ver a mi madre, que no me dejaba ir el fin de semana a nuestra parcela, porque no dejaba a mi hermana, que nuestros comportamientos eran diferentes, con lo cual no en todas las situaciones se nos podían tratar igual y mi madre reconoció que yo tenía razón. Para mi ese cambio es importante, el cambiar si creemos que es mejor hacerlo de otra forma.

  • ¿estoy preparada?
    A aprender y crecer, si.
    A equivocarme, reconocerlo y crecer, si.
    A dejar de puntuarme (por eso hable de las calificaciones en la escuela, que nos atrapan en un sistema doloroso), si
    A aprender de mis propios hijos, si
  • editado febrero 2011
    :)>- =D>
  • dice Rosana lo que os diría yo, si supiera decirlo tan bien, con tanta exactitud >:D<



    Si te arrancan al niño, que llevamos por dentro,
    Si te quitan la teta y te cambian de cuento
    No te tragues la pena, porque no estamos muertos
    Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo

    Si te anclaran las alas, en el muelle del viento
    Yo te espero un segundo en la orilla del tiempo
    Llegaras cuando vayas más allá del intento
    Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo…

    Si te abrazan las paredes desabrocha el corazón
    No permitas que te anuden la respiración
    No te quedes aguardando a que pinte la ocasión
    Que la vida son dos trazos y un borrón

    Tengo miedo que se rompa la esperanza
    Que la libertad se quede sin alas
    Tengo miedo que haya un día sin mañana
    Tengo miedo de que el miedo, te eché un pulso y pueda más
    No te rindas no te sientes a esperar

    Si robaran el mapa del país de los sueños
    Siempre queda el camino que te late por dentro
    Si te caes te levantas, si te arrimas te espero
    Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo…

    Mejor lento que parado, desabrocha el corazón
    No permitas que te anuden la imaginación
    No te quedes aguardando a que pinte la ocasión
    Que la vida son dos trazos y un borrón

    Tengo miedo que se rompa la esperanza
    Que la libertad se quede sin alas
    Tengo miedo que haya un día sin mañana
    Tengo miedo de que el miedo te eché un pulso y pueda más
    No te rindas no te sientes a esperar

    Solo pueden contigo, si te acabas rindiendo
    Si disparan por fuera y te matan por dentro
    Llegaras cuando vayas, más allá del intento
    Llegaremos a tiempo, llegaremos a tiempo…
  • editado febrero 2011
    disparan por fuera y te matan por dentro
    esa fue la experiencia en los campos nazis, podían con el que se rendía y perdía la esperanza
  • Joer, así, de mañana, casi me estáis haciendo llorar... (la canción de Rosana no la conocía, mil gracias!! creo que le viene al pelo a lo que quería decir con este post!!)
  • Marta, yo creo que casi nadie está preparada para la maternidad en esta sociedad. Lo importante de verdad es que lleguemos a tiempo, para darnos cuenta de la importancia de ese trabajo personal que nos conciencie de nuestras sombras, para que nuestros niños puedan llorar sus lágrimas y no guardar además las nuestras.
Accede o Regístrate para comentar.